LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

miércoles, 25 de marzo de 2015

EN SANTA FE TAMBIÉN


En varias oportunidades nos hemos ocupado acá de las irregularidades en las contrataciones del Plan Abre (la última de ellas, acá), por el cual el gobierno provincial está adjudicando obras en Santa Fe, Rosario y Villa Gobernador Gález.

Tal como se señalaba en el post linkeado, la reiteración de los mecanismos irregulares utilizados para contratarlas motivó un pedido de informes votado por unanimidad en la Cámara de Diputados de la provincia.

El mecanismo consiste en invocar la ley de emergencia en seguridad (que no tiene nada que ver con el asunto) para poder sortear la licitación pública que correspondería al monto de cada contratación (hoy por encima de 500.000 pesos, es obligatorio hacerlas); resolviendo con una contratación directa vía concurso de precios en el marco de una "situación de urgencia derivada de una emergencia imprevisible" (ver acá)

En todos los casos las ofertas presentadas son de empresas "amigas", que siempre están por encima del presupuesto oficial, y obtienen además anticipos financieros del Estado; es decir el pago de una parte considerable del contrato, antes de empezar los trabajos.

La mayor parte de los casos detectados corresponden a Rosario (donde se invertirán más de 292 millones de pesos en estas condiciones, sin una sola licitación pública), pero hemos descubierto que en Santa Fe también sucede.

En efecto, por el Decreto 500 del 19 de febrero pasado el gobierno de Bonfatti contrató de éste modo el proyecto de provisión de agua potable para el complejo FONAVI de barrio Acería. 

En la contratación se presentó una sola oferente, COEMYC S.A., que cotizó por los trabajos un monto de $ 6.613.664,24, un 35,53 % por encima del presupuesto oficial; aprobado en noviembre del año pasado (la obra tiene un plazo de ejecución de seis meses).

Pese a semejante sobreprecio, los trabajos le fueron adjudicados a la empresa, una de las habitués en la obra pública municipal (se ve que los socios del FPCyS respetan el área de influencia de cada uno en los negocios), junto con Ponce Construcciones y Mundo Construcciones.

Y tal como parece ser de rigor en éstos casos, a la empresa ganadora -única participante además- se le otorgó por el Estado provincial un anticipo financiero del 20 % del total del contrato, antes de comenzar los trabajos.

No hay comentarios: