LA FRASE

"DIGAN LO QUE QUIERAN SOBRE LAS PROTESTAS EN ESTADOS UNIDOS, PERO ALLÁ NADIE PINTÓ EL CABILDO." (MIGUEL BOGGIANO)

domingo, 6 de octubre de 2013

A PONERSE SE HA DICHO


Hay que reconocer que la creatividad del socialismo para buscar argumentos para sacarte guita del bolsillo aumentando los impuestos, no tiene límites.

Y si no miráte acá este decretito del 23 de septiembre por el cual Bonfatti dispuso que la Dirección Provincial de Vialidad les cobre a los frentistas y linderos la contribución por mejoras, en todas las obras viales que haga la provincia y comiencen éste año.

Nos interesa destacar una parte de los fundamentos del decreto, que ven acá:


O sea, como están reclamando en la justicia contra la Nación por cuestiones de coparticipación (que afectan por igual a todas las provincias), y como dicen que la provincia es una de las que más bajas inversiones en obras nacionales recibe por habitante (tema tratado acá), tienen que imponer la contribución por mejoras. 

Lo cual no deja de ser un argumento curioso, sobre todo si uno mira en el Presupuesto provincial 2013 los recursos con los que cuenta la Dirección Provincial de Vialidad, como vemos en éste cuadro:


Vemos que 160 millones de pesos (un 29,85 % del total de los recursos de Vialidad Provincial) provienen del Fondo Federal Solidario, o fondo soja; que envía la Nación y que sólo se puede utilizar para hacer obras (no por ejemplo para pagar sueldos a los empleados, o gastos de funcionamiento).

Y otros 121 millones de pesos (el 22,58 %) de los recursos de Vialidad proviene del Impuesto Sobre la Transferencia de Conbustibles Líquidos, que pagamos cada vez que cargamos nafta e ingresa al Fondo Vial Federal y desde allí se coparticipa a las provincias.

Lo recauda la AFIP (al igual que el fondo soja), y por ende la provincia lo recibe en forma diaria y automática, y sin mover un dedo.

Lo que implica que más de la mitad del Presupuesto de Vialidad Provincial viene desde la Nación, por fuera de la coparticipación federal; y además los propios aportes del Tesoro provincial para contribuir al financiamiento del organismo (que suman casi el resto de sus recursos) también tienen su componente de impuestos nacionales coparticipables, que son contabilizados como ingresos de Rentas Generales.

Esos impuestos, al igual que el de los combustibles líquidos, se siguen transfiriendo desde el 2007 (cuando Binner llegó al gobierno) con las mismas reglas y proporciones que lo eran antes; porque el kirchnerismo no las modificó.

Y antes del 2009 -cuando se creó el fondo soja- no existían esos recursos afectados exclusivamente a la obra pública vial, que es lo que ahora se quiere financiar en parte con la contribución por mejoras; lo que lleva a preguntarse como pudieron los gobiernos anteriores a Binner (sobre todo el segundo de Obeid) hacer obras viales en toda la provincia, aunque no contaban con esa ventaja, y ahora es imprescindible volver a meterle la mano en el bolsillo a la gente.  

Pero la cosa no termina ahí: en el mismo decreto están advirtiendo que, aunque cobren la contribución por mejoras, igual tendrán que salir a pedir créditos internacionales para hacer obras en las rutas y caminos provinciales.

No hay comentarios: