LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

lunes, 13 de junio de 2016

NO PODÍAS ¿ENTENDÉS?



En seis meses fueron engrosando las cosas que hiciste, y no podías hacer: no podías comer barato ni comer lomo, no podías salir a comer afuera “porque no te estaba permitido”, no podías viajar al exterior, ni comprar autos, celulares o plasmas.

O te hicieron creer que podías, pero no: era una ilusión, un engaño. Ahora te dicen (como Vidal en el video de apertura) que tampoco podías prender la calefacción (si la tenías, y no tenías que comprar garrafas para calentarte) ni la luz, o que te engañaron porque te hicieron creer que podías, pagando baratos los servicios.

En cambio si podés -y no solo podés, sino que debés- pagar todo más caro (desde la comida a los remedios, pasando por los servicios) porque “a las cosas hay que pagarlas por lo que valen”.

Te trazan todo el tiempo una línea invisible que marca hasta donde podés llegar y te la van corriendo; y es como si dispararan alarmas de movilidad social que te indicaran algo así como “usted está ingresando a propiedad privada”, o a terreno no autorizado.

Antes -con los golpes- lo hacían en modo “deténgase o el centinela abrirá fuego”, ahora lo consiguieron con los votos, para lo cual fue imprescindible que lograran captar buena parte de las voluntades de los que están siendo afectados duramente por el ajuste.

Todo lo contrario a los rostros felices de la campaña que anunciaban el advenimiento de la “revolución de la alegría”, mientras te prometían que “no te iban a sacar nada de lo que tenés”, y te iban a dar lo que te faltaba: los reyes de la mentira te dicen que otros te mintieron, y ellos están haciendo el “sinceramiento”.

Te trabajan todo el tiempo la culpa, mientras se dan a ellos mismos el perdón: hoy es el blanqueo, antes fueron las estatizaciones de deudas privadas o la pesificación asimétrica. Culpa por lo que consumiste, por como votaste, por los gustos que te diste; hasta por las esperanzas que tuviste.

Como no les alcanza el “libro negro de la tercera tiranía ” (ese inverosímil libelo propio de comadres de barrio llamado “El Estado del Estado”) para convencerte de que viviste en un mundo de fantasía, preparan un revisionismo estadístico para que tengamos claro que el kirchnerismo no fue una década tan ganada; y que todo lo que a vos te parecía una mejora fue un espejismo, y como tal tiene que terminar y desvanecerse ante la realidad.

La brutalidad del clasismo que despliegan con sus políticas concretas no es menor que la de la inversión de sentido: vagos consuetudinarios, herederos como Macri, vírgenes laborales o gestores de nada productivo como muchos de sus funcionarios, tipos nacidos y criados en cuna de oro y con todo resuelto desde siempre, son los que te piden esfuerzos, y te dan discursos sobre la importancia de la cultura del trabajo.

Los que toda su vida dieron rienda suelta al disfrute de cuanta cosa se les antojase como un derecho natural e indisputable, adquirido por linaje, te llaman al sacrificio a vos, que viviste la mayor parte de tu vida apretándote el cinturón; y encima te dicen que te comprenden, porque a ellos también les duele ajustarse.

Te dan lecciones de ética y honestidad, se escandalizan por la corrupción y te la ponen en las narices todo el tiempo; para que mirándola en la tele no veas como te meten la mano en el bolsillo ellos, ahora.

Mientras preparan para ellos un blanqueo para zafar de la que se llevaron sin obligación de traerla, para vos preparan represión y bolsones de comida, en ese orden estricto; y te dan a entender que el hecho de que te toque una u otra depende estrictamente de vos, si soportás o no “lo que hay que soportar para sacar el país adelante tras el desastre que nos dejaron”.

No deja sorprender como un discurso tan crudamente clasista se instala y naturaliza socialmente, y buena parte de los excluidos lo acepta pasivamente, porque “las cosas siempre fueron así”, y es de locos pretender cambiarlas.

La pregunta es hasta cuando muchos argentinos convalidarán las dos cosas: el retroceso brutal en los derechos, en el consumo, en el nivel de vida y en las expectativas a futuro, y el no menos brutal desprecio de estos tipos por los que en estos años pudieron mejorar, o asomaron un poco la cabeza. Y quien está trabajando para expresarlos políticamente, llegado ese momento.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Vidal:
Solicitá la atención de una manada de burros, con acceso múltiple y cobertura íntegra de orificios.
Y que el pelado al que adornaste con alevosía y reincidencia multitudinaria, filme la sesión.
El Colo.

Anónimo dijo...

Que extraño es todo... muy extraño, los pseudo peronistas gobernaron 24 años de los últimos 26 y la pobreza es culpa del que gobernó los últimos 6 meses. Posiblemente al actual presidente sea tan corrupto como los que gobernaron esos nefastos 24 años, pero si de algo estoy seguro, es que si resucita el General Peron, los fusila a todos los que gobernaron esos 24 años, y a Nestor lo desentierra y lo vuelve a pegar un tiro (entiéndase bien, le "vuelve" a pegar un tiro). Háganse cargo de lo que han hecho

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

¿Y vos anónimo, macrista que te disfrazás de peronista para bancar esto, de qué te hacés cargo che?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 17:28
Solicitá la atención de una manada de burros, con acceso múltiple y cobertura íntegra de orificios.

Neomontonero dijo...

Che, ano de las 17:28: no hay nada extraño. Simplemente que vos sos Macrista y nosotros Kirchneristas.

Si querés saber lo que eso implica, volvé a leer el post.

Anónimo dijo...

No soy macrista y mucho menos K....pero estan tergiversando lo que dijo Vidal...Uds. saben bien lo que quiso decir...No se hagan los tontos.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Vidal dijo lo que dijo, está el video. Y vos sos macrista, hacéte cargo