LA FRASE

"HABLÉ CON EL PRESIDENTE DE MÉXICO Y LE OFRECÍ TODO MI APOYO, SI ES NECESARIO AL MURO LO HAREMOS ANTISÍSMICO." (DONALD TRUMP)

lunes, 14 de agosto de 2017

EL PROBLEMA NO ERA EL CHIVO, ENTONCES


Santa Fe fue protagonista nacional de la elección de ayer, y por las mismas razones que la provincia de Buenos Aires: el bochornoso intento del oficialismo nacional de disfrazar una derrota a manos del peronismo (con predominio kirchnerista), escamoteando la carga de datos en los distritos que le eran adversos. Y al igual que pasó en Buenos Aires, a temprana hora trataron de instalar que en la bota había ganado "Cambiemos" por un amplio margen: Corral salió exultante a hablar de un 40 %, y una gran diferencia sobre el segundo. 

Como pueden ver en la imagen de apertura, los datos fueron muy distintos, y el lentísimo escrutinio (más lento aun que el bonaerense) se detuvo a poco del final, cuando el PJ pasó al frente en los cómputos, y faltando escrutar casi en su totalidad mesas de Rosario, en las que la diferencia a su favor era de más de 5 %; por lo que todo indica que la ventaja final será mayor aun.

Y hablando del peronismo santafesino: la candidatura de Alejandra Rodenas fue orquestada por los senadores provinciales bajo el supuesto de que era necesaria una "renovación del peronismo" tras las sucesivas derrotas a manos del FPCyS, y que Agustín Rossi era un candidato perdedor, pese a que de las tres últimas elecciones a gobernador solo compitió en una.

De allí que Rodenas centrara más su campaña en hablar de Rossi que en cuestionar a Macri o a Lifschitz, y sus respectivos gobiernos; mientras que el candidato de "Unidad Ciudadana" se centró en el cuestionamiento central a las políticas del gobierno nacional, y la representación de los afectados por ellas. 

Los resultados están a la vista: el discurso correcto y la militancia personal de Agustín y de todos los candidatos de la lista y compañeros del espacio, le ganaron a la "construcción colectiva de base territorial" que representaba a la inmensa mayoría del peronismo "institucional"; pero que hace muchos años (demasiados) perdió la costumbre de hacer política del modo tradicional, acaso por depender en demasía de la campera roja de Reutemann primero, y de los acuerdos tácticos con el socialismo después, como con la instauración de la boleta única.

Pero además las PASO de ayer sirvieron para que en su conjunto el peronismo retuviera más o menos la cantidad de votos que obtuvo Omar Perotti (el gran ausente en ésta campaña electoral, que por ende no podrá capitalizar ahora el triunfo) para gobernador en el 2015, y superara a "Cambiemos" y más ampliamente aun (casi tres a uno) al oficialismo provincial del FCyS. En la ciudad de Santa Fe y para la elección de concejales el peronismo volvió a ser la fuerza más votada en las PASO, pero con 14 listas compitiendo entre sí; lo que determina la necesidad de hacer un enorme esfuerzo de unidad en la acción para asegurarse el triunfo en octubre. 

Un esfuerzo que ahora será encabezado por Marcos Castelló, que derrotó claramente a Sebastián Pignata (actual presidente del Concejo Municipal), que acumuló su tercera derrota consecutiva en las últimas elecciones en las que participó, lo que prácticamente liquida sus intenciones de encarnar la candidatura del PJ a la intendencia municipal en 2019. Justamente el ocaso electoral del sector de UPCN que se profugó al PRO en 2015 y retornó al PJ "indultado" por los órganos partidarios es la nota saliente de la interna, junto con la derrota de los senadores provinciales a manos de los candidatos de "Unidad Ciudadana".  

Claro que no es la primera vez que el PJ es la fuerza más votada en la primera instancia, y luego se diluye en la elección general porque hay sectores internos que no respetan el resultado de la interna, y dispersan votos. En ese sentido, si bien fue una buena señal que anoche mismo muy temprano Rodenas reconociera el triunfo y saludara a Agustín Rossi, por el contrario hubiera sido deseable que los sectores que perdieron la interna acompañaran en la madrugada a los referentes del kirchnerismo en el reclamo por las irregularidades en el escrutinio; porque estaban defendiendo los garbanzos de todos, y no solo los propios.

En la vereda de enfrente, Corral salió triunfante de la ruptura del FPCyS llevándose la mayor parte del voto radical, porque leyó correctamente la composición del voto mayoritario de la alianza  que gobierna Santa Fe desde el 2007: básicamente gorila y antiperonista; de allí que cuando apareció una opción que representa con más nitidez esa visión como "Cambiemos", hacia allí marcharon buena parte de los votos radicales, y del pseudo "progresismo" gobernante.

Sin embargo, la obediencia debida a las órdenes de la Casa Rosada de evitar una interna a toda costa, dejando fuera del sello oficialista a Jorge Boasso, le impidió disfrutar de una victoria en Santa Fe, frente al PJ. Y en la elección local a concejales, si se consideran los números que obtuvo cada fuerza, quedó segundo detrás del PJ; y solo pudo superar al FPCyS (con la candidatura de Emilio Jatón) por un puñado de votos, y gracias al decisivo aporte de Ulrich Lehmann, el candidato al que hasta le negaron una silla en los actos de Macri en Santa Fe.

Los grandes perdedores de la jornada, sin duda alguna y por donde se lo mire, fueron el socialismo y el gobernador Lifschitz: su candidato a diputado y ministro Luis Contiggiani quedó tercero lejísimos de las dos primeras fuerzas, obteniendo menos votos que la debutante Rodenas y registrando un porcentaje similar al desastre de Binner con las "tijeritas" en la elección presidencial del 2015.

Con Binner precisamente jubilado por el propio socialismo, con Alicia Ciciliani al borde de no renovar su banca (si los números de ayer se repiten en octubre), con Bonfatti guardándose para la disputa de la Casa Gris en dos años, con una "purga" interna que virtualmente expulsó al sector de Rubén Giustinianni, el peso de la campaña del FPCyS recayó en los hombros del gobernador; que además eligió a los dos candidatos que encabezaron las listas de concejales en Rosario (Pablo Javkin) y en Santa Fe (el actual senador provincial Emilio Jatón), con magros resultados: en Rosario el socialismo hizo una de las peores elecciones de su historia y el rechazo a la gestión de Mónica Fein fue contundente, y en Santa Fe no lograron el golpe de efecto de derrotar a los candidatos de "Cambiemos" en la elección municipal. 

Hay una fuerte sensación de agotamiento de ciclo y "boleto picado" en los actuales inquilinos de la Casa Gris, que hasta ven amenazado su reducto municipal en rosario a manos del PRO. Y Bonfatti (que no miraba mal que su rival Lifschitz se estrellara) puede ver comprometido su retorno a la gobernación en 2019, a poco que la oposición (en especial el peronismo) acierte en una candidatura competitiva.

Como se dijo en su momento acá cuando se cerraron las listas, el peronismo tenía un conjunto de circunstancias a su favor para volver a ganar en Santa Fe, si las sabía aprovechar mediante una estrategia inteligente. Los resultados de ayer lo empezaron a confirmar, así como también demostraron que el impedimento para conseguirlo no era Agustín Rossi.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen analisis, pero seria interesante q en el blog se hiciera mencion a la perspectiva del kirchnerismo en pcia de Bs As q es el distrito donde unidad ciudadana tiene su punto de partida para la proyeccion nacional. Q pasara alli? Q perspectivas tiene Cristina?

Anónimo dijo...

Che ¿y si te ponés vos un blog y lo hacés, nos das la dirección y lo leemos?

Tito dijo...

Lo del Socialismo y su falta de cuadros, refrentes o candidatos, ya deja de ser llamativo para pasar a ser preocupante (para ellos, claro). Aca en Rosario, las 3 listas para Concejales estaban encabezadas por Javkin (ex UCR, CC), Chale (UCR) y Baez (LDS). Y las dos de Diputados en la provincial tambien por Radicales (Contigiani y Schmuk). Desconozco el tema de los Concejales en Santa Fe ciudad. Pero no habia encabezando Socialistas aca en Rosario, por lo menos.

Mila dijo...

Vamos Cristi!!! Aqui en San Juan c Gioja y Uñac y c el venga te bancamos a muerte!!! Aqui se vive mejor q en Mendoza porq se respira aire de libertad y con un solo recurso la mineria y aunq el gobierno d Macri nos quiere hacer que paguemos multas y no nos envia fondos, las obras no cesan y San Juan sigue creciendo!!! Vamos Cris!!! Y q devuelvan la plata del correo antes d hablar d vos!!!

Anónimo dijo...

Al primate que me dijo que ponga un blog, no le da la cabeza para interpretar mis preguntas? Debe ser un globoludo infiltrado, agresivo y hueco como todos los amarillos.