LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

jueves, 24 de julio de 2014

ACCIÓN Y REACCIÓN; O LOS EFECTOS POLÍTICOS DE LO NOVEDOSO


Es muy probable que el culebrón buitre siga produciendo novedades diarias hasta el filo mismo del vencimiento del plazo para que las calificadoras de riesgo y otros sanateros hablen de "defáult técnico" de la deuda; así como es muy probable también que esa novedades cambien los pronósticos sobre como terminará la historia.

Una historia que no tiene finales felices posibles, a menos que se entienda por tal que el país pueda pagarles a los buitres (tiene un fallo judicial en contra que así lo manda), en condiciones que no disparen las cláusulas RUFO, y hagan caer en consecuencia los canjes del 2005 y 2010.    

Las imágenes de apertura son capturas de la edición de La Nación de hoy (el medio por excelencia para estar al tanto del pensamiento buitre, más incluso que algunos diarios yanquis: ver acá el reportaje a uno de los cerebros de la "fuerza de tareas" buitre); y dan cuenta de las principales consecuencias de la insólita audiencia convocada ayer por Griesa para resolver el entuerto creado por él mismo al inhabilitar los pagos a los acreedores que ingresaron a los canjes.

Insólita porque no dio respuesta a los planteos de los bancos pagadores, que quisieron saber como seguir adelante, e insólita porque dijo preocuparse por el defáult, mientras mantiene las condiciones para que se produzca. Un defáult que -como dijo ayer Cristina- ingresará a los libros para ser estudiado, porque el deudor paga (y paga efectivamente, no simplemente dice que lo hace), pero el acreedor no cobra por culpa de un tercero.

La dinámica del conflicto hacer que -a partir de la firmeza de los dichos de Cristina de ayer- el buitrerío esté a punto de pedir lo que Griesa no resolvió ni se animó a resolver, porque advierten que si siguen tensando la cuerda, pueden quedarse sin cobrar nada; al menos hasta enero del año que viene cuando ya no rijan las cláusulas RUFO; es decir: advierten que la posibilidad del defáult es más un problema de ellos, que del propio gobierno.

Mientras tanto y cuando crece la solidaridad internacional con el país ante el ataque especulativo de los buitres; crecen en paralelo los cuestionamientos de los "expertos" a la pericia técnica con la que el gobierno lleva adelante las negociaciones, y el desconcierto (sobre todo de la oposición) sobre que actitud adoptar, desde donde pararse, que discurso asumir.

Ver en tal sentido esta columna de Lavagna en Clarín de hoy, y éste repaso que hace Tiempo Argentino de la opinión de distintos economistas, muchos de ellos ligados a los candidatos opositores: aun a regañadientes, a la mayoría no les queda más camino que admitir que el rumbo seguido por el gobierno en éste tema es el único razonable, dadas las circunstancias.  

Se podría apuntar que la estrategia del gobierno al disponer el pago a los bonistas y al desafiar a los buitres a tomar un seguro que otorgue cobertura ante la aplicación de las cláusulas RUFO (con el argumento de que, si son inocuas, no debería costarles mucho) ha sido muy acertada; y que ha introducido cierta confusión en el campo enemigo. 

Sin embargo más que detenerse en los cuestiones técnicas, es más interesante hacer la lectura política que el caso arroja; y es la novedad que introduce el kirchnerismo (respecto a la praxis política habitual por estos lares) de negociar desde una posición de firmeza aun en la debilidad, y en medio de dificultades objetivas.

Que no es ni más ni menos que la misma posición de firmeza (y responsabilidad) desde la que se encararon los canjes del 2005 y 2010; cuando los mismos que hoy dicen que es una locura desafiar a Griesa y que hay que pagar sin chistar, decían que era insensato renegociar la deuda defaulteada con una quita del 65 %, y que esa estrategia estaba destinada al fracaso.

Este hecho "novedoso" (un gobierno ejerciendo con firmeza la autoridad política resultante del mandato popular, frente a poderes no institucionalizados pero justamente por ello con más capacidad de daño) es lo que desconcierta: a los "analistas", al mundo financiero (hoy los "gurúes" ya ni se atreven a predecir lo que pasará) y al vasto conglomerado opositor al kirchnerismo.

Esto último lo comprueban en forma palpable las variaciones de los posicionamientos de los principales dirigentes opositores con aspiraciones presidenciales conforme se prolonga el conflicto; que fueron del apoyo más o menos explícito a la posición del gobierno, hasta el "paguemos ya, si no hay quilombo y nos caemos del mundo".

Posturas variables que son la sumatoria (en diferentes dosis) de especulación electoral (buscando no quedar pegados con el oficialismo), discursos surgidos en los tiempos del "pensamiento único" asumidos como verdad revelada, convicciones personales propias y un modo de entender la praxis política que -pese a la experiencia kirchnerista en sentido contrario- se resiste a cambiar.

En ese marco, y tal como lo viene advirtiendo desde hace un tiempo Artemio López, el conflicto buitre crea un nuevo paradigma de configuración de las identidades políticas en la Argentina, que podría parangonarse a la puja con las patronales agrarias, o la discusión de la ley de medios.

Desde luego que no pueden medirse hoy sus efectos electorales (cosa que también advierte Artemio) porque en ese terreno pesan otros factores, como la situación económica y social de aquí hasta las elecciones presidenciales.  

Pero no es menos cierto que, del mismo modo que aglutina y cohesiona el campo propio del kirchnerismo, despierta adhesión con el gobierno (al menos en éste tema puntual) en el ajeno, y profundiza la fragmentación del espectro opositor.

Que cometería un grave error si menospreciara considerar la importancia política de estas cuestiones, como lo demuestra nuestra propia historia desde el episodio Braden para acá.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para muestra un boton: todas las noches en la sobremesa veo un rato de "Intratables" por America y anoche (23/07) Jonatan Viale dijo -casi textual- que despues de la reunión de hoy hay 3 escenarios posibles y los detallo.
Automaticamente me acorde que habia dicho exactamente lo mismo horas despues del fallo adverso y detallo 4 escenarios posibles, en ninguno de los cuales estaba la movida del Gobierno -lease Cristina- de depositar la plata para pagar a los acreedores reestructurados y tirar la pelota en campo enemigo. Quedo pedaleando en el aire, como todos. Y estoy casi seguro que va a pasar lo mismo ahora, o por lo menos esa es la confianza que yo tengo en nuestro Gobierno -lease Cristina, una vez mas-.

Queria comentar eso nada mas!, saludos!-

Luciano dijo...

Convengamos que Jonatan Viale le sigue los pasos de cerca al padre y al tan halagado por los compas, Luis Majul. ja!

Saludos