LA FRASE

"DIGO LO DE LA NUEVA DERECHA MODERNA Y DEMOCRÁTICA, GANA BOLSONARO, RELATIVIZO EL "LAWFARE", SALE ESTO DEL JUEZ CARZOGLIO: VOY A PENSAR QUE HAY UNA CAMPAÑA EN MI CONTRA PARA HACERME QUEDAR COMO UN PELOTUDO." (JOSÉ NATANSON)

sábado, 16 de diciembre de 2017

GENTE QUE NO LEE LO QUE FIRMA


Tras ser aprobada por una cómoda mayoría en el Senado, la reforma previsional impulsada por Macri (léase meterles la mano en el bolsillo a los jubilados) no tuvo el tránsito sencillo en Diputados que todos auguraban, y luego de los bochornosos incidentes del jueves pasado es natural que algunos salgan a despegarse de ella.

Como vemos que hace el gobernador Lifschitz en esta nota de Rosario 12 en la que dice que la reforma "no estaba contemplada en el pacto fiscal", y sólo se hacía una "mención genérica" a la necesidad de fijar una nueva fórmula que ajustara las jubilaciones por encima de la inflación.

Como el hombre parece andar flojo de memoria y no recuerda que es lo que firmó aunque haya sido hace apenas un mes, se lo vamos a recordar transcribiendo abajo la parte pertinente de las cláusulas que firmaron los gobernadores (él incluido) con Macri en el llamado "consenso fiscal", y que tienen directa relación con la reforma previsional, y más abajo explicamos de que se trata:


1. El disparador inmediato del "consenso fiscal" fue aquel fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Naciòn que le dio la razón a Santa Fe (entre otras provincias) en que cesaran los descuentos de la parte que le correspondía de la precoparticipación que se destinaba a la ANSES. O sea que el socialismo fue uno de los que dio el puntapié inicial para desfinanciar el sistema nacional de seguridad social; poniendo en peligro su sustentabilidad, y dando así pie a los argumentos de la reforma macrista.

2. El otro disparador -según lo reconoce hoy hasta el propio gobierno y lo señala el pacto- fue la "reparación histórica" que consistió en reajustarles los haberes a algunos de los jubilados de mayores ingresos. Esa medida -lo dice el pacto- estaba contenida en la Ley 27.260 que aprobó el blanqueo de capitales (para el cual la "reparación" fue la excusa perfecta); que contó con el voto positivo del socialismo.

3. Expresamente el pacto que firmó Lifchitz y que ahora parece no recordar dice que sus cláusulas se redactan "en ese marco".

4. Convienen los firmantes en modificar el artículo 104 de la ley del impuesto a las Ganancias, que en lo que interesa ahora dispone lo siguiente: "Art. 104 - El producido del impuesto de esta ley, se destinará: a) El VEINTE POR CIENTO (20 %) al Sistema Unico de Seguridad Social, para ser destinado a la atención de las Obligaciones Previsionales Nacionales." (la negritas son nuestras). O sea que acordaron sacarle recursos al sistema de seguridad social.

5. En el mismo pacto se decide destinarle a la ANSES el 100 % del producido del impuesto al cheque, pero sin mencionar que ya venía recibiendo el 70 % de ese impuesto, o sea que solo recibirá un 30 % más. La diferencia entre el 20 % de la recaudación de Ganancias que le sacan a la ANSES y el 30 % del impuesto al cheque que le agregan es de por lo menos 68.000 millones de pesos, en contra, o sea recibirá menos recursos, como consecuencia del pacto fiscal.

6. Cuanto el pacto aborda el tópico de la reforma previsional, empieza por plantear la necesidad de introducir cambios en la fórmula de movilidad de los haberes aprobada por la Ley 26.417 (que con justicia debería ser llamada ley Boudou), "dadas las reformas propuestas en el régimen tributario y en la distribución de los recursos públicos", o sea, en criollo: hay que cambiar la fórmula, porque la ANSES tendrá menos recursos para pagar los aumentos, y uno de los componentes de la fórmula eran los recursos tributarios que le estaban afectados.

7. El pacto dispone aprobar una fórmula sustitutiva por la cual los haberes de los jubilados se ajusten trimestralmente por arriba de la inflación. Lo del "plus" del 5 % de lo que creciera el PBI lo agregó Pichetto en el Senado. Lo cual supone que ya en ese momento, al firmar el pacto, Lifschitz al igual que lo demás gobernadores sabían que estaban acordando una fórmula que era más perjudicial para los jubilados que la que está vigente.

8. En la cláusula siguiente, los gobernadores que firmaron el pacto consintieron el tratamiento discriminatorio a los jubilados de la moratoria que ahora se repite con el "bono compensatorio", y la burla de compometerse a pagar un 0,2 % de mejora a los jubilados de la mínima "con aportes efectivos", porque les prometen el 82 % cuando hoy están cobrando el 81,8 % del Salario Mínimo Vital y Móvil.

9. Por si todo esto fuera poco, Lifschitz -como veíamos acá- acaba de mandar a sesiones extraordinarias de la Legislatura santafesina la aprobación del pacto fiscal. Y fue luego de la aprobación holgada de la reforma en el Senado, pero antes del escándalo en Diputados.

La cuestión es muy sencilla; en Senadores la reforma salió como por un tubo, y Lifschitz y el socialismo no tuvieron que pagar el costo de aprobarla, porque no tienen senadores.

En Diputados se empantanó por la reacción popular, y se terminó de empiojar con la brutal represión desatada por el gobierno de Macri en el Congreso. No era el marco adecuado para que su único diputado (Contiggiani) diera quórum y la aprobara; menos cuando el gobierno parecía tener los números para lograrlo, sin su ayuda.

Pero no nos quieran tomar por boludos., y hacernos creer que no leen lo que firman.  

3 comentarios:

Diego dijo...

¿Se sabe si Contiggiani dio quorum?

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

No, no dio

guido gabriel garcia dijo...

Siempre los leo. Lo de uds es de excelencia. Un peroncho con formación técnica es practicamente imbatible. Felicitaciones