LA FRASE

"QUIERO AGRADECER AL PUEBLO VENEZOLANO POR ESTE RESPALDO, QUE EVITÓ QUE NOS CONVIRTIÉRAMOS EN JUJUY." (NICOLÁS MADURO)

lunes, 20 de junio de 2016

LA LETRA CHICA DEL BLANQUEO


Cuando lanzó el blanqueo el gobierno lo propagandizó diciendo que sería un éxito, porque a partir de enero del 2017 "no habría lugar donde esconder nada", porque entrarían a regir los acuerdos de información recíproca entre los países de la OCDE para compartir información fiscal sobre contribuyentes de cada uno, con activos o inversiones en los otros.

Al respecto decíamos nosotros acá que tanta certeza era relativa, porque Estados Unidos y Suiza (dos países que canalizan grandes flujos de inversiones "en negro" o de origen sospechoso) no habían firmado los acuerdos, y en consecuencia podían seguir siendo buenos lugares para esconder activos de la mira de los recaudadores.

En el caso de EEUU, la negativa a suscribir los acuerdos es conteste con la postura de la administración Obama (y de sus predecesoras) de "salvaguardar la soberanía fiscal" del país, el argumento que se utiliza para negarse a compartir e intercambiar información con otros países; pero que en realidad encubre la estrategia de resistirse a transparentar determinados movimientos al interior de su economía, para preservar a Wall Street como una de las principales plazas financieras globales, y sus propios paraísos o guaridas fiscales internas, como el Estado de Delaware.

Por las mismas razones, Obama resistió siempre en el G 20 la adopción de regulaciones internacionales más estrictas para los movimientos de capitales, y para el funcionamiento de las guaridas fiscales, las calificadoras de riesgo, los "fondos de cobertura" (más conocidos acá como buitres) y los derivados de la globalización financiera, en general.  

Al respecto, leemos en Ambito Financiero de hoy que el gobierno de Macri "comenzará" a negociar con el de Obama un acuerdo de información fiscal recíproca entre la AFIP y el IRS, su contraparte yanqui; que -nos cuentan ahora- será crucial para el éxito del blanqueo, dada la gran cantidad de argentinos con inversiones en EEUU, entre ellos, buena parte de los funcionarios del gobierno y el propio Macri.

Una pena que ésta información tan sensible no se haya conocido en el transcurso del debate del proyecto de ley de blanqueo en el Congreso, pues quizás hubiera hecho meditar a más de uno su voto. ¿O no?

Es sugestivo que el acuerdo se comience a negociar recién ahora, con la ley en trance de ser aprobada, y cuando hace apenas 3 meses Obama estuvo en el país, y se dejó pasar la oportunidad de negociar y firmar el acuerdo. A propósito y off tópic: ¿alguien sabe como anda el proceso de desclasificación de los archivos secretos de la dictadura que comprometió en su visita?

Los acuerdos de intercambio de información son imprescindibles para avanzar en estos casos con países (como EEUU) que no la comparten, pero tampoco son automáticos, ni inmediatos para producir resultados: la Argentina firmó uno con Suiza en el gobierno de Cristina, y para que la AFIP pudiera acceder a información sobre las 4040 cuentas del HSBC en ese país tuvo que apelar a otro, firmado antes con Francia; porque el "topo" Herve Falcioni era de esa nacionalidad.

Así las cosas el anuncio -ahora, en éste momento- de algo que debió haberse planteado mucho antes de siquiera enviar el blanqueo al Congreso, suena bien a excusa anticipada por si el blanqueo no es tan exitoso como se anunciaba (en términos de exteriorización de activos, ya que no hay obligación de traerlos al país), o bien por el contrario, porque se quiere dar la idea de que éste blanqueo es el "sinceramiento definitivo" sobre la plata no declarada de los argentinos en el exterior, como para que nadie más busque en el futuro.

Cuando si bien se mira, todo aquél que la haya guardado en los EEUU puede estar muy tranquilo, porque puede no blanquearla si Obama sigue en su tesitura de no firmar este tipo de acuerdos, o si acepta hacerlo, enviando la información con cuentagotas y mucha calma: probablemente algo se sepa (si se sabe) dentro de unos años, cuando ya no le interese a nadie, ni cause ningún impacto político.  

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los jueces deben poder ver quien blanquea y cuanto.Esta ley no es la Constitución.Puede ser revocada por otra ley y retroactiva.

Anónimo dijo...

Esto se sabia y hablaba en la " city " desde antes de que saliera el blanqueo , si la tienen en USA olvidate ...ese se queda tranqui alla ni te digo si la tiene en paraisos fiscales dentro de Usa como Delaware o Nevada esos minimo por 10 a 15 años ni se mosquean ... Con suerte blanquearan 10 mil palos en total ( un estrepitoso fracaso y van ... ) y mas de la mitad seran de los mismos garcas que estan en el gobierno