LA FRASE

"QUIERO AGRADECER AL PUEBLO VENEZOLANO POR ESTE RESPALDO, QUE EVITÓ QUE NOS CONVIRTIÉRAMOS EN JUJUY." (NICOLÁS MADURO)

lunes, 16 de marzo de 2015

SOLIDARIDAD CON VENEZUELA


El sábado pasado los países que integran la Unasur respaldaron por unanimidad al gobierno de Venezuela frente a la embestida imperialista de los EEUU, expuesta en las sanciones decretadas por el gobierno de Obama.

Del comunicado del bloque regional (ver imagen de apertura) lo primero que hay que destacar es -precisamente- esa unanimidad, porque incluye el apoyo de países que integran la Alianza del Pacífico (como Perú), y otros que hasta tienen bases militares de EEUU en su territorio, como Colombia. Bases desde las que perfectamente podría lanzarse -llegado el caso de decidirse- un ataque militar contra Venezuela.

La lectura del comunicado arroja una conclusión que para algunos puede resultar sorprendente, pero en realidad no lo es: el escrupuloso apego de los "sudacas" a los principios jurídicos elementales de la institucionalidad internacional (respeto por la soberanía de los Estados, afirmación del principio de no intervención, búsqueda de la solución pacífica de controversias, respeto por la autodeterminación de los pueblos); que contrasta con la burda consagración jurídica del imperialismo yanqui, explícita en la absurda ley "de protección de los derechos civiles en Venezuela" del Congreso norteamericano, y el decreto de Obama considerando al país de Chávez "una amenaza extraordinaria e inusitada a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos".

La posición de Unasur no hace sino acrecentar el respaldo internacional a Venezuela, al que se suman potencias de peso como China y Rusia, y otros argupamientos como el G77; mientras que la oposición venezolana (los "escuálidos") que pidieron al gobierno yanqui que subiera la presión sobre la administración de Maduro, minimiza las sanciones, reduciéndolas a un problema de algunos funcionarios del chavismo.

Omite así que ese mismo marco legal fue el preludio de otras tantas intervenciones militares de EEUU en el exterior cuando lo creyó conveniente para sus intereses; y que incluso de los funcionarios sancionados con la cancelación de sus visas o el bloque de sus cuentas bancarias (que ninguno tiene), dos son nada menos que los fiscales que instruyen las causas contra Leopoldo López y Antonio Ledezma; por la organización de las "guarimbas" (piquetes) que se cobraron más de 40 vidas el año pasado en el primer caso, y por el intento de golpe de Estado contra Maduro, en el segundo.

Asistimos entonces a escenas de bradenismo explícito, en un intento por articular desde afuera a una oposición que, antes de las elecciones legislativas de junio, lidia con sus propios problemas (no logran acordar siquiera el mecanismo para dirimir las candidaturas) y no logra capitalizar plenamente el descontento ciudadano antes las dificultades que afronta el gobierno: inflación, devaluación para intentar compensar la pérdida de ingresos por la caída de los precios del petróleo, y problemas de desabastecimiento originados en claros componentes especulativos; en una economía aun altamente primarizada (y por ende dependiente de la importación de insumos esenciales) y con fuertes grados de concentración en los mercados.

Por el contrario, la agresión estadounidense -que obra con la sutileza de un elefante en un bazar- ha logrado en lo inmediato galvanizar el espíritu del chavismo, al menos en el núcleo duro de su base organizada; e incluso consiguió que una fracción minoritaria de la oposición apoyara la ley habilitante impulsada por Maduro y votada por la Asamblea Nacional, para adoptar medidas frente a la avanzada yanqui.

Como dicen en Venezuela, la escalada de presión de los Estados Unidos contra el pueblo venezolano y su gobierno ha reavivado el histórico conflicto entre Bolívar y Monroe; y ha hecho cobrar urgente actualidad a la profética frase del libertador, cuando dijo: "Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad.".

1 comentario:

José M. López Sierra dijo...

La Segunda Marcha Oscar – Mandela en Nueva York 2015

Tendremos nuestra 2da Marcha Oscar – Mandela en Nueva York el lunes, 22 de junio de 2015. Empezaremos a marchar pacíficamente a las 9 AM desde Hunter College, en la calle 68 y Avenida Lexington, hasta la Calle 43. Haremos una izquierda para continuar marchando en dirección Este para llegar al parque Ralph Bunche (al otro lado de la Organización de Naciones Unidas).

Allí, repartiremos hojas sueltas para orientar al público sobre nuestro prisionero político Oscar Lopez Rivera y la relación colonial ente el gobierno de Estados Unidos y Puerto Rico. Estaremos en el parque hasta las 5 PM.

La mayoría de la gente no sabe que, todos los años, usualmente el lunes después del Día de los Padres, la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebra una vista para discutir la descolonización de Puerto Rico. Los peticionarios usualmente se unen a nuestra protesta después que terminan sus ponencias.

La ONU determinó en el 1960, que el colonialismo es un crimen en contra de la humanidad. Desde entonces, la ONU ha emitido 33 resoluciones pidiéndole al gobierno de Estados Unidos (EEUU) que descolonice inmediatamente a Puerto Rico. EEUU ha ignorado esta voluntad de la comunidad internacional. ¿Qué tipo de democracia es eso?

El gobierno de Estados Unidos trata de mantener nuestra relación colonial la más secreta posible. Lo que nosotros estamos tratando de hacer es sacarla del closet. La ONU está en su tercera década tratando de erradicar el colonialismo del mundo. ¡Por favor, ayudemos!

La mayoría de gente tampoco no sabe que el Gobierno de Estados Unidos le saca 14 veces más dinero de lo que invierte en Puerto Rico. ¡Pero, para eso son las colonias!

Esta explotación salvaje le impide a Puerto Rico ofrecerle oportunidades a los puertorriqueños en Puerto Rico. Por eso es que tenemos más puertorriqueños afuera de su isla que adentro.

Oscar López Rivera ha estado encarcelado por 34 años por su lucha para descolonizar a su país. Por ser un crimen (el colonialismo), la ley internacional le da a Oscar el derecho de usar todo los medios necesarios para descolonizar a su nación. Nelson Mandela estuvo 27 años encarcelado por hacer exactamente lo mismo que Oscar. Por eso decimos, ¡Oscar López Rivera es nuestro Nelson Mandela!

Compañeros Unidos para la Descolonización de Puerto Rico invita al público a ser parte del tsunami de gente que será necesario para obligar al gobierno de Estados Unidos a excarcelar a Oscar y a descolonizar a Puerto Rico. ¡Nuestras protestas anuales son absolutamente necesarias porque, los que mantienen colonias no creen en la justicia para todos!

José M López Sierra, www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com