LA FRASE

"LOS JUGADORES PODEMOS ESTAR UN AÑO SIN COBRAR, Y SI HICIMOS NEGOCIOS CON PARQUES EÓLICOS, HASTA DOS." (CARLOS TÉVEZ)

viernes, 8 de noviembre de 2013

PRIVILEGIANDO LA ECONOMÍA NACIONAL


Por A.C.

El Banco Central dictó una regulación por la cual, a partir del 7 de Noviembre de éste año, se pone tope al financiamiento en pesos que los bancos locales pueden destinar a las grandes empresas exportadoras.
El objeto de la medida es que las grandes firmas cerealeras, vuelvan a tomar créditos internacionales en dólares para prefinanciar sus ventas externas, liberando de esa manera la capacidad de otorgar préstamos en pesos del sistema financiero nacional, para posibilitar a las Pymes un mayor acceso al crédito.
Entre que el sistema de ahorro nacional, direccione su crédito a financiar la actividad de gigantes como Bunge, Dreyfus o Cargill, o que por el contrario, destine su capacidad de préstamo a pequeñas y medianas empresas que son las mayores generadoras de puestos de trabajo, el Gobierno Nacional opta por la segunda alternativa. Son opciones, una elección que algunos podrán discutir, pero ésta es una decisión polìtica instrumentada a través de una medida económica en resguardo de los intereses de la producción y el empleo.
Y esto tiene una causa. Durante 2013, las grandes firmas exportadores tomaron préstamos locales por alrededor de 11.000 millones de pesos, lo que resulta llamativo, porque dada la capacidad econòmica de esos grupos y su acceso internacional a créditos , los préstamos en pesos al sector eran ínfimos, ya que siempre financiaron su actividad con préstamos en dólares a través de bancos internacionales, o recibiendo divisas de sus casas matrices para cubrir la operatoria, actividad de compra de cereales para su posterior exportación, la que origina utilidades extraordinarias para estos grupos económicos.  Segùn la clasificaciòn del International Trade Center, Argentina es el segundo exportador mundial de cereales –solo detrás de EE.UU-, lo que da una noción de la escala del negocio cerealero en nuestro país. 
La concentración del mercado de crédito en pesos que provocaron este año las cerealeras, mientras desplazaban a otros potenciales interesados/necesitados como las Pymes, se explica sencillamente en una cuestión de costos de la financiación, porque los créditos que habitualmente tomaban afuera en dólares, resultaban de una tasa superior a la que obtenían aquí en pesos, ya que aunque la tasa nominal en pesos fuera mayor, traducido a dólares resultaba inferior. Como  las cerealeras captaron préstamos en pesos para prefinanciar exportaciones, disminuyeron además el ingreso de divisas al país, ingreso que anteriormente se generaba a través de las divisas ingresadas por créditos del exterior.
Secaban la plaza de préstamos, presionaban sobre las tasas de interés, demoraban la liquidación de exportaciones, disminuían el ingreso de divisas, presionando así sobre el tipo de cambio, pero manteniendo –o para mantener- su enorme rentabilidad.
Por eso, la medida del BCRA, le limita  a los bancos locales su capacidad de préstamos para grandes empresas a sólo un 0,3% del total destinado actualmente. La  medida recae solamente sobre aquellas compañías que tengan un 75% de su producción exportable y con un saldo de deuda de 200 millones de pesos.  Traducido en la pràctica, es una categoría en la que solo encuadran las mayores siete empresas exportadoras de granos en Argentina: Cargill, Noble, Molinos Río de la Plata, Bunge, Louis Dreyfus, Vicentin y Aceitera General Deheza.
Todas grandes empresas generadoras de divisas y con capacidad sobrada para financiarse en el exterior, las que deberán volver a ingresar dólares para que se liquiden en el mercado mayorista, quitando así presión al tipo de cambio.  Además, se amplía la posibilidad de acceso al crédito en pesos a otros sectores de la economía que lo necesitan y que carecen de otras alternativas, crédito que se direcciona a sectores productivos que generan puestos de trabajo, que originan salarios y por eso consumo y fortalecimiento del mercado interno.  Son opciones. Una decisión que algunos podrán discutir, pero que privilegia la economía nacional.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La economìa K es estatista, colectivista y dirigista, por eso discrimina a la cerealeras.
Ahora que se aguanten los juicios ante tribunales internacionales e interplanetarios, junto a los reclamos por la ley de medios ante el Tribunal Intergalàcticod de Jùpiter.

Anónimo dijo...

Ahora los sojeritos que se la banquen. Las cerealeras van a trasladar la "diferencia" de tasa a los "productores", que van a poder comprar tres departamentos menos por cosecha. Que injusticia. Decì que se pueden inscribir en el Procrear.

Horacio dijo...

Si a Anónimo le duele...." es mi Norte cuando busco al Sur"...vamos bien!!!!

Anónimo dijo...

APARECIERON LOS VERDES
El tope al financiamiento que los bancos locales pueden destinar para las grandes empresas exportadoras estimuló ayer el ingreso de dólares a la plaza cambiaria. Las cerealeras liquidaron ayer unos 200 millones de dólares, frente a un promedio diario en octubre que se ubicó entre 40 y 45 millones.
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-233136-2013-11-08.html