LA FRASE

"ROBERT DE NIRO QUISO CENAR CONMIGO PARA CONOCER MI HISTORIA Y LA DE MI FAMILIA, PORQUE ESTÁ BUSCANDO MATERIAL PARA UNA NUEVA PELÍCULA DE MAFIOSOS." (MAURICIO MACRI)

jueves, 22 de junio de 2017

NO SE LES ENTIENDE ADONDE QUIEREN IR, MUCHACHOS. O SÍ


Los arquitectos del “Cualquieramenocristinismo” (hoy denominado “randazzismo”) como Abal Medina o el Chino Navarro se la pasaron meses diciendo que Cristina no debía ser candidata, porque su candidatura “era funcional al gobierno, porque nos obliga a discutir permanentemente el pasado, cuando de lo que debemos hablar es del presente y del futuro”; y coso. Aun hoy lo sostienen, y aseguran que finalmente no lo será.

Pero sin embargo son ellos los mismos que no hacen otra cosa que hablar todo el tiempo de Cristina, y casi nunca de Macri. Desde que terminó el acto del martes en Sarandi están haciendo el tele-beam de la convocatoria y el marco, y la disección de todas y cada una de las palabras que dijo CFK.

Que si no incluyó entre los vulnerables a los trabajadores (falso) o a los trabajadores de la economía informal: más falso aun,. Como cualquiera puede corroborar repasando mentalmente el discurso y los testimonios en primera persona de los que Cristina subió al palco.

Ahora es el responsable de la campaña del mudo Randazzo, Alberto Fernández (llegado ayer del massismo) el que nos dice acá en Ambito que “...el discurso "crítico al gobierno de Macri es correcto, pero como siempre hubo temas ausentes como el tema de la inflación, la inseguridad y la corrupción". "Son temas tabú que no se pueden tocar. Hay que hablar del pasado para aprender",”. (las negritas son nuestras)

¿En qué quedamos entonces, damos por cerrado el capítulo kirchnerista, damos vuelta la página y hablamos de Macri, su gobierno, sus políticas y sus efectos concretos, o seguimos masturbándonos con los errores de la campaña del 2015 (donde por cierto, “Carozo” Fernández fue parte del armado que le restó votos al candidato del peronismo, facilitando el triunfo de Macri), y reclamando la autocrítica de los otros?

¿Cristina tiene que hablar de lo que le pasa a la gente por culpa de Macri, o de lo que quieren Macri y Alberto Fernández que hablen? ¿Cuál es entonces la diferencia entre el “randazzismo” y “Cambiemos”, o Margarita Stolbizer, ponéle?

Claro que el espacio es Cristina, jeño: nada menos que ella; con todo lo que representa. ¿Y ustedes que tienen para ofrecer como alternativa?

Quisieron jugar a una interna en la que terminarán aupándose en los votos de Cristina para colar algunos en las listas, que luego de llegar al Congreso hicieran rancho aparte en los bloques del Evita y de “Sanguchito” Bossio, y Cristina los cagó: ahora tendrán que salir a buscar los votos por cuenta propia, sin colgarse de su sábana.

Y formalmente pueden incluso lucir los colores y el mágico escudito del PJ ¿qué más podrían pedir para erigirse como la “renovada” expresión de la oposición a Macri, desde un peronismo “postkirchnerista”?

Claro: podrían pedir (o agregar) voluntad real de confrontar con Macri, y no con Cristina. De hablar de lo que el gobierno está haciendo, y no de lo que el kirchnerismo dejó de hacer, o hizo mal.

Porque sin tomar en cuenta ese pequeño detalle, a esta altura de los acontecimientos no se les entiende adónde quieren llegar, o sí: se les entiende demasiado bien. Y ya no engañan a nadie; aunque lo quieran disfrazar de “necesario debate interno”, “autocrítica” o sarazas similares.

5 comentarios:

Comandante Cansado dijo...

“Cualquieramenocristinismo” (hoy denominado “randazzismo”)

Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. ¡Está bien!

Cíborg K dijo...

Suscribo. Filosa (y necesaria) la CKSF, como siempre.

CK

pd: Comentario al margen. Una de las cosas que más me sorprende del Kirchnerismo es su capacidad de sincronizar pensamiento. Aún sin aparato comunicacional. Es increible. Es como que, fuera de la Matrix, se hace tan necesario como respirar.

Anónimo dijo...

Y.....el que no sincroniza su pensamiento, sabiendo cuales son sus intereses, es un pelotudo.
No es magia. Es instinto de supervivencia. Lo de Fernandez y Cia., es solo la aspiración de ser el empleado del mes (de Clarin).
El Colo.

PepeArizona dijo...

¿Y quién nos garantiza que ninguno de los candidatos de las listas de Cristina se pasen al bloque de "Sanguchito"? Después de todo, cómo llegó Bossio a diputados, y cómo llegó a la ANSES? Los que hoy proclaman lealtad absoluta a la conducción de Cristina son los primeros que cambiarán de parecer si Cristina no emerge triunfante de las elecciones.

La razón estructural por la cual estamos llenos de traidores es que tenemos muchísima menos democracia interna que la aconsejable para un movimiento del siglo XXI. Puedo incluso admitir que el verticalismo duro alrededor de Cristina sea la táctica correcta en esta coyuntura. Pero si miramos más allá de las elecciones legislativas, dudo mucho que esta sea la estrategia correcta a largo plazo.

Anónimo dijo...

Pepe:
¿ Vos ves mucha "democracia interna" en el PRO o en la UCR?
¿O en el sector de Massa o Carrió?
En una de esas, la situación desastrosa generada por el propio macri y su insistencia en ajuste y endeudamiento,sea la garantía que evite los saltos.
Reiterar actitudes como la de Bossio o Pichetto en el actual panorama, es suicidarse. Embolsan, pero no tienen futuro.
Lo demás (conducción, estrategia a largo plazo) se define cuando se cuentan los votos. ¿Conocés algún dirigente que pueda surgir de una interna y que tenga más votos que Cristina?
El Colo.