LA FRASE

"DESEAMOS FERVIENTEMENTE QUE APAREZCA SANTIAGO MALDONADO PARA ENTREGARLE LA NOTIFICACIÓN DE LA MULTA POR NO IR A VOTAR." (GERMÁN GARAVANO)

domingo, 4 de junio de 2017

MAURICIO, EL JOVEN MANOS DE TIJERA (1º PARTE)


El gobierno de Macri se empecina en negar que esté ejecutando un ajuste tradicional en el Estado, al mismo tiempo que sostiene que hay que reducir el déficit fiscal y la presión tributaria, lo cual es en sí mismo y en conjunto un oxímoron: si el Estado cuenta con menos recursos seguramente su déficit será mayor, a menos que ajuste sus gastos.

Que es lo que efectivamente estaría haciendo, al menos a juzgar por la información disponible en el sitio oficial del ministerio de Dujovne (ver acá), hasta el pasado 31 de mayo, es decir transcurrido el 41,09 % del año y del ejercicio presupuestario. Hasta ese momento se habían devengado gastos por $ 855.870.370.000, el 36,13 % del total presupuestado para todo el 2017.

Mirando lo gastado en las diferentes áreas y programas del Estado nacional, si lo ejecutado va por arriba o por debajo de ese porcentaje general de gasto tendremos una pista cierta para entender cuáles son las áreas del Estado y las políticas públicas privilegiadas, y cuáles las más afectadas por el ajuste.

Así por ejemplo en “Servicios de la Deuda y Disminución de Otros Pasivos” se ejecutaron $ 92.142,77 millones, lo que supone un 37,21 % de lo presupuestado (o sea, por encima del promedio general del gasto), y un 10,76 % del total de lo gastado por el Estado nacional. El peso de la deuda en las cuentas públicas es tal que casi equivale a la sumatoria de los fondos erogados en el mismo lapso (hasta el 31 de mayo) por los Ministerios de Salud, Desarrollo Social y Educación y Deportes, que totalizó $ 94.048,47 millones.

Para sumar más datos a la perspectiva, en “Bienes de Uso” (gastos de capital, lo que incluye a la obra pública) el gobierno de Macri gastó en los primeros cinco meses del año 20.839,01 millones; el 32,78 % de lo presupuestado, pero apenas el 2,43 % del total de gastos; o lo que es lo mismo, por cada peso gastado en obra pública o inversión en gastos de capital, se gastaron 4,42 en pagar deuda.

Y luego está el aspecto de la sub-ejecución presupuestaria, que en las áreas que podríamos denominar del gasto social alcanza algunas proporciones llamativas, como los ejemplos que van a continuación, siempre tomando como referencia la fecha del 31 de mayo pasado:

* El Ministerio de Salud gastó el 30,88 % de sus partidas globales, pero muchos de sus programas estuvieron incluso muy por debajo de ese promedio, a saber: 

“Atención de la Madre y el Niño” (2,58 %), “Detección y Tratamiento de Enfermedades Crónicas y Factores de Riesgo para la Salud” (3,80 %), “Fortalecimiento de la Capacidad del Sistema Público de Salud” (6,75 %), “Prevención y Control de Enfermedades Endémicas” (18,71 %), “Sanidad Escolar” (5,29 %), “Atención Sanitaria en el Territorio” (13,03 %), “Detección Temprana y Tratamiento de Patologías Específicas” (0,60 %), “Investigación para la Prevención, Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer” (18,71 %), “Prevención y Control de Enfermedades Crónicas y Riesgos para la Salud” (11,95 %) e “Investigación y Desarrollo para los Laboratorios de Producción Pública” (1,72 %).

* El Ministerio de Desarrollo Social: gastó el 38,28 % de sus partidas (por encima del promedio global), en plata $ 46.524,43 millones; pero tuvo varios programas críticos que estuvieron por debajo de esos números, por ejemplo:

“Abordaje Territorial” 32,30 %, “Pensiones No Contributivas” 37,31 % (consistente con el hecho de que se vienen dando de baja beneficios), “Economía Social” 33,62 %, “Políticas Alimentarias” 29,26 %, (al parecer no estarían cumpliendo con los acuerdos alcanzados en el marco de la “emergencia social”) y “Fortalecimiento de Acciones Juveniles” ejecutó un 23,89 %.

* El Ministerio de Educación y Deportes gastó 39.120,06 millones, el 35,12 % del total de su presupuesto para éste año, pero también ahí hay programas con un llamativo nivel de sub-ejecución de partidas: "Desarrollo del Deporte y Alto Rendimiento Deportivo" 28,18 %, "Desarrollo y Fortalecimiento del Deporte, la Recreación y la Infraestructura Deportiva "16,40 % y "Gestión Educativa y Políticas Socioeducativas" 29,60 %.

En medio de la polémica con los gremios docentes por la calidad de la educación y los resultados del “Operativo Aprender”, el programa “Evaluación de la Calidad Educativa” se ejecutó apenas en un 8,99 %, mientras que “Infraestructura y Equipamiento” tuvo un 23,62 % y “Fortalecimiento Edilicio de Jardines Infantiles” un 8,96 %: comparemos estos dos últimos números con las promesas sobre construcción de jardines, o la comparación con lo que se gastaba en el “Fútbol Para Todos”, que supuestamente serviría para ese fin si el Estado dejaba de pagar por el fútbol. 

Finalmente “Implementación del Plan Nacional de Educación Digital” se ejecutó en solo un 13,19 % (se discontinuó la entrega de las netbooks, y el plan está virtualmente paralizado).

* La ANSES ejecutó el 37,78 % de su presupuesto (por encima del promedio del gasto total), pero en Prestaciones Previsionales (pago de jubilaciones y pensiones) ejecutó el 36,89 %,;tomando en cuenta que se trata de gastos corrientes rígidos por definición, porque se trata de haberes mensuales, y lo relevado incluye el aumento otorgado en marzo.

La “Reparación Histórica” no está desagregada aparte, por lo cual es imposible saber en que porcentaje se viene ejecutando, pero otro proyecto estrella del macrismo como lo es la "Pensión Universal al Adulto Mayor" tuvo una ejecución de apenas el 11,36 %; es decir, un rotundo fracaso.

* La Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia ejecutó solo el 16,58 % de sus partidas, pero si se miran los números por programas la cosa es peor: “Promoción y Asistencia a los Centros de Desarrollo Infantil Comunitarios” gastó el 4,10 % de lo asignado, por ejemplo.

* Para terminar (por hoy, haremos otra entrega) el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales gastó el 33,46 %, pero en el programa “Formulación e Implementación de Políticas Públicas de la Mujer” ejecutó menos, el 26,39 %.

En plata fueron 43,14 millones del total de los 165,30 millones asignados a ese fin; o lo que es lo mismo, el 0,005 % del gasto total del Estado nacional hasta el 31 de mayo, o 33,94 veces menos que los 1464,07 millones de pesos gastados en pauta publicitaria oficial. Un dato para poner en el contexto de otra marcha del “Ni Una Menos” como la que se hizo en todo el país el sábado pasado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Manos de Tijera, seguro. Pero lo de "joven" te la debo.