LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

lunes, 14 de mayo de 2012

EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR


En éste blog nos hemos venido ocupando largo y tendido del caso Boldt S.A., una empresa que viene teniendo negocios y contratos en el Estado en Santa Fe desde 1984, con todos los gobiernos; incluyendo el actual.

Negocios y contratos otorgados en condiciones como mínimo sugestivas: licitaciones donde es la única oferente, o donde hay otras empresas pero que siempre por un motivo u otro son desestimadas o quedan en el camino, contratos que se terminan y prorrogan indefinidamente; etc.

La imagen que ilustra el post es una captura de pantalla del portal oficial del gobierno de la provincia, que ilustra el estado del trámite del expediente Nº 00302-0086727-9, por el que se tramita la renovación del Contrato Público Nº 8592, o se comunica su vencimiento: vaya uno a saber.

¿A qué refiere ése contrato?

Es el que vinculaba originariamente a la provincia de Santa Fe con Boldt S.A. para la lectura y procesamiento electrónico de las apuestas de la Caja de Asistencia Social (Lotería); y que fuera adjudicado en el año 2003 por Reutemann mediante éste decreto; en el que no se indicaba cuanto tiempo duraba el contrato, si tenía o no prórrogas y de cuánto eran éstas en su caso.

Decimos vinculaba originariamente porque en el año 2007 Boldt S.A. solicitó al gobierno provincial que la autorizara a ceder el contrato a Bold Gamming S.A., una sociedad controlada por ella que venía flojita de papeles (no tenía el patrimonio exigido en la licitación original dónde se adjudicó el contrato); no obstante lo cual el gobernador Obeid autorizó la cesión por éste otro decreto; de modo que hoy la empresa que tiene a su cargo la lectura y procesamiento electrónico de las apuestas de la Lotería provincial es Boldt Gamming S.A., como indica la imagen.

Esta empresa es entonces la que tiene actualmente el contrato, estimado en el Presupuesto provincial de éste año en 140 millones de pesos, pero el cálculo se queda corto: Boldt Gamming S.A. cobra por sus servicios el 6,45 % + IVA (7,8045 %) de lo que la Lotería recauda por el producido de los juegos de azar.

Considerando que el mismo Presupuesto estima esa cifra en 2273 millones de pesos, la empresa embolsaría por el contrato algo más de 177 millones de pesos éste año: no es poca cosa.

Lo que la imagen demuestra es que el 23 de febrero del año pasado el contrato se encontraba próximo a vencer y alguien lo advirtió, dando inicio al trámite de la renovación; pero hasta el pasado viernes 4 de mayo (o sea más de catorce meses después) el expediente no tuvo ningún movimiento, y sólo contaba con 8 fojas.

El viernes 4 pasó a consideración del Vicepresidente Ejecutivo de la Lotería, y "engordó" a 56 fojas; justo luego de que en la Legislatura se aprobara un pedido de informes sobre Boldt y sus vínculos con el Estado provincial; entre ellos éste contrato.

El contrato se vence el 28 de junio, y no admite más prórrogas, lo que implica que en 45 días corridos el gobierno tendría que llamar a una nueva licitación y adjudicarla; pero hasta acá nada indica que lo haya hecho: el expediente se movió hace 10 días por última vez, luego de casi quince meses de parálisis.

No sea cosa que de golpe nos encontremos con otra contratación directa (pongámosle "por razones de urgencia") a favor de Boldt, sorteando la licitación o haciendo alguna pantomima tipo "compulsa de precios" o algo por el estilo.


Veremos que pasa, y como dice el título: el que avisa no es traidor.

No hay comentarios: