LA FRASE

"ES FALSO QUE YO HAYA ACOSADO SEXUALMENTE A UNA FUTBOLISTA, LO ÚNICO QUE HICE DURANTE TODA MI GESTIÓN AL FRENTE DE LA FIFA FUE APOYAR PERMANENTEMENTE AL FÚTBOL FEMENINO." (JOSEPH BLATTER)

martes, 7 de noviembre de 2017

ESTÁN DIVIDIDOS ENTRE SORETES E HIJOS DE PUTA, MAJUL


(*)
En el gobierno nacional, las posiciones están dividas: (¿Están los que van arriba y los que van abajo?) hay quienes festejan la sorpresiva detención del ex videpresidente, Amado Boudou, (Sorpresiva, claro) y hay quienes lamentan la manera en que se decidió y el hecho de que se lo mostrara en público descalzo, en piyama, despeinado, mientras le leían sus derechos. (Uy sí, tan indignados están que Macri ordenó un sumario interno en el Ministerio de Seguridad, tan riguroso como los que le hizo Pato Bullrich a Gendarmería por el caso Maldonado) Entre los segundos, hay muchos hombres del Presidente que se ocupan, precisamente, de tomarle el pulso a la justicia federal, (Y de meterles el dedo en el culo, de paso) y a algunos magistrados en particular. Ellos piensan que Ariel Lijo ordenó su detención en respuesta a la denuncia del Colegio de Abogados, (¿En serio Luis, y cómo lo dedujeron, le preguntaron a Angelicci o a Tonelli?) cuyos miembros presentaron al magistrado como uno de los que más se demoraba en procesar y condenar a los responsables de cometer delitos. (A los responsables kirchneristas, digamos todo. Porque hasta acá no se supo que lo apuraran porque condene a Macri por el vaciamiento del Correo) Si de verdad fue esa la motivación de Lijo, su reacción fue casi inmediata. Entre un hecho y otro no pasaron más de 72 horas. (¿Se te ocurre otra razón, jeño?)
De cualquier manera, los que conocen el expediente, explican que el juez ya venía trabajando en el enriquecimiento de Boudou con mucho celo. (Y sí, 5 años se tomó. Bien celoso estaba) También afirman que Lijo se terminó cansando de las supuestas dilaciones del fiscal Jorge Di Lello, quien se demoró demasiado en la investigación de ese expediente (Pero podía sacarle la causa e instruirla él, Luis ¿no lo sabías?) como en elevar a juicio oral la causa Ciccone. (Ah, porque el fiscal se demoraba en pedirle que eleve una causa a juicio oral -porque eso lo hace el juez, burro, no el fiscal- lo mete preso al tipo en otra, perfecto, sigamos así) La verdad es que, desde el punto de vista eminentemente técnico, el juez no hizo más que aceptar la instrucción del camarista Martín Irurzún, (Que no tiene por qué dar instrucciones al respecto, si nos vamos a detener en los detalles técnicos, porque además no es juez de Casación, si seguimos con los detalles técnicos) quien recomendó a los jueces federales de primera instancia que amplíen su criterio para dictar la prisión preventiva. (Claro, que lo amplíen hasta abarcar a todos los kirchneristas, incluso los que no están acusados de ningún delito) Irurzún, uno de los magistrados más prestigiosos del fuero, (Puffff) fue más específico aún: les pidió que, ante la más mínima sospecha de que cualquier imputado o procesado tuviera la intención de entorpecer la investigación, los metiera preso, (El famoso “in dubio pro marche preso”) para llegar a la verdad de los hechos. (Obvio, todo sea por la verdad, la justicia y coso) El desafuero del ex superministro Julio De Vido y su posterior encarcelamiento fue precisamente por eso. (A veeeerrr) Un ex alto funcionario del Yacimiento Río Turbio se presentó ante la Justicia y reveló que De Vido y su segundo le habían ordenado quemar unos papeles comprometedores. (Claro, porque no siendo ya funcionario está obligado a seguir las órdenes de los que ya no son sus jefes. La pregunta sería como un ex funcionarios conserva documentación pública) el ex alto funcionario no solo no lo hizo, sino que los guardó y los presentó al fiscal Carlos Stornelli y el juez Sergio Torres. (Y la dio una copia a Mariana Zuvic, digamos todo) Germán Moldes, el fiscal de Cámara, denunció el suceso de inmediato. E Irurzún se valió de esa denuncia para ordenarla a Torres que dispusiera su arresto. (Ah ¿o sea que todo se basó entonces en la denuncia incomprobable de un ex funcionario sobre la incomprobable orden que le dio un ex ministro y que como tal, no estaba obligado a obedecer, para destruir documentación que no puede explicar como estaba en su poder? Perfecto, sigamos entonces) Lijo se lo intentó explicar a Boudou el viernes, cuando lo tuvo enfrente. Pero él no quiso escuchar. (Es que tenía puestos los auriculares escuchando “La mancha de Rolando”) Solo se quejó de lo que consideró un circo mediático. Sin embargo, la decisión de grabar un video mientras le leían su derecho y entregarlo a periodistas de canales de televisión, no fue del juez. Lijo le explicó a un periodista mientras los efectivos de Prefectura esperaban que Boudou se terminara de cambiar y saliera de su departamento de Puerto Madero, que no le corresponde a él determinar de qué manera y con qué procedimiento lo tienen que detener. El juez le aclaró que esa es una decisión del Ministerio de Seguridad. Es decir: el de Patricia Bullrich. Sin embargo, Bullrich no haría nada sin el permiso ni la autorización del Presidente. (O sea que lo de la interna dentro del gobierno sobre esta payasada es una paparruchada tuya: todo se hizo siguiendo expresas y precisas instrucciones de Macri, Luis. Deberías leerte más)
¿Fue en verdad una decisión de Mauricio Macri que la imagen del ex vicepresidente en piyama, descalzo, un tanto dormido y escuchando al oficial de justicia, se viralizara y recorriera los principales diarios y portales del mundo? Fuentes muy cercanas al jefe de Estado afirmaron que nunca fue intención del Presidente humillar a ningún ex funcionario del gobierno de Néstor Kirchner o Cristina Fernández. (Pero sí ordenó que filmaran el procedimiento, cosa que el juez no pidió. O sea que lo único que le molestó fue la filtración, y ni ahí: ¿o acaso pretenden que creamos que filman para pasarlo luego en el microcine de Olivos y verlo ellos solos? Por algo gastan 160 palos por año en las redes sociales, Luis, no somos taaaan boludos) Sin embargo, pidieron a los periodistas que pusieran el acento en los delitos que cometió Boudou, más allá del impacto en los medios. (Ah, o sea que ustedes publican lo que el gobierno les instruye que publiquen. Igual, avísales que los delitos aun no están probados, tanto que conforme vos mismos dijiste, ni siquiera se llegó al juicio oral, porque no terminaron la instrucción. La presunción de inocencia, te la debo) ¿Se trata acaso, de la última imagen de la galería que completan, entre otros, De Vido, José López, Ricardo Jaime, Lázaro Báez y el contador de la ex presidenta Víctor Manzanares, entre otros? ¿Es, en el fondo, un intento de transmitir imágenes ejemplificadoras para que a nadie se le ocurra a partir de ahora defraudar al Estado? (Para eso bastaba con pasar un video familiar de los Macri, Luis. Esto es simplemente para ganar elecciones apelando a estigmatizar al adversario político, y alentando las peores pasiones de la sociedad mientras se llevan puestas las garantías constitucionales. Nada para alarmarse, digamos)
Con el solo hecho de "iluminar" la conducta de más de un sindicalista, (“Iluminar”: operativo con 600 gendarmes con reflectores en la casa del “Pata” Medina, o el “Caballo” Suárez) el Presidente ha logrado, en algunos casos, readaptar convenios colectivos de trabajo que estaban afectando a la propia actividad, como en el caso de la lechería de Sancor. (¿Vos decís entonces que la rebaja de derechos laborales de los trabajadores de Sancor la lograron extorsionando a los sindicalistas con la amenaza de mandarlos en cana? Que feo Luis, no se dice eso de un gobierno que te da de comer) Sin embargo, desde el Poder Ejecutivo se sigue negando, de manera terminante, cualquier injerencia con el Poder Judicial. (De la misma manera y con el mismo énfasis con el que negaban que Macri tuviera guita afuera sin declarar, o que después de las elecciones fueran a hacer un ajuste brutal. Su reputación los precede para creerles sin dudar) ¿Y qué pasaría su por ejemplo, al juez Claudio Bonadio, se le ocurriera pedir la detención de la ex presidenta en alguna de las causas que tramita, como por ejemplo, Los Sauces? (Todo el gobierno celebraría, porque no estaría en el Congreso a la hora de discutir las reformas impresentables que están proponiendo) No sería extraño, de acuerdo a la nueva jurisprudencia Irurzún, que Bonadio pida el desafuero, ya que más de una vez, le llamó la atención no solo a Cristina, sino también a sus hijos Máximo y Florencia, por el intento de ocultar dinero que el magistrado entiende como malhabido. (Justamente para ese caso fue creada la “jurisprudencia Irurzún, Luis, vos y todos los sabemos)
De hecho, Manzanares está detenido precisamente por eso: acusado de haber impulsado maniobras para ocultar no solo el origen del dinero presuntamente ilegal sino de moverse para entorpecer la investigación sobre el detalle del patrimonio familiar. (A, mirá vos, viene bien la aclaración porque ya nadie se acordaba por que lo encanaron. Igual, medio raro el ocultamiento: ponía todo en los balances, pagaba con cheques y daba facturas) ¿Podría el magistrado, el mismo que le espetó al Presidente "así empezamos mal" después de que Macri acusara a los integrantes del sistema judicial de tener 45 días de licencia y otros privilegios, privar de la libertad a Cristina Fernández, en base a su exclusivo criterio? (Obvio, lo vago no quita lo hijo de puta, como lo comprueban ambos casos: Macri y Bonadío) Aunque dirigentes de Cambiemos como Elisa Carrió y Graciela Ocaña celebrarían la determinación, (Son muy de festejar hijoputeces, porque si esperan alegrías en el amor, están fritas las dos) en el Gobierno prenden velas para que esto no suceda. (Seguro, hasta bengalas como en Cromagnon deben prender) Por un lado, no tienen ganas de experimentar ninguna revuelta o algo parecido a un levantamiento popular. (Obvio, porque los podría poner frente a la terrible disyuntiva de tener que reprimir, algo que no está en su naturaleza) Y por el otro, el Presidente se sigue sintiendo muy cómodo, (Obvio, si está tirado en un sofá mirando la tele la mitad del tiempo que está despierto, que no es mucho por día) teniendo como su principal adversaria política a una dirigente tan desprestigiada y sospechada de corrupta. (Pero que le vendría mejor presa y no en el Senado ¿no?)
(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

3 comentarios:

Diego dijo...

¡Qué raro que se les pasó lo de "las posiciones están dividas"! No se sabe sin son por Julio Di Vido o se comió un pedazo de "divididas" (error en el original).

Diego dijo...

¡Ah, están locos con De Vido! También pusieron "exvidepresidente".

¿Qué tendrá hoy en el cerebro Majul?

Anónimo dijo...

Primero, Majul habla de la ¨jurisprudencia de Irurzún¨, desde cuando semejante juez sorete es tan ¨jenio¨, tan reconocido en su labor como para constituirse en ejemplo de jurisprudencia a seguir? Un corrupto más que sigue órdenes del sorete mayor, y resulta que se convirtió en palabra santa.
Segundo, Majul dice que el gobierno no quiere protestas sociales ante un posible encarcelamiento de Cristina. Se ve que le tienen miedo al quilombo, saben que mucha gente no va a aguantar que la saquen de la política. En resumen, se cagan en los calzoncillos cuando entra Cristina en escena.
Por último, las dos gordas frustradas, llenas de odio y resentimiento. No tienen nada en la vida además de la envidia que las enferma. Dos taradas que se subieron a un pony y creen que llegaron a la cumbre del Himalaya. No les falta tanto para caerse y hacerse mierda.
Hay que avisarle a Majul que vaya preparando un refugio subterráneo, porque cuando se vayan los soretes, vuelve a su estado de gusano.