LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

viernes, 5 de octubre de 2012

EL JUEGO DE LA OCA RADICAL

Barletta como presidente del Comité Nacional de la UCR sale a defender a capa y espada a Despouy como presidente de la Auditoría General de la Nación:


Dice que les quieren tapar la boca, que el gobierno "pretende callar toda voz que ponga en conocimiento de la ciudadanía los hechos de corrupción",  y que el kirchnerismo "va por los que tienen que controlarlos".

Pero como si esto fuera el juego de la oca, retrocedemos algunos casilleros (en éste caso apenas unos meses), y nos encontramos con ésto:


¡Epa, ¿hace cuanto, ocho meses?, Barletta quería sacarlo a Despouy imponiendo en su reemplazo a su propio candidato: Mariano Candiotti.

Y la razón nos la cuenta Clarín: la Auditoría General de la Nación (con la presidencia de Despouy, pero la firma de todos los auditores, cosa que nunca se dice) hizo durísimos cuestionamientos a la gestión de Barletta como rector de la UNL (cosa que fue entre el 2000 y el 2007, salvo un intervalo), señalando múltiples irregularidades; acá por ejemplo tienen el informe que hicieron en el caso de LT 10, la radio de la Universidad. 

Pero además es interesante anotar que el "pollo" de Barletta para reemplazar a Despouy (al que ahora defiende) era nada menos que Mariano Candiotti, que fue Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UNl, vice rector (de Barletta justamente), y vice presidente del directorio de la radio de la Universidad (el rector, o sea Barletta, era el presidente).

¿Cómo era eso de "callar a los que tienen que controlarlos" y todo eso?, fíjense que el propio Clarín dice de la movida de Barletta para desplazar a Despouy "investigados pretenden sacar al investigador".

Pero Candiotti no sólo se desempeñó en la UNL, sino que fue elegido en representación de las universidades en el Consejo de la Magistratura; retrocedemos un par de casilleros y llegamos ahí:


Vean que contentos se los ve a los dos (Candiotti y Barletta) en la foto, y en el epígrafe Barletta destaca el "reconocimiento institucional" que representaba la elección de Candiotti: institucional y académico, claro, nada que ver con que el tipo es radical.

Como se pudo ver (avanzando ahora algunos casilleros en el juego de la oca) cuando hace unos meses el propio Barletta lo proponía como presidente de la AGN, cosa que corresponde al partido político (no a las universidades o cosas por el estilo) de oposición con el mayor número de bancas en el Congreso, de acuerdo al artículo 85 de la Constitución: o sea, la UCR, y Candiotti (el ex consejero, el frustrado presidente de la AGN) es el mismo, no un hermano mellizo.

Y no crean que su designación en el Consejo de la Magistratura no despertó polvareda, eh: vean si no acá como desde Santa Fe hubo gente que lo recusó para que no interviniera como consejero en las denuncias que se hicieron a los jueces federales Reynaldo Rodríguez y Francisco Miño (ambos del fuero federal local);  justamente por haber cajoneado las denuncias contra la gestión de Barletta en la UNL, originadas en los informes de la Auditoría General de la Nación. 

Y en el caso de Rodríguez, por haber sobreseído a Candiotti en once denuncias penales formuladas por la AFIP por infracciones a la Ley 24769 (ley penal tributaria).

Como ven, tampoco es que (como dicen ahora los radicales) la primera vez que se intenta recusar a un miembro del Consejo de la Magistratura, como pasó con Recondo en el caso del concurso del juzgado vacante de Carbone, el que falló la cautelar a favor de Clarín por la ley de medios.

Sin embargo Candiotti siguió en el Consejo de la Magistratura, y hasta hizo carrera, como vemos si avanzamos otros casilleros:

    
¿Cómo les habrá ido en el Consejo de la Magistratura a las causas que involucraban a los jueces federales de Santa Fe que garantizaron que ni Barletta ni Candiotti tuvieran ninguna consecuencia por los desaguisados de su gestión en la UNL, denunciados por la Auditoría General de la Nación?

¿Entendieron ahora como funciona el juego de la oca radical?

Aunque ellos no lo llaman así, le dicen "defensa de las instituciones de la República", y por eso se oponen a la reforma constitucional; diciendo que el gobierno quiere arrasar con los organismos de control, como la Auditoría General o el Consejo de la Magistratura.

Lo que para ellos además sería aumentar el desempleo.

No hay comentarios: