LA FRASE

"UNA PENA QUE ESTE MUCHACHO JONES HUALA NO SIGUIERA LOS PASOS DE CUMBIO, Y DESPUÉS DE HABER SIDO FLOGGER SE AFILIARA AL PRO Y PASARA A TRABAJAR EN LA PRODUCCIÓN DEL PROGRAMA DE MIRTHA LEGRAND." (MARCOS PEÑA)

domingo, 25 de junio de 2017

SUSPENSO CON FINAL CANTADO


Al final llegó el cierre de listas y se develó el misterio menos misterioso de todos: Cristina será candidata; haciendo quedar en off side a todos los que -contra toda la lógica que marcaba el devenir del proceso político- dijeron que no lo iba a ser; y contra el deseo de los que no querían que lo fuera, con variados y especiosos argumentos que van desde proclamar su muerte política, a "sacarla para cuidarla".

Cristina manejó los tiempos hasta el final y el filo de los cierres, condicionando los movimientos de todos (dicho esto no por nosotros, sino por los propios protagonistas, como Massa), como debe ser: en política: el que maneja los tiempos mantiene la iniciativa y define como se juega. 

En el medio hubo varios que se marearon y -para variar- se perdieron; como Alberto Fernández que pasó -sucesivamente- de inventor del kirchnerismo que reclama en los medios por la patente y los derechos de autor, a operador del massismo, demiurgo del post kirchnerismo en versión randazzista a vocero oficioso de CFK (fue el primero en anunciar que sería candidata, varias horas antes del anuncio oficial) en apenas semanas.

Randazzo decidió llevar hasta el final su experimento, y competir por la misma categoríac que Cristina; por si quedaran dudas de qué es lo que lo mueve, a que juega y cual es su principal motivación política; que no es precisamente enfrentar a Macri.

Su candidatura nace hasta semánticamente de un equívoco: "Cumplir la palabra" remite al disparate original del 2015, cuando -justamente- cumpliendo su palabra, como no fue candidato a presidente y no le habilitaron la interna, se fue a su casa, sumando otro de los factores que condujeron a la derrota. 

Por si fuera poco, que mencione la importancia de la palabra alguien que permaneció mudo un año y medio, mientras Macri depredaba al país, es como mínimo curioso. No vamos a entrar acá a decodificar la reunión con Cristina, que varía según la versión de quien la cuente: corresponde ya al pasado, y todo indica que las líneas de fuerza del proceso de fractura ya estaban tendidas, y poco podía hacerse -vistos los objetivos diferentes que cada uno perseguía- confluir en una sola lista. 

La compañía de Taiana (el frustrado candidato presidencial del Evita, bajado en su momento por el "baño de humildad") en la fórmula de senadores de CFK es no solo un mensaje a las bases que sus dirigentes traicionaron jugando a cualquier cosa (por ser buenos): se trata también de un candidato al cual se hace difícil correrlo desde el "honestismo" o las denuncias por corrupción; como seguramente harán con Cristina Stolbizer u Ocaña desde las dos listas del oficialismo.

La lista de diputados (con un criterio que ha replicado acá en gran medida Santa Fe Agustín Rossi) es una fuerte apuesta a la renovación, junto con la presencia de candidatos ya instalados (Espinoza, Scioli); con participación importante de las mujeres y de dirigentes sindicales (Siley, Yasky), algo que siempre se le criticaba por defecto al kirchnerismo.

Las urnas dirán (por supuesto) si la estrategia fue acertada (como toda apuesta alta, genera temores de que salga mal), y si es por gustos, desde acá hubiéramos deseado que Héctor Recalde renovara su banca. Se pueden entender las razones de no ofrecerle al gobierno el flanco débil de pegar por el lado de "la mafia de los juicios laborales", pero no deja de tener un gusto amargo sentir que en el contexto en el que se dieron las cosas, Macri te bochó un candidato. 

Massa terminó armando su estrategia en función de Cristina y diciéndolo explícitamente, poniéndose como meta "volverla a frenar": mejor confesión de su total integración al dispositivo político del oficialismo, y del fracaso para hacer pie en el electorado peronista, no se puede pedir. Desde esos movimientos y definiciones se entiende la alianza con Stolbizer, .en busca del voto desencantado de "Cambiemos".

Parado en ese lugar, nos sirve: así como en el 2015, vuelve a dividir el voto oficialista, para facilitar el triunfo de la oposición. Entonces el del FPV, hoy del anticristinismo (expresión en clave actual del viejo antiperonismo), que es la verdadera identidad de Cambiemos.

Los que pedían autocrítica y no encerrarse en la propia percepción de la realidad, no supieron salir de esa encerrona para leer casi ningún dato duro de la realidad; y el primero y elemental era que. si Macri gobernaba como se esperaba (y lo está haciendo), la gente iba a pedir alternativas, no autocríticas.

Hechas estas reflexiones apuradas por el cierre de las listas, quedará para otra oportunidad analizar grandes mitos contemporáneos que quedaron -siendo benévolos- puestos en entredicho por los acontecimientos: la emergencia de Massa como líder del peronismo "renovado" digitado desde la Casa Rosada, la implosión del kirchnerismo y el nacimiento del post kirchnerismo, el ostracismo político de Cristina, y la unidad de la CGT (los triunviros van en tres listas distintas, por dentro y por fuera del PJ) para darle apoyatura gremial al "peronismo de Perón" que superaría la anomalía kirchnerista.

Ahora con las listas sobre la mesa, es el momento de ponerse el aceite verde, y salir a la cancha.

3 comentarios:

Los supermachos en pelotas y a los gritos dijo...

¿Los "compañerazos" que anhelan con desesperación borrar a Cristina del mapa de la existencia mundial planetaria podrán algún día explicar que les pasa con esa mujer? ¿Odio, envidia, machismo, misoginia? ¿Será de puros estúpidos? ¿Miserias propias inconfesables? ¿Será la impotencia de sus propias flaquezas y mediocridades que necesitan desquitarse con esa "mujer"? ¿Será solo una miserable cuestión de platita?
Que gran misterio. Por lo pronto va quedando el tendal. Los que a esta altura de la historia se jugaron la ropa como temendos BOLUDOS con "Está claro que no se presenta" y ahora se tienen que suturar bien el ano, son los peores. No se entiende. No se entiende tanta estupidez y tanto odio contra una mina que está poniendo la vida en esta lucha, mas que nadie. Será que los deja en evidencia.

Leda dijo...

Me queda la duda de si a Randazzo efectivamente "no le habilitaron la interna", o si fue él solo quien decidió bajarse de la misma cuando Cristina eligió a Zanini para acompañar a Scioli (algo que estaba en todo su derecho de hacer)... En ese caso, tendría todavía más que ver con que finalmente gane Macri...

Marcelo J. Tull dijo...

Te cuento mi idea, Supermacho en Tarlipes: yo entiendo que, por ejemplo, si vos decidiste ganarte la vida jugando al fulbo, de n° 10 y adelante tuyo tenés a Maradona y, cuando se pone viejo, aparece Messi, lo más probable es que tu trabajo termine siendo barrer y lustrar el banco de suplentes.- Es feo no mojar una, lo entiendo.- Entonces pensá como se sentiría esta gente con 12 años en el gobierno del kirchnerismo si ganaba Scioli (que quedó ahí nomás, por solo un 2 %),y con CFK disponible en 2019…; hubieran sido 20 AÑOS SEGUIDOS y contando.- O sea que toda la gentuza hubiera servido nada más que para pelotudear en una banca del Congreso, como Carriomato Trastornia y Stolbizer, o para llorar en TN y Canal 13 mientras el pelo se le ponía blanco y se le cerraban las arterias.- Este movimiento popular y multitudinario, con esta líder era y es un tapón para cualquiera que pretenda jugar un juego parecido en el mismo equipo.- Por lo tanto, o se van a hacer política a Saturno o se juntan con cualquier otra bosta que huela bien distinto.- ¿Sus ideales y convicciones? Bien gracias, porque (insisto) o se pliegan o van a besar el escroto de Macri o van a viajar en el Arsat.- Por ello, es que no les interesa un pito el tendal que dejan los delincuentes ineptos de Cambiemos.- Su ENEMIGO primordial es el peronismo kirchnerista estelarizado por CFK.- Y como no les da el cerebro ni la endeblez de sus convicciones para intentar hacer algo mejor que ella, es que su objetivo es combatirla y enterrarla, abrazados a Magnetto, Macri, los empresarios insaciables, los terratenientes avaros y similares mugres.-