LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

jueves, 4 de julio de 2013

CONQUISTA Y COLONIZACIÓN


Leemos en el diario del Loco Lindo: "El Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) se pronunció este mediodía en sentido favorable a la actualización de las tarifas de Aguas Santafesinas, por un total del 26,5 % para todo 2013, de manera escalonada. Al respecto, el primer 15 % debía empezar a cobrarse ya en este mes de julio.

El dictamen favorable se impuso por el voto de tres miembros del directorio del organismo -Julio Blas, Héctor Brachetta y Oscar Pintos- ante el pronunciamiento negativo suscripto por otros dos -Alberto Muñoz y Juan José Giani-; si bien hubo coincidencias en el análisis de la situación del servicio y se subrayaron exigencias que la empresa debe cumplir al respecto.". (las negritas son nuestras)

Hace pocos días dábamos cuenta en ésta entrada de que Bonfatti había impuesto por decreto un cargo del 10 % sobre las facturas de ASSA en la ciudad de Santa Fe, supuestamente para financiar obras de cloacas; mientras el ministerio de Ciancio discutía con el ENRESS el aumento de las tarifas de la empresa, el noveno desde que el socialismo y sus socios del FPCyS gobiernan la provincia.   

En el mismo post, contábamos que el mismo Ciancio apretaba al ENRESS para que se expidiera sobre el aumento de tarifas, amenazándolo con disponerlo unilteralmente (violando la Ley 11.220, que exige el dictamen previo del ente de control) si no se expedían antes de éste viernes; y anunciando el envío a la Legislatura de un nuevo marco regulatorio del servicio, en el cual el ENRESS no tendría ya las facultades de expedirse sobre los pedidos de aumento de tarifas, y los planes de obra de la empresa.

Evidentemente la apretada surtió efecto, porque el ENRESS se expidió, y habilitó el aumento del 26,5 %; que se suma así al cargo del 10 % dispuesto por el decreto de Bongatti.

Claro que -como cuenta la crónica- la votación fue dividida, y la autorización del aumento se logró gracias al voto de 3 miembros del directorio, designados por Binner (mediante éste decreto) -luego de dejar al órgano acéfalo por más de dos años- y por Bonfatti (mediante éste otro); previos acuerdos políticos (incluso con sectores de la oposición) para que la Legislatura les prestara el acuerdo. 

Claro que dos de los tres que votaron a favor del aumento son el Presidente y el vice del ENRESS, cargos en los que fueron designados por Bonfatti (por éste otro decreto), es decir que forman parte de lo que sería (por compararlo con la corte menemista) la "mayoría automática" del FPCyS dentro del órgano de control.  

De los que votaron en contra, uno (Gianni) adhiere al kirchnerismo (de hecho es candidato a concejal en las próximas elecciones, aunque no por la lista del FPV), y el otro (Alberto Muñoz), es un militante de la Asamblea Provincial por el Derecho al Agua, elegido en su momento por Binner (cuando llegaban los buenos tiempos a la provincia); y hoy absolutamente enfrentado a la gestión de sesgo privatista-empresarial que le impuso el socialismo a ASSA; traducida en cada vez más tarifas, para tener cada vez menos obras.

A nadie debiera sorprender que el ENRESS se convirtiera en un coto de caza político: fue creado por la Ley 11.220 durante la privatización del servicio dispuesta por Reutemann en su gobierno (de hecho, en las horas finales del mismo se firmó la concesión a Aguas Provinciales); privatización que fuera gestionada y conducida por Roberto Gayá, dirigente radical y ex candidato a intendente de Santa Fe por Usandizaga.

Y la misma rosca entre Reutemann y Usandizaga (que repartió cargos en la Corte Suprema de Justicia de la provincia) ubicó en el ENRESS a Santiago Mascheroni, hoy diputado provincial del FPCyS, y al propio Usandizaga.   

Otro tanto sucedió con el Defensor del Pueblo Bistoletti (un ex juez que sobreseyó a Binner en causas judiciales en que se lo investigaba cuando era intendente de Rosario, y amigo personal del ex gobernador) y con el Tribunal de Cuentas: en éste post y en éste otro contamos con lujo de detalles como el socialismo fue modificando la conformación del cuerpo para garantizarse allí una mayoría adicta, y evitar las observaciones legales contra los actos del gobierno; incluyendo la designación de ex funcionarios de la Municipalidad de Rosario y de la gestión de Barletta en la Municipalidad de Santa Fe. 

A propósito: nos contó un pajarito que mañana se vence el plazo para que el Tribunal se expida sobre la licitación de las cámaras de seguridad (caso contado acá), y habría quienes proponen observar el decreto de Bonfatti: habrá que ver como se comporta la "mayoría automática" oficialista; que allí también existe.

En éste mismo contexto se puede ubicar la reticencia del oficialismo provincial a que prosperen los proyectos de ley que considera la Legislatura para regular al Consejo de la Magistratura, hoy una simple oficina creada por decreto y dependiente del gobernador de la provincia y el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, para convalidar los concursos orquestados para posibilitar el salto de ex funcionarios y militantes radicales y socialistas, a cargos en la justicia.

Sirva entonces el ejemplo del aumento de las tarifas de ASSA, apretada mediante al ENRESS y luz verde de la mayoría oficialista en el órgano de control, para medir la coherencia del discurso de Binner y Barletta cuando dicen que el kirchnerismo ha "colonizado" los organismos de control del Estado nacional.   

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos esperpentos se proponen como UN PAIS NORMAL.
Antes que finalice la gestión Bonfatti, debieran efectuarle una auditoría a ver si la resiste o le empiezan a llover juicios por mala administración, administración fraudulenta, etc. etc. bueh, en definitiva choreo.

Anónimo dijo...

Quieren desfinanciar al estado con el 82% móvil para las jubilaciones!!!

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Ah,¿los aumentos de ASSA son para pagarles a los jubilados?, con razón no meten un caño de cloacas ni a palos.

Anónimo dijo...

Y bueno.Por algún lado hay que pagar los lujos. El papel de merca no aumentó pese a los allanamientos.
Mas vale que aumente el agua.