LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

miércoles, 30 de mayo de 2012

LA MUJER DEL CÉSAR


Probablemente el hecho haya pasado desapercibido para quienes leyeron este post (muy visitado) del domingo pasado, sobre la presentación de Silvana Codina (esposa de Hermes Binner, funcionaria del gobierno provincial) en la Expocon del fin de semana; por lo que lo reiteramos: la arquitecta fue contratada (en forma directa, sin concurso) por la Federación Agraria para realizar el monumento conmemorativa del centenario del "Grito de Alcorta".

Leemos en Rosario 12 del domingo también, algunos detalles al respecto:


Es decir entonces que al esposa de Binner la habrían contratado "Amigazo" Buzzi, y el también dirigente federado y diputado nacional por el socialismo Omar Barchetta; sin conocimiento ni participación de otros dirigentes de la propia FA.

Pero hay más:


O sea que además de una contratación directa de Codina por Buzzi y Barchetta, el proyecto que presentó cuesta entre el doble y el triple del original, para el que la Nación ponía dos millones de pesos.

Sigamos viendo otro capítulo de la novela "La arquitecta de mi vida":


La arquitecta lo llamó al presidente de la comuna de Alcorta (donde se emplazará obviamente el monumento) en noviembre del año pasado, para decirle que ella iba a hacer la obra, contratada por la Federación Agraria, junto con "otro arquitecto que tiene varias obras en el mundo".

Habría que ver, a lo mejor es el famoso Corea Aielo, el arquitecto favorito de Binner (asesor de su gobierno y del de Bonfatti), de los pasajes de avión free; y que diseñó por ejemplo el CEMAFE (justo el que la esposa de Hermes presentó en la Expocon): de hecho, los dos juntos figuraron en la propaganda del suplemento de Arquitectura de Clarín, mostrando como obra la Escuela Técnica 508, "la" escuela construida por Binner en su gobierno (sí, es literal: fue la única).    

Alguno podría decir "bueno, pero en noviembre del año pasado esta chica no era funcionaria del gobierno", cosa que no es cierta: sí lo era, como podemos ver en éste decreto firmado por su propio esposo.

Pero además después de haber tomado el encargo (como arquitecta particular) de la Federación Agraria para hacer el monumento, también Bonfatti la designó funcionaria, y enseguida: el día siguiente al asumir como gobernador:


El artículo de Rosario 12 no aclara de dónde saldrían los fondos adicionales (entre dos y cuatro millones de pesos) que costaría el monumento, por encima de los dos millones que ya había comprometido la Nación en su origen.

Pero en la nota que la hicieron ayer por la mañana en el programa "Entre el ruido" de Radio Nacional Santa Fe Gustavo Castro y Sebastián Demarco a Martelli, surge que el proyecto costaría entre cuatro y medio y cinco millones de pesos; y que la diferencia con los dos millones del proyecto original la cubrirían la provincia (con seguridad) y la Nación (esto dicho en potencial).

Los muchachos del programa amigo de éste blog se tomaron en serio lo de Lanata: son periodistas, quieren preguntar y lo hicieron; a ver si otros colegas suyos de la filial lanatista de acá se contagian, ¿o el reclamo sólo corre para Cristina y los funcionarios del gobierno nacional?

Acá las dejamos el audio de la nota: 

   

Martelli menciona al pasar a otro arquitecto que no sería Corea Aielo, pero parece no recordar exactamente su nombre. 

Si parte de la plata de más es de la Nación, que alguien les avise a los funcionarios nacionales que apaguen el espiral, porque la cuota de mocos en Santa Fe ya la estarían cubriendo financiando la película basada en la novela de Alaniz, y tirándole cinco millones a los chanchos de la Federación Agraria para que saboteen "Cerdo para todos".

Apartado: si a Reposo lo designan Procurador General y queda vacante la SIGEN desde acá lo proponemos a Barricada para ocupar el cargo: nadie mejor que él para encargarse del control interno.

Acá en Rosario 12 de hoy Buzzi y Barchetta salen a aclarar, y oscurecen:


Ahora resulta que no contrataron a la mujer de Biner a título personal, como profesional independiente (que fue lo que dice el presidente comunal de Alcorta que ella le dijo, cuando aún no era funcionaria del Ministerio de Obras Públicas, en noviembre del año pasado), sino a la Dirección (sic, es Secretaría) de Arquitectura de la provincia, que no les cobrará un peso por el proyecto.

Y del otro arquitecto "de fama mundial" del que habló Codina, ya no se sabe más, raro, ¿no? 

Pero si (a partir de lo que dice Buzzi) otra parte de la plata para el monumento sale de la provincia no se vería muy bien que el Estado santafesino derive (directa o indirectamente) dinerillos públicos suyos al bolsillo de una de sus funcionarias (en éste caso la señora Codina de Binner), como si no lo fuera; por ejemplo en concepto de honorarios profesionales.

¿Dónde quedaría aquéllo de que "la mujer del César no sólo debe ser honesta, sino parecerlo"?

Lo cual nos recuerda lo que dice el artículo 7 de la Ley de Ministerios de la provincia, que pueden ver acá:


Clarito, ¿no?: ni directa ni indirectamente (por ejemplo a través de Federación Agraria, pero pagada con plata del Estado), ni de la provincia, ni de las municipalidades o comunas, no pueden ligar un contrato o negocio privado derivado de ellas, mientras son funcionarios públicos.

Pero alguno dirá; "ah, pero la arquitecta Codina no es ministra sino secretaria", y tiene razón.

Sucede que en la vieja ley de Ministerios 10.101 se establecía expresamente en su artículo 31 que los secretarios ministeriales (como Codina) tenían "las mismas condiciones, calidades e incompatibilidades exigidas para ser ministro".

¿Y por qué mencionamos la ley vieja ya derogada, y no la nueva (12.817) que la reemplazó en el 2007 cuando asumió Binner, y de la que sacamos el artículo 7?

Porque esa incompatibilidad (la de estar directa o indirectamente interesado en contratos o negocios con la provincia, municipios y comunas) desapareció para los secretarios y subsecretarios ministeriales con la ley aprobada a pedido del socialismo, cuando llegó al gobierno.

Consideremos el caso de la arquitecta Codina, y no sólo en el ejemplo del monumento de Alcorta: hace poco viajó a Noruega para presentar en un congreso de arquitectura el Puerto de la Música, vimos lo que pasó en la Expocon con el CEMAFE, y en el suplemento de Clarín con la Escuela 508.

Al parecer para ésta chica la confusión de roles entre lo público y lo privado es su modus operandi habitual, digamos.

Y no sería el único caso entre los funcionarios con rango de secretarios y subsecretarios del gobierno provincial; con lo que tenemos todo el derecho de pensar que la reforma de la ley de ministerios no fue casualidad, sino una especie de "zona liberada" en lo jurídico para mantener curritos personales, ligando guita de ambos lados del mostrador.

Lo que nos recuerda algunos simpáticos afiches de la última campaña presidencial: 


No hay comentarios: