LA FRASE

"EL QUE QUEIRA TENER ENSEGUIDA LOS RESULTADOS DE LA ELECCIÓN QUE SE VAYA A VIVIR A CUBA." (FERNANDO NIEMBRO)

lunes, 30 de marzo de 2015

"A CRISTINA NO LE IMPORTA PERDER"


La cosa viene de lejos, pero cada vez que aparece un nuevo entramado opositor que parece despegar una nueva "esperanza blanca" (como fue en su momento el FAUNEN, o más acá, la alianza UCR-PRO) que pueda por fin darle el epitafio al kirchnerismo, la dejan de lado por un rato; para entusiasmarse con la novedad.

Es esa idea (más bien operación) de que Cristina se desentendería de la suerte del oficialismo en las elecciones de éste año o -peor aun- que preferiría que el FPV/PJ pierda y gane Macri, para convertirse a partir de diciembre en la jefa de la oposición. 

El sábado pasado la opereta reapareció con  todo de la mano del bañero de Lomas y líder del grupo Mausoleo (presidente del peronismo "blue", al estilo de Daniel Vila en la AFA), en éste lisérgico reportaje de Infobae; en el que se olvidaron de preguntarle por su anunciado retiro de la política (en el 2002), o su estelar reaparición en el 2011, con una candidatura presidencial que recogió un refulgente 5,86 % de los votos nacionales.

Y hoy la replica Pagni en su columna de La Nación, con el mismo propósito: operar al interior de la interna del FPV/PJ, mojándoles la oreja a los dirigentes territoriales (fundamentalmente gobernadores e intendentes del conurbano) con la posibilidad de que la estrategia de Cristina sea perder (o no poner todo el empeño en ganar), limitándose exclusivamente a preservarse ella y su núcleo íntimo de fieles; corporizado en La Cámpora.

En esa lectura ellos -los dirigentes del peronismo que tienen responsabilidades ejecutivas- podrían verse arrastrados a una derrota, y ante el riesgo de estar sin red y volver al llano; y por ende sin incentivos para ponerle el cuerpo a la campaña nacional del FPV/PJ, concentrándose en lo local. Que es justamente lo que se quiere provocar.

Parte principal de la operación es jugar también con los nervios del sciolismo, buscando alentar el tantas veces anunciado y pospuesto "pronunciamiento de Urquiza" de Scioli, de modo que el gobernador de Buenos Aires decida finalmente jugar por afuera del oficialismo, afectando sus chances electorales. Al menos eso suponen ellos, habrá que ver si existe cosa tal como el "voto propio" de Scioli por fuera del dispositivo kirchnerista.

Algo que no se corresponde con los últimos gestos del propio Scioli -que viene sobreactuando últimamente su encuadramiento dentro del kirchnerismo-, y con el tono que le está dando la propia Cristina a la gestión de gobierno.

En efecto, lejos de la idea del "pato rengo" que se maneja en modo "piloto automático" (limitándose a administrar hasta el final del mandato), el gobierno se muestra activo; con iniciativas que apuntan a tener impacto electoral (algo que los mismos medios que orquestan la operación señalan), especialmente en el núcleo duro de su base electoral. 

Es decir, en el desarrollo de la gestión diaria Cristina viene dando fuertes señales de que jugará a fondo a la campaña, y para ganar en octubre.

Pero la operación "A Cristina no le importa perder" no se pondría en marcha si Cristina no conservara liderazgo en el peronismo, considerable imagen positiva y consecuente influencia electoral: de lo contrario no se entiende- por ejemplo- que en un distrito adverso al kirchnerismo como la CABA,  la oposición impugne el uso de la sigla CFK por los candidatos del FPV

Y lo más importante: la instalación de la operación desde ciertas usinas periodísticas y políticas deja claro que la entente PRO-UCR (a la que en un principio se le adjudicaba la virtualidad de destronar al kirchnerismo) no termina de arrancar; empantanada entre la áspera interna amarilla en su distrito madre, los chispazos de Macri con los radicales desde el día después de la convención de Gualeguaychú (cerrándoles la puerta a un "gobierno de coalición) y el crecimiento de los movimientos opositores a la conducción de Sanz hacia el interior de la UCR; con resultados imprevisibles en términos electorales.   

2 comentarios:

Santiago dijo...

Lamento coincidir con el análisis de Pagni compañeros http://conducirespersuadir.blogspot.com.ar/2015/03/kirchnerismo-todo-o-nada.html
No es una cuestión de quién es más o menos kirchnerista, sino de análisis de los movimientos que se vienen haciendo. Saludos, copensé y sumenmé a su blogroll que los sigo y los tengo en el mio. Saludos

Anónimo dijo...

a cristina me parece que no le gusta perder ni al piedra papel o tijera, ni a ver quien usa los tacos mas altos, o sea lo de pagni es una bravuconada, nada.