LA FRASE

"LOS JUGADORES PODEMOS ESTAR UN AÑO SIN COBRAR, Y SI HICIMOS NEGOCIOS CON PARQUES EÓLICOS, HASTA DOS." (CARLOS TÉVEZ)

jueves, 24 de octubre de 2013

PUBLICIDAD SIN PUBLICIDAD: SON MUY BUENOS


Hace un tiempo nos ocupamos en éste post de la llamada "ley Rubeo", que modificó la ley provincial de campañas electorales, para ponerla a tono con la reforma electoral de la Nación que instauró las PASO, y garantizar a los partidos políticos espacios gratuitos en los medios audiovisuales; para difundir sus spots de campaña. 

Decíamos entonces que la excusa que dio el gobierno provincial para no cumplir con la ley (que el decreto de Cristina llamando a elecciones nacionales no incluía a los cargos provinciales) era absurda, y que en realidad no querían cumplir con la ley sancionada en noviembre del 2012, y reglamentada por Bonfatti en febrero de éste año.

La particularidad de la ley nacional es que la publicidad es gratis para los partidos, pero también para el Estado, porque los medios están obligados a ceder los espacios, ya que de lo contrario se exponen a las sanciones que contempla la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522; para los licenciatarios de frecuencias de radio y televisión.

En función de eso, la ley provincial contempló que el gobierno de Santa Fe celebrara los correspondientes convenios con la AFSCA para poder aplicarles sanciones a los medios provinciales que no aceptasen pasar gratis los spots de campaña de las elecciones municipales y comunales de éste año.

Podemos ver incluso que el Presupuesto provincial 2013 no contempló partidas para gastos en publicidad por éste concepto en el Tribunal Electoral (el organismo responsable de organizar las elecciones):


Ni en el presupuesto original, ni en el refuerzo de partidas de 70 millones de pesos que posteriormente le otorgó Bonfatti  por éste decreto.

En medio de las polémicas, pasaron las PASO y no hubo publicidad gratuita (ni paga) para las elecciones municipales y comunales, cosa que luego cambió para las generales del domingo que viene; sin que se haya cambiado una coma del decreto de Cristina: o sea que ahora parece que se pudo lo que antes no se podía.

Pero resulta que la propaganda que estamos viendo y oyendo por los canales y radios de Santa Fe de los candidatos a las elecciones provinciales, es gratis para ellos, pero no para nosotros; porque el gobierno provincial no firmó los convenios con la AFSCA, y decidió pagarles a los medios. Incluso los avisos dicen (con escasa sutileza y apego a la ley) "espacio cedido por el gobierno de Santa Fe".

Preguntado cuanto se había gastado en pauta publicitaria para difundir los avisos, Galassi dijo en julio que no sabía exactamente cuanto era, pero otros funcionarios tenían data más precisa como vemos acá:


Incluso nos cuentan que tuvieron que dictar "un decreto de excepción que permita superar los topes establecidos" para las órdenes de publicidad; que es el 3057 del 25 de septiembre, al que corresponde la imagen de apertura del post.

Y como podrán ver (remarcado en la imagen con un circulito), ese decreto menciona como antecedente inmediato otro; que es el 1997 que es el que verdaderamente interesa.

Tanto que es (según dice el 3057) el que autorizó al Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado (Galassi) a contratar con los distintos medios la difusión de los spots de campaña. 

Nosotros tratamos de buscarlo en el portal de la provincia (recordar que en éste post explicamos como funcionaba el "transparente" sistema), y no tuvimos suerte, según pueden ver acá:


El sistema nos recuerda que sólo están disponibles en Internet los decretos que se publican en el Boletín Oficial (que son los menos, un 4 o 5 %), y este no está, o sea que nunca fue publicado; aunque (dicen) le entregaron una copia a los apoderados de los partidos.

¿Pero que era lo que decía ese decreto, dictado por Bonfatti el 18 de julio?: acá lo podés ver.

Decía como se asignaban los espacios en los medios a los distintos partidos (no a sus sectores internos porque no se aplicó en las PASO como vimos) y -más importante aun- la decisión del gobierno provincial de pagarlos de su (nuestro) bolsillo, en lugar de hacer los convenios con la AFSCA para que fueran gratis; y los medios cedieran obligatoriamente los espacios.

El decreto nada dice de como se distribuyeron esos 25 millones de pauta oficial que a los medios les llegó de arriba, pero nos contó un pajarito que más de un 70 % se lo llevaron entre cinco medios de Santa Fe y Rosario.

Alguno podría preguntarse por qué el decreto 1997 nunca fue publicado en el Boletín Oficial (pese a que propio artículo final así lo ordena, porque además es lo que corresponde); y a nosotros se nos ocurre que de ese modo se aseguraron que nadie se enterase que no dice ni una sola palabra de por qué los avisos tienen que ser pagados por el Estado, y no gratis; ni tampoco como se fijaron los criterios para distribuir los espacios (entre los partidos, y entre los medios).

Criterios que fueron cuestionados en la justicia por discriminar a algunos sectores: acá vemos que la justicia hizo lugar en Rosario a un amparo de Jorge Boasso (el radical que critica más a la gestión socialista en Rosario que muchos otros opositores, un verdadero grano en el tujes para el socialismo); para que sus spots tengan la misma duración que -por ejemplo- los de la lista de Cappiello.

Los dos decretos (el 1997 y el 3057) pasaron por el Tribunal de Cuentas; y la "mayoría automática" construida allí por el FPCyS lo devolvió sin analizarlos, porque no tenían "efecto hacendal"; pero lo concreto es que en el marco de ambos, se gastaron 25 millones de pesos en publicidad.

Recordemos que en las PASO no hubo publicidad gratuita para las elecciones municipales y comunales, con lo cual dentro de la propia interna del FPCyS (donde en algunos casos los socialistas le compiten a los radicales y sus otros socios en el Frente) se vieron favorecidos los candidatos "del comisario", que pudieron aprovechar indirectamente la abultada pauta oficial del gobierno provincial.

Luego de eso, el decreto que dispuso pagar la publicidad no se publicó y así cualquier interesado no pudo saber por qué la publicidad se pagaba, y como se repartía; o con que criterios.

Por estos días estamos viendo y oyendo -casi pegados unos con otros- los avisos de las elecciones nacionales (que son gratis: o sea, los medios los tienen que pasar obligatoriamente, y no ven un peso), y los de las municipales y comunales (que son pagos, y costaron en conjunto 25 millones de pesos).

Imagínense ustedes hacia donde orientarán la línea editorial esos medios que por un lado (gobierno nacional) tienen que ceder obligatoriamente espacios de publicidad que podrían pautar con anunciantes públicos o privados, y por el otro (gobierno provincial) recibieron de arriba 25 millones de pesos por avisos que deberían haber sido gratis.

Ahora bien, alguno podría preguntarse: ¿de dónde sacó el gobierno provincial los 25 millones de pesos que dice que costaron los spots de los diferentes partidos y alianzas (incluyendo obviamente al FPCyS) para las elecciones de cargos municipales y comunales del domingo que viene?

Muy fácil: de cierto decretito que reveló cierto blog por el cual se le sacó al presupuesto de educación exactamente esa cifra: 25 millones de pesos; y que fue sacado mientras le decían a todos que no iba a haber publicidad audiovisual electoral gratis en la provincia, porque no se podía.

Hay que reconocer que hay ciertas cosas para las cuáles los socialistas son buenos, muy buenos diríamos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

-Bueno gordo, con las elecciones, para El Litoral te puedo bajar 6 palos de publicidad. Decime cuanto me queda.
-El 15%.
-Pero que 15 ni 15, ya me voy al UNO.
-Parà, parà, si yo ya lo hablè con Bonfatti.
-Asì? cuando hablaste? Porque yo vengo de ahì y me dijo que no agarre menos del 40%.

Santa Fe. Calle Eva Peròn al 2600.Vereda este. Oficina de cerealera del hijo del socio del gordo Vittori.
Ni un caso de corrupciòn.