LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

viernes, 18 de octubre de 2013

SE ESTARÍAN DESARMANDO LAS MAQUETAS


En Nestornautas nos hemos ocupado varias veces de la obra del nuevo hospital Iturraspe en el norte de la ciudad, uno de los famosos 8 de los que habla la propaganda del gobierno provincial.

En ésta entrada de hace más de un año decíamos que nos llamaba la atención que se licitara la segunda etapa cuando aun no estaba terminada la primera, que debió haberse concluido (luego de cinco prórrogas) en agosto del 2011.

Y en ésta otra (que tuvo repercusión hasta en la Legislatura) contábamos como la segunda etapa había sido adjudicada a Pecam (la constructora favorita del socialismo) con un sobreprecio del 58,83 % por encima del presupuesto oficial.

Sin que sepamos muy bien que onda con el avance de esa segunda etapa, a través de un comentario de un lector en éste otro post, nos enteramos que el 22 de éste mes se abre la licitación de la tercera, y con un presupuesto oficial nada barato: casi 36 millones de pesos.

Pero además esta tercera etapa viene con una curiosidad: parte del trabajo a encarar por la empresa contratista seleccionada, será efectuar reparaciones en la estructura de hormigón armado existente.

Recordemos que no se trata de un edificio viejo y por ende deteriorado, sino de una construcción enteramente nueva, arrancada desde cero en el año 2009; cuya primera parte fue adjudicada (en un proceso plagado de irregularidades, durante la licitación y la ejecución del contrato; ver acá) a otra empresa célebre por estos pagos: Ponce Construcciones.

De hecho, la favorita de Corral y Barletta para adjudicarle obras públicas municipales (ver acá detalles); y la que le arrimó a Corral la genial idea de las cocheras subterráneas en el parque Alberdi, que por supuesto construirán y explotarán ellos.

Avisados por el lector, nos zambullimos en la lectura del pliego (completo acá) y nos encontramos con ésto:


Entre las páginas 102 y 145 se detallan, con la prolijidad propia del socialismo, todas las cosas que hizo mal en la primera parte de la obra Ponce Construcciones en la estructura de hormigón armado, y que ahora otra empresa (¿o ellos mismos?, porque nada les impide volver a presentarse) debería reparar, en la tercera etapa; mientras seguimos sin saber que pasa con la segunda: cualquiera que pase por allí verá que la obra sigue absolutamente parada.

En esas páginas (ir al pliego) hay montones de fotos como las que están en la imagen de apertura del post, y las flechitas rojas no las pusimos nosotros, sino los que hicieron el pliego: son para indicarle a los que compren el pliego para presentarse a la licitación (que reiteramos, se abre el 22 de éste mes) donde están los mocos que dejó Ponce Construcciones, y que ellos tendrían que arreglar.

Que no son menores, como podrán ver si ingresan al documento.

Así como en su momento nos preguntábamos como era posible licitar una segunda etapa cuando no estaba finalizada primera, dado que ahora vemos que hay una tercera que tiene por objeto (entre otras cosas) reparar lo que está roto o mal hecho de esa primera, nos preguntamos:

¿A Ponce Construcciones le dieron desde el gobierno provincial certificación final de obra por los trabajos de la primera etapa, como si hubieran sido concluidos correctamente, de acuerdo al contrato y a entera satisfacción del Estado?

¿Ya se venció el plazo de conservación y garantía de la obra o todavía está vigente?

Si ocurre lo primero, ¿cómo no se detectaron durante ese plazo los vicios de la estructura que ahora se advierten?

Si ocurre lo segundo, ¿por qué se vuelve a licitar para pagar dos veces lo mismo, encima mal hecho la primera vez, en lugar de mandarlo a hacer correctamente a Ponce Construcciones,  sin costo para el Estado; como corresponde?

Lo que el pliego de la tercera etapa evidenciaría es que la obra fue virtualmente abandonada por la contratista, sin concluirla (al menos en la parte que le tocaba por contrato) y sin que nadie desde el gobierno hiciera nada para impedirlo.

Y algo similar estaría sucediendo con Dycasa en la obra del CEMAFE, en la zona del puerto; también paralizada desde hace rato.

¿Aguantarán las maquetas del gobierno provincial hasta las elecciones sin venirse abajo?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que Pirucho Acuña prepare la cámara digital que después del 27, Schneider lo vá a lllevar -en su propio auto oficial y con custodia- a recorrer las obras que no están paralizadas...... cuales??????????

Anónimo dijo...

Aaah, cierto que hay Ministro,además de gobernador. Sigue siendo Schneider?

Anónimo dijo...

averigüe, sobre la recepción definitiva de los puentes del salado sobre la Ruta 70, con la firma del que ahora es Ing. Jefe de la DPV, creo que un tal Maumary, obra que presenta innumerables fallas de construcción, con cárcavas debidas a la erosión del agua, ( y eso que hace meses que no llueve), que inutilizan las banquinas llegando en algunos casos a la cinta asfáltica. Graaaacias Ponce /construccioneeeeessss!!!!