LA FRASE

"NOSOTROS ESTAMOS PLANTEANDO QUE EN LA UCR TIENE QUE HABER UNA RENOVACIÓN, QUE APAREZCAN CARAS NUEVAS." (ENRIQUE NOSIGLIA)

martes, 26 de octubre de 2021

PARA PRESTAR ATENCIÓN

 

Este fin de semana Página 12 publicó un reportaje al "Cuervo" Larroque, que pueden leer completo acá. En tanto uno de los principales referentes de la Cámpora, la agrupación que conduce Máximo Kirchner y cuyo encuentro en la ex ESMA cerró hace poco Cristina, siempre que habla, hay que prestarle atención. Y si bien Cristina no tiene voceros y se sabe dar a entender muy bien por ella misma, se puede decir que son quienes suelen interpretar y expresar más cabalmente su forma de pensar. De la nota extractamos las definiciones que nos parecieron más relevantes. (Las comillas son del texto y las negritas nuestras)     

"- El planteo que Martín Guzmán hace frecuentemente es que hay que ser prudente en cuanto a la sostenibilidad fiscal. Que esa no es una lectura de derecha sino que por el contrario, si querés un Estado fuerte tenés que ser cuidadoso respecto de la emisión para no tener una moneda débil. ¿Vos cómo lo ves? - Hay que mirar la cuestión fiscal, pero también hay que mirar a la gente. Si miramos solo uno de los aspectos vamos a estar en problemas. Más en un contexto absolutamente excepcional. Cuando nosotros observamos el comportamiento de otras administraciones de signos ideológicos diversos a nivel mundial, vemos un nivel de inversión y de actividades del Estado que fue mayor al que se realizó en Argentina. Se creía que con eso alcanzaba y no alcanzó. La teoría del derrame no funciona. El proceso hasta que la recomposición macro llega es muy lento. Ahí tiene que intervenir el Estado. Y no hay que tener miedo ni enojarse si se da esta discusión. La unidad no significa que no haya debate." (Esto fue dicho hasta el cansancio por la propia Cristina, aun cuando en su famosa carta post PASO aclaraba que ella no estaba pidiendo la renuncia de Guzmán. Y viene bien recordarlo después de la derrota en las primarias, cuando el propio Guzmán asume en los medios una retórica anti FMI, pero sigue sin soltar la billetera del gasto público salvo con cuenta gotas, y cuando seguimos sin saber cuáles son los compromisos que asumiría el gobierno, de cerrar con el Fondo. De hecho, en el citado encuentro de la Cámpora en la ex ESMA le marcaron la cancha en el mismo sentido de las declaraciones del "Cuervo", cuando desde Economía se filtró por tercera vez a los medios que el acuerdo estaba cerrado)   

"- ¿Y cómo se resuelven esos ritmos e identidades diferentes? - Hay que volver a analizar la génesis del FdT. Quizás el resultado de 2019, la conformación del gabinete al inicio del gobierno o la subida de la imagen positiva de Alberto generó en algún sector una expectativa de tratar de invertir las proporciones que fueron fundacionales del Frente. En esa alteración se empezaron a generar los desencuentros y las tensiones. Desconocer que el Frente se conformó con la convocatoria de Cristina es una tontería." (Más claro, agua: hubo y hay intentos de conformar el "albertismo" sumando requechos antikirchneristas varios, para torcer la realidad: la mayor parte de los votos del FDT los aportó y seguirá aportando Cristina. Incluso en las horas posteriores a la derrota en las PASO, y en las previas a los actos del 17 de octubre, chupaculos de palacio sin votos propios como Béliz o el "Chino" Navarro trataron de instar a Alberto a romper con Cristina, prometiendo apoyos en el establishment y los "movimientos sociales". Traficantes de ilusiones, bah)

"- ¿No hay un problema de origen? Al haber un jefe de gobierno y una jefa política al mismo tiempo. - Es difícil, pero eran las condiciones que teníamos. La relación entre Alberto y Cristina tiene que ser complementaria. Está mal que Alberto pretenda disputar el rol de Cristina y que Cristina pretenda disputar el rol de Alberto. Ella nunca pretendió eso. Incluso bajó mucho su perfil para que quede claro que él conduce el Ejecutivo. En el medio de toda esta película, aparecieron planteos tendientes a querer ponerlo a Alberto en el rol de liderazgo, yuxtaponiendose al rol de Cristina, y eso no fue útil." (Cristina se dio su lugar, y como dijimos acá, si en el gobierno no fueran tan obtusos, verían sus señalamientos como apoyos y no como críticas, y les darían pelota. En lugar de eso, Alberto eligió no atenderle el teléfono por varios días después del urnazo, como si tuviera algún futuro político sin ella) 

"- ¿Le faltó épica al Gobierno en estos primeros dos años? - Recuperamos el Gobierno, ahora tenemos que recuperar el peronismo. Un peronismo de cara a la gente. Eso fue un poco de lo que faltó producto de las propias tensiones internas. Hay que ser más ejecutivos, más audaces. Clarificar la agenda. En función de este planteo peyorativo respecto al problema de las formas que tenía Cristina, o lo que ella representaba, el sector moderado es el que tomó mayor preponderancia y pareciera que era un pecado reivindicar las políticas de redistribución del ingreso, las que más identificaron a los 12 años de Néstor y Cristina. Hay que salir de esa trampa que nos construyeron los medios hegemónicos y en la que estuvimos atrapados hasta ahora." (También se dijo acá hasta el cansancio: la hoja de ruta del gobierno es la de un duhaldismo alla 2002 remixado, más el programa del Frente Renovador massista del 2013 en adelante, más todas las hipótesis políticas y económicas de la "renovación autocrítica" de los que se fueron del kirchnerismo en algún momento entre 2008 y 2012. Y pese a que ninguna de las hipótesis que expusieron para hacerlo se corroboró en la realidad, insisten en seguir con el mismo plan, con los resultados conocidos. Ahí están penando por la suba de precios, acompañando sin ganas a Feletti, mientras hablan de construir grandes acuerdos nacionales con sectores que en lo único que están de acuerdo, es en borrarnos del mapa apenas tengan la oportunidad. Y por supuesto, perdiendo elecciones en el medio, para comprometer la gobernabilidad para la segunda mitad del mandato)

"- ¿Cuáles son las diferencias que planteás con las organizaciones sociales en relación a los planes? Hay dos cuestiones. Por un lado, tiene que haber una política de ingresos en la transición de una crisis social que va a tardar en reintroducir a un sector importante de la sociedad en el mercado formal de trabajo. No puede haber una persona que no cuente con algún nivel de asistencia para sobrevivir. Por el otro, están las políticas sociales de carácter focalizado, lo que la gente conoce como plan, que es una política específica para dinamizar emprendimientos productivos. Hoy tenemos una contradicción. Masificamos el Potenciar Trabajo, que tiene 1 millón 120 mil beneficiarios, y redujimos mucho una política de ingresos como el IFE. Hay que generar una política de ingreso más estable como la AUH para sectores que hoy no están contemplados. Otra cuestión es garantizar la universalidad. Nosotros no podemos ser discrecionales a la hora de resarcir los derechos. El Estado no puede tercerizar su función social. No puede ser que una tercera instancia defina quién come y quién no. Eso fue lo que pasó en la época de Macri." (Clarísimo: no podés postularte para fundar el albertismo bancando el ajuste del gasto de Guzmán, mientras querés conservar tu billetera de planes. Y te dimos la cana de que negociaste con Carolina Stanley el monopolio de la administración de la pobreza, y querés mantener el quiosco porque en eso radica exclusivamente tu fuerza política)

"- Decís que las organizaciones no deberían ser un intermediario con el Estado. - Tienen que trabajar asociadamente. No pueden determinar con exclusividad quiénes son los beneficiarios sin que el Estado forme parte. Los sectores políticos que conducen a las organizaciones entienden que agrandando su volumen de beneficiarios van a tener más poder. Y eso es un error, los debilita. Nosotros tenemos que generar derechos de carácter universal." (Lo dicho en el párrafo anterior: como diría Evita -no el Movimiento- "donde hay una necesidad, hay un derecho". Y donde hay derechos, no hacen falta intermediarios, como pasó con la AUH) 

"- Hay dirigentes, como Milagro Sala, que están enojados con el Gobierno por lo que consideran una falta de acompañamiento respecto a la situación de los presos políticos. ¿Cómo lo evaluás? - Creo que hubo pudor. Nosotros ganamos las elecciones con la agenda de la libertad a los presos políticos. Asumimos el Gobierno y nos dio pudor sostener esa centralidad. Fue un error. Lo expresamos desde el primer momento y de todas las maneras posibles. En privado, en público. Esto es poder. Hay que aprovechar los momentos y hay iniciativas en las que no se puede ceder. La historia es dinámica. En una primera instancia se desperdició una oportunidad de poder. Y no estamos hablando de avanzar sobre otro poder sino plantear de cara a la sociedad lo que ocurrió durante 4 años en materia de arbitrariedad y abusos a partir del manejo político que tenía el Gobierno de Macri sobre un sector del poder judicial." (Acá es condescendiente con quiénes, dentro del FDT, tienen complicidad con los carceleros y el "lawfare", como Massa. Ellos no hicieron campaña pidiendo la libertad de los presos políticos, el tema les chupa un huevo e incluso les sirve, para desmarcarse del kirchnerismo frente a su electorado filo-gorila. Y si no se hizo nada no fue tanto porque no se pudo, sino porque del presidente hacia su círculo áulico no se quiso, ni siquiera plantear las iniciativas que se podían plantear: como se dijo acá, ni siquiera está encarado el problema en la tibia reforma judicial enviada al Congreso, que sigue durmiendo el sueño de los justos)

2 comentarios:

teo dijo...

Es increíble como Alberto y el albertismo real (son 4) dilapido el caudal político y de votos logrado por FDT: 48% y expulsar al presidente DE frente FMI-EEUU-MEDIOS-PY, era la elección imposible y se demostró que los medios y la persecución influyen en su propia tribuna, que el pueblo no mira tele, mira la heladera.

Pero los primeros 100 días fueron prepandemia fueron de una estupidez cercana a la locura, pretendiendo enamorar a magnetto diciéndole hector y un stablishmebt que tiene su plan B, es no leer lo que paso: El macrismo sincero la política y el stablishment tiene proyecto, no necesita peronismo culposo para sus planes de poder: solo como soporte de gobernabilidad cuando gobiernen ellos contra el poder, el resto será persecución y cárcel.

Esos 100 días perdidos cuyo único plan era negociar la deuda (urgencia del stablishment para mantener su flujo de salida) mientras levantaba las palancas económicas en automático, como si no hubo 4 años de macrismo, llenar el vaso de los ricos esperando que derrame unas gotas, No hizo ningún cambio judicial (verdadera casta) y todavía no tenemos procurador, milagros sigue presa en el feudo radical, stornelli seguirá siendo fiscal, la corte seguira siendo la misma, clarín sigue teniendo pauta oficial, y graciana peñafort sigue escribiendo hilos de Twitter explicando la impotencia sin solución.

Después vino la pandemia y ya no hay nada que se pueda hacer de lo que se debió hacer.

Anónimo dijo...

Excelente la nota y el análisis.
Pero, que hacemos en noviembre? Se planteó y se pidió, hasta Cristina salió a decirlo y ahora el cuervo lo reitera. Los votos son de Cristina. El fdt no existe. Sin CFK es el FR, no llegan al 15%.
Entonces, estratégicamente, que hay que votar?
Dando por perdida las legislativas hay que pensar en las consecuencias de un apoyo irrestricto al albertismo que maneja la caja y la lapicera.
Esto se va a poner feo más temprano que tarde y los "cambios" fueron poner un "ultra K" como es Aníbal a dirigir la represión inevitable que se viene. Así que Massa da buenas noticias y el Kirchnerismo duro reprime.
Cristina, quiera Dios, se equivocóm quiera Dios, porque sino significa que nos vendió y vendió la patria.