LA FRASE

"ESTAMOS A FAVOR DEL VOTO ELECTRÓNICO PORQUE ES PREFERIBLE QUE EL ESCRUTINIO YA VENGA HECHO POR UNA MÁQUINA, ANTES QUE TENER A UN MONTÓN DE EMPLEADOS PÚBLICOS COBRANDO HORAS EXTRAS POR MIRAR UNA PANTALLA SIN HACER NADA." (ADRIÁN PÉREZ)

martes, 1 de agosto de 2017

DICE MAJUL QUE PIERDEN POR LA PUNTITA


(*)

Solo en un país tan extravagante como la Argentina una ex presidenta que dejó de gobernar hace un año y medio, procesada por delitos graves, y que entregó un país en llamas, (Uf sí, se tuvo que escapar en medio de una plaza llena con miles de personas que seguramente estaban allí para intentar lincharla) puede protagonizar una campaña electoral en la que no aparece y, acusar a su sucesor de todos los males (Ah mirá vos, igual que Macri, pero al revés) y encima dar recetas de cómo salir de la crisis, a través de spot y actores de reparto. (El tema es que son gente real, con problemas reales, Luis. Son los actores "del no reparto". O del reparto de las boletas de luz y gas) Solo en un país con un sistema político tan enrevesado (Diseñado en 1853, digamos todo) el ex ministro más corrupto de la historia de la Argentina habla desde su banca de diputado nacional como si fuera Alfredo Palacios  (No es para tanto: De Vido nunca fue embajador de una dictadura que fusiló a argentinos, trafico con el cadáver de Evita e instauró el delito de opinión) y termina compartiendo el festejo del rechazo a su expulsión del cuerpo como si fuera la final de un campeonato de mundial de fútbol.("Campeonato mundial" es Luis)

Solo en la Argentina los sectores de izquierda que se dicen progresistas terminan siendo funcionales al ex ministro y a la ex presidenta, porque en su infinita paranonia (Es "paranoia" Luis, instalá el corrector en la compu) creen que mañana, bajo el presupuesto de la indignidad moral vendrán por alguno de ellos. (Pero seguro, ni que hubiera un caso Milagro Sala o algo por el estilo, son re paranoicos) Sólo en una sociedad tan desquiciada como la que vivimos la ex presidenta muda se da el lujo de dar órdenes en secreto para proteger a su ex ministro corrupto mientras aparece despegada de la jugada, con la intención de no perder ni un solo voto en las PASO de agosto que vienen. (Antes les molestaba que aparecía todos los días y metía cadena nacional, ahora que no aparece y no habla. Al final a ustedes no hay poronga que les venga bien. Igual, que maléfico eso de un político que no quiere perder votos, con gente así de inescrupulosa no llegamos a ningún lado) Pero esto no es producto de la mente brillante de la ex jefa de Estado y su grupo de tareas. Es, fundamentalmente, responsabilidad de este gobierno. O de su Presidente, para ser más precisos. (Ahí estamos de acuerdo: como decía Perón, "no es que nosotros hayamos sido óptimos, es que los que vinieron después que nosotros fueron pésimos") Porque el actual jefe de Estado tomó la decisión estratégica de ocultar a los argentinos la magnitud de la crisis que heredó. (Y quedó tan oculta la crisis -aunque el país estaba en llamas- que si él no la contó, no se podía ver. Es como dicen: lo esencial es invisible a los ojos)

Y ahora carga sobre sus espaldas con una triple y angustiante tarea: (Para Macri todo lo que sea sinónimo de trabajo -como "tarea"- es angustiante) poner la verdad sobre la mesa, aunque tarde y aunque mal; (Pero cómo Luis, en la columna de La Nación del viernes pasado dijiste que ya era tarde para eso. ¿No archivás las notas?) mostrar algunas cosas que se están haciendo bien, (Las excepciones que confirman la regla. No deberían ser tan difíciles de encontrar, ahora si mostrar lo que se hace bien es extenuante, que se dediquen a otra cosa) en el medio de un clima de decepción por las promesas de campaña que todavía no se cumplen; rogar para que sigan confiando en él y sus proyectos, aunque todavía no se ve la luz al final del túnel. (¿Al tren se le terminó la batería?) El éxito del Presidente depende de múltiples factores. Pero el más determinante es la economía. (Ah, está listo entonces) Si las PASO se hubieran llevado a cabo a fines de junio, en la provincia de Buenos Aires, Cambiemos habría perdido ante Unidad Ciudadana por seis o siete puntos. (En cambio ahora pueden perder por diez. Una pena, una oportunidad perdida) Esa diferencia hizo entrar en pánico a la gobernadora. (No se notaba, con el video del carnicero y todo eso) Fue cuando el Presidente y su equipo de campaña empezaron a llamar a algunos integrantes de lo que ellos denominan el círculo rojo para dar la señal de alerta.("Fuguen lo que les queda, que esto no durará mucho", les habrían dicho) Ahora, en cambio, parecen igual de ansiosos pero no tan desesperados. (Es que ya se la llevaron toda. Igual, no se nota mucho que no están taaan desesperados, te cuento)

Es que la última encuesta secreta (Pero que te la dieron a vos, para operar con ésta nota) sigue mostrando a la ex presidenta primera, pero a tan sólo un punto del candidato ex ministro de Educación. Veintisiete a veintiséis, para ser más precisos. (La puntita, digamos. Igual duele. Ahora Luis ¿quién les está haciendo las encuestas, Todesca?) Y sin proyectar indecisos, entre los que se encuentran los que todavía ni siquiera están enterados que el próximo domingo 13 de agosto tienen la obligación de ir a votar. (Ahí hay mucho voto a Cambiemos, seguro) ¿Pero qué pasó durante el último mes, según las encuestas cualitativas del oficialismo? (Se fue todo a la mierda, a juzgar por las caras y notas como éstas) Disminuyó, apenas, el nivel de enojo y decepción contra la administración nacional. (Seguro, preguntále a los que salen a timbrear. Igual, acá en el diario ultra k de Hadad dicen exactamente lo contrarioLa economía de bolsillo mejoró, muy levemente. ("La insorpotable levedad del ser". La tuya habrá mejorado Luis, como se comprueba con esta nota) Algunas de las medidas que hasta hace poco hubiesen sido calificadas de populistas empezaron a hacer cierto efecto en el sector de la población con menor poder adquisitivo. (O sea que las medidas que tomadas por otros las hubieran descalificado por "populistas", son a las que tuvieron que apelar para ver si pueden salvar el pellejo) 

Desde los créditos para los beneficiarios de la Asignación por Hijo (Sí, es tremenda la cantidad de gente entusiasmada con la posibilidad de que le emarguen el 30 % de la AUH para pagar el supermercado) hasta los créditos hipotecarios para la clase media y media baja. (Claro ¿Quién no quiere endeudarse a 20 años con ajuste por inflación para agregarle una pieza más al rancho?) Desde la decisión de desembolsar más de $ 200 millones para que los usuarios de las tarjetas del Banco Provincia (en su mayoría, empleados públicos, como policías y maestros) (O sea, a los que no les quisieron aumentar los sueldos de acuerdo con la inflación, y estuvieron cinco meses de paro) puedan hacer, solo un miércoles por mes, una compra de $ 3000 en los hipermercados pagando exactamente la mitad. (¿Esto es una promo o una nota Luis, está viniendo del BAPRO la pauta ahora?) Sin embargo, el Presidente tiene otro problema. (El, es su mayor problema) Es el de convencer al titular del Banco Central para que frene un nuevo aumento del tipo de cambio. (Ah ¿se creyeron en serio la boludez esa de la independencia y no pueden desactivar a Terminator?) Quizá, aunque lo tienen atragantado, porque se atrevió a competir en la ciudad contra el mismísimo jefe de gobierno, deberían escuchar con más detenimiento al joven ex embajador en los Estado ("Estados" Luis, son 50, para ser más precisos) Unidos y ex ministro de Economía de la ex presidenta, (Eso, metéla a Cristina en todo, porque hace dos párrafos que no la nombrás) cuando dice que la suba del dólar en la Argentina siempre responde a la falta de confianza. (¿Entonces la gente no confía en éste gobierno, Luis? Que desilusión) 

Porque esa falta de confianza es directamente proporcional a los votos que Cambiemos podría llegar a perder. (Están al horno, con papas, entonces) Hacen bien los estrategas de campaña del jefe de Estado en empezar a generar la sensación de que agosto será octubre. (O sea que agosto está perdido, digamos) Porque si la ex presidenta que no habla les llega a ganar aunque sea por un voto les costará mucho explicar que no hay nada de qué preocuparse. (Costó pero estamos entrando en razones: toda esta payasada se armó sobre la base de que Cristina no jugaba, o que si lo hacía perdía. Se pegaron el helado en la frente y están sintiendo el frío del chorreo) Nadie, ni dentro ni fuera del círculo rojo prestará demasiada atención cuando intenten destacar que Cambiemos será la organización que más votos obtenga a lo largo y a lo ancho del país. (Exacto, avisáselo a Marquitos Peña para que no siga repitiendo pelotudeces: los que manejan la pelusa saben que si pierden en Buenos Aires con Cristina, tienen el boleto picado) Y menos para que se empiecen a analizar cuestiones tan sutiles como el voto duro, el voto blando, (Arturo o Armando, para entonces será una discusión abstracta: todo se habrá ido a la mierda) el voto útil, el voto del miedo o el voto seguro. En este país tan extravagante, donde los cisnes negros aparecen todos los días, (Paraguas gigantes, tamaño de una laguna llena de cisnes) y la volatilidad del electorado es tan alta, (Paraguias extra large, tamaño padrón electoral) conviene, para el 13 de agosto, no cometer el más mínimo error. (Epa Luis ¿abandonamos el disfraz de "periodista crítico e independiente" y nos asumimos como parte del comando de campaña?) Porque el margen es tan estrecho que podría ser fatal, desde el punto de vista político, tanto para Cambiemos como para el gobierno. (¿Vos decís que si pierden aunque sea por la puntita fueron, hay helicóptero, tan mal está la cosa? Vamos, arriba ese ánimo, que no decaiga que son cuatro años)

(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

5 comentarios:

José Luis Lens dijo...

No se por qué pierden tiempo en criticar las paparruchadas y mentiras de un mercenario del periodismo como Luis Majul. No vale la pena, es darle entidad a un personaje nefasto y repugnante. Estimo que hay que dejarlo que se ahogue en su propia mierda.

Anónimo dijo...

Majul está desbordado, el ultimo párrafo del articulo dice: "Porque el margen es tan estrecho que podría ser fatal, desde el punto de vista político, tanto para Cambiemos como para el gobierno." (mirá si srá intrascendente el boludo de Mau que Majul cree que todavia gobierna Cris, paaabreeee!)

K-beza dijo...

Impecables, como siempre Nestornautas. Les hago una pregunta ¿con esos errores de ortografía salen los artículos de Majul? uno es tan pelotudo que hasta la boludeces que pone en Facebook las corrige y este nabo se come las "S", no le emboca a la sintaxis. En fin, patetismo nao tem fim. Abrazo Nac&Pop

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

K-Beza: los errores son textuales, del original, en cada caso.

Diego dijo...

José Luis: si los Nestornautas se toman el laburito de criticar las boludeces de Majul, dejalos. El resultado siempre es divertido y demuele críticamente cada tontería de Luisito. En eso son didácticos.