LA FRASE

"EN REPUDIO A LOS DESPIDOS EN PEPSICO HEMOS DECIDIDO SUSPENDER LOS SNACKS EN LAS REUNIONES DEL CONSEJO DIRECTIVO DE LA CGT." (HÉCTOR DAER)

jueves, 29 de junio de 2017

QUIEREN LLEVAR TRANQUILIDAD



Como nos enteramos esta semana por los medios, la nueva conducción del PAMI rajó a 170 funcionarios jerarquizados designados por el anterior interventor, Regazzoni.

Claro que si lo que de verdad quieren hacer es "redimensionar" la estructura de la obra social, les falta bastante: veíamos hace un tiempo en ésta entrada que Regazzoni en su paso por PAMI había designado más de 873 funcionarios en planta permanente, la mitad de ellos con funciones políticas y con sueldos superiores a los 50.000 pesos mensuales (los rajados cobraban en promedio 70.000).

También nos enterábamos acá que bajo la apariencia de una "rebaja de sueldos" lo que había en realidad era un aumento; de modo que si ahora dicen que con estos despidos ahorrarán 143 millones de pesos al año (lo que para el presupuesto de PAMI es un chiste), tienen bastante para recortar todavía allí en gastos superfluos que ellos mismos crearon, y que no le pueden atribuir a la "pesada herencia".

Pero conociendo los antecedentes de ésta gente, hay preocupación en el personal de la obra social, y no es para menos: a estos muchachos su reputación los precede; y no es precisamente la mejor.

La imagen de apertura nos muestra la carta que les llegó a los empleados de parte de Cassinotti, el nuevo Director Ejecutivo que reemplazó a Regazzoni.

Como ven, trata de llevar tranquilidad a los trabajadores de PAMI prometiéndoles que los despidos no los afectarán, y se limitarán a los niveles políticos gerenciales.

¿Lo conseguirán, o será otro caso de "no te vamos a quitar lo que te dieron", como las pensiones para discapacitados, o la cobertura en medicamentos a los jubilados? 

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Es el mismo funcionario macrista que le llevó tranquilidad al hombre que se masacró en el Pami Mar del Plata?
El Colo.