LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

martes, 29 de mayo de 2012

34,6 % DE MENTIRAS


Leemos en el diario del Loco Lindo el retorno de una sanata conocida: el famoso "la Nación no cumple con el 34,6 % del piso de la coparticipación que les tiene que mandar a la provincia".

Se manifiesta en el artículo la preocupación porque los gobernadores de las provincias aceptarían mansamente el "despojo" y no levantan las tacuras, no agarran el caballo y no marchan sobre la Rosada en defensa del federalismo.

Incluso se introduce sutilmente una supuesta interna entre Binner y Bonfatti en éste punto, al señalar que Binner quedó en soledad con el reclamo, del que ni siquiera el propio gobernador de Santa Fe se hizo eco.

Hace un tiempo atrás nosotros desmentíamos en ésta entrada el cuento del policía bueno (Bonfatti) y el policía malo (Binner) del socialismo respecto a los reclamos contra la Nación por supuestos incumplimientos de leyes y convenios: hace apenas tres meses atrás, y a pedido de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Bonfatti ratificaba por éste decreto (en el post linkeado pueden ver también la imagen) las causas judiciales iniciadas por diferentes motivos por Santa Fe contra el Estado nacional.

Causas entre las cuáles no está el famoso "piso" de coparticipación que no se habría cumplido; que en realidad no es el 34,6 % (como bananea para alardear precisión el diario del Loco Lindo), sino el 34 %, y surge del artículo 7 de la Ley 23.548, que seguidamente transcribimos:  "El monto a distribuir a las provincias, no podrá ser inferior al treinta y cuatro por ciento (34%) de la recaudación de los recursos tributarios nacionales de la Administración Central, tengan o no el carácter de distribuibles por esta Ley.".

La norma era (después aclaramos el por qué del uso del pasado) sumamente discutible, porque incorporaba en el cálculo del "piso" a coparticipar a las provincias recursos que no son coparticipables, como los derechos de importación y exportación (las famosas retenciones); que integran el Tesoro nacional de acuerdo al artículo 4 de la Constitución.

Dijimos que la norma "era", porque ya no existe más: fue suspendida indefinidamente por los pactos fiscales firmados en la década del 90', y luego por las sucesivas leyes que prorrogaron los impuestos nacionales directos que cobra la Nación, de acuerdo con lo que dispone el artículo 75 inciso 2) de la CN.

Pero supongamos que la norma todavía existiese, y que la Nación tuviera que girar a las provincias recursos de coparticipación por un monto equivalente como mínimo al 34 % de los recursos tributarios nacionales de la Administración Central (tomemos nota: tributarios -o sea impuestos, y si se quiere, derechos-, y de la AC, no de todo el Estado nacional).

En el presupuesto nacional 2012 hay contemplados ingresos tributarios de la Administración Central por $ 262.236.753.507; y el 34 % de ese total serían  $ 89.160.490.072, es decir algo más de ochenta y nueve mil millones de pesos.

El Presupuesto de la provincia de Santa Fe para el año 2012 contempla recibir por coparticipación de impuestos nacionales un total de $ 13.321.343.000 (algo más de trece mil millones); y de acuerdo a los indicadores de la coparticipación secundaria (es decir cuanto le toca a cada provincia del total "provincias") establecidos por la misma Ley 23.548, Santa Fe se lleva el 9,28 % de lo transferido al conjunto de las provincias.

Eso implica que multiplicando por 10,77 veces lo percibido por Santa Fe sabemos cuanto girará (siempre de acuerdo al Presupuesto) la Nación a las provincias, en forma automática y diaria, en concepto de coparticipación federal: unos $ 156.792.207.110.

O sea el equivalente al 59,79 % de los recursos tributarios a percibir éste año por la Administración Central del Estado nacional, casi 26 puntos más que el famoso "piso" del 34 % que reclaman Binner y el diario del Loco Lindo; y que -como dijimos- ya no existe más: dos razones por las que Binner (cuando era gobernador) no hizo ningún reclamo judicial a la Nación por éste concepto, y por las cuáles tampoco Bonfatti le hizo juicio a la Nación, ni lo secunda en sus declaraciones .

Sobre la evolución de los recursos nacionales transferidos a las provincias desde el 2003 para acá, en términos de PBI y otros indicadores relevantes, nos remitimos a éste excelente artículo de nuestro amigo Diego Rubinzal publicado en su momento en Nestornautas.

La mención que se hace en el artículo a que "En el país de la desinformación hay que buscar retazos para reflejar lo que pasa" y a que "De la página del Ministerio de Economía de la Nación hace rato que desaparecieron los datos que permitían una lectura diaria de las transferencias automáticas a las provincias", causa risa si recordamos lo que dijimos acá respecto a la "transparencia progresista": es el equivalente del "queremos preguntar".

Quieren, pero sólo al gobierno de Cristina.

Como asimismo es lastimosa la mención que se hace a la prórroga contenida en el Presupuesto nacional de la afectación de parte de la coparticipación para cumplir con la Ley 26.075 de Financiamiento Educativo (la que permitió llegar al 6,47 % del PBI invertido en educación): la queja es que de tal modo "quedan menos recursos para Rentas Generales", o sea para usarlos en cualquier otra cosa, menos en la educación; aunque después Bonfatti se saque fotos inaugurando escuelas íntegramente construídas por el Estado nacional (por lo menos estas vez en el acto estaban el "Chivo" Rossi y Omar Perotti).


Y en la foto se anotan todos: el banana de Cappiello (atrás de Bonfatti) y el senador Michlig (UCR), que se opone de plano a aumentar el Inmobiliario Rural ajustando los avalúos, cosa que ustedes se preguntarán que tiene que ver.

Todo: porque el artículo del diario del Loco Lindo está exclusivamente dirigido a justificar (con el argumento del federalismo, y con una mentira grande como el 34 % de todos los impuestos) el lobby para que los agrogarcas que la levantan con pala, sigan pagando monedas de impuesto inmobiliario, y no paguen Bienes Personales ni Ganancia Mínima Presunta.

Porque de eso se trata todo ésto.

No hay comentarios: