LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

lunes, 7 de octubre de 2013

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS CONFUSIONES



Una cosa hay que reconocerles a los del FPCyS: una vez que definieron un libreto, lo siguen todos a pie juntillas, y no se mueven de la huella.

Repiten a coro (como los mormones o los Testigos de Jehová) las cuatro o cinco cosas con las que machacan en cada caso, y si de paso consiguen (como la diputada Ciciliani en el video de apertura) que el ocasional entrevistador no les meta ni media pregunta (no hablemos ya de repregunta), la eficacia del mensaje está garantizada.

Sumémosle a eso que los nuestros suelen comerse los mocos con bastante frecuencia y no salen a rebatirlos, y tendremos un panorama más o menos claro del debate político en Santa Fe.

Ahora por ejemplo y con motivo de la discusión del Presupuesto nacional 2014 volvieron con varios clásicos, de los que se habían olvidado más o menos desde el 2001: justo -vea la casualidad- la última vez que hubo elecciones.

En el videíto pese a lo corto (menos de dos minutos) Ciciliani se las ingenia para desgranar varias zonceras de uso habitual, replicando las que dijera hace poco el diputado Alvarez (UCR), analizadas acá.

Veámoslas en detalle:

* "Con el presupuesto nacional 2014 se ven perjudicadas todas las provincias porque no se cumple con el piso de coparticipación del 34 %".

Un poco más adelante en la autoentrevista (¿o eso sólo corre cuando Rial entrevista a Cristina?) Ciciliani desliza que tal piso estaría establecido nada menos que en la Constitución Nacional: un soberano disparate, a menos que tenga otra edición distinta de la CN. De ser así, le agradeceríamos nos contara en detalle en que artículo e inciso la Constitución dice tal cosa.

Este temita del "piso" del 34 % fue analizado en varias oportunidades en Nestornautas (por caso acá) para aclarar que venía del artículo 7 de la Ley 23.548 (la ley de coparticipación de los tiempos de Alfonsín), derogado por el artículo 2 de la Ley 25.570 (2002).

El artículo decía que la Nación debía garantizar a las provincias recursos coparticipables por lo menos por el 34 % de los recursos tributarios totales de la Administración Central, tuvieran o no el carácter de coparticipables según esa misma ley.

Lo cual supone un problema de constitucionalidad, pues incluiría en la base de cálculo los derechos de exportación e importación, que no son coparticipables (artículo 4 CN); pese a lo cual el gobierno nacional transfiere a las provincias el 30 % del producido de las retenciones a las exportaciones de soja, a través del Fondo Federal Solidario creado por el Decreto 206/09 de Cristina.

Pero aun suponiendo que el famoso "piso" del 34 % aun existiese, atengámonos a lo que decía (que no es necesariamente lo que Ciciliani dice que decía: recordemos que lo ubica en la CN) y vayamos a los números del Presupuesto 2014 que discute el Congreso (ver acá): los recursos tributarios totales de la Administración Central (incluyendo derechos de exportación e importación) serán 405.693 millones de pesos, y la coparticipación federal a las provincias, 221.507 millones.

O sea, el 54,60 %, veinte puntos por encima del famoso "piso" presuntamente obligatorio.

Debe ser por eso (porque la cosa legalmente es vidriosa, y los números no cierran para la queja) que el gobierno provincial (ni con Binner, ni ahora con Bonfatti) no ha iniciado reclamo alguno ante la nación al respecto, pese a haber contratado para eso al estudio de Gil Lavedra.

Por si alguno tiene una duda al respecto (incluyendo a la confundida diputada Ciciliani) acá va el decreto de Bonfatti que identifica los juicios que está llevante adelante Santa Fe contra la Nación, entre los que no aparece el del famoso "piso" del 34 % : (acá más detalles)


Por no mencionar que, aun suponiendo que el actual esquema de coparticipación perjudicara "a todas las provincias" como dice Ciciliani, para modificarlo se necesitaría (de acuerdo con la CN) una ley-convenio entre la nación, todas las provincias y la CABA, aprobada por mayoría especial en las dos Cámaras del Congreso y ratificada por las 24 legislaturas provinciales y porteña.  

Y si no se consigue desde 1996 (cuando venció el plazo constitucional para dictar la ley de coparticipación) tal consenso, es por una razón muy sencilla: porque el actual esquema de coparticipación favorece a muchas provincias, en especial las más chicas o menos desarrolladas, como las del NEA, NOA y la Patagonia. 

* Sigue Ciciliani: "Es una vergüenza que a Santa Fe le sigan descontando el 15 % de la coparticipación y que haya diputados que levanten la mano votando eso".

Aclaremos por las dudas -una vez más- que no sólo a Santa Fe se lo descuentan, sino a todas las provincias y también a la Nación, de su parte de la coparticipación: el famoso 15 % es el que va a la ANSES, y se calcula sobre toda la masa coparticipable (por eso se lo denomina "precoparticipación": antes del reparto entre Nación y provincias). 

Y se forma (como lo hemos dicho hasta el cansancio en éste blog) con 8,5 % que ponen las provincias, y 6,5 % que pone la Nación, cada una de su parte.

Pero lo más importante (además de exigirle a la diputada Ciciliani que nos explique con que recursos los reemplazaría si a la ANSES le quitan esos fondos, mientras se le pide que pague el 82 % móvil a los jubilados) es que el famoso 15 % no fue votado ahora, porque nada tiene que ver con la discusión del Presupuesto 2014.

No obstante hay que reconocer que vamos mejorando, porque hasta la semana pasada el diputado Alvarez sostenía que Cristina lo había prorrogado por un DNU; y ahora Ciciliani entiende que fue por ley, dentro del presupuesto.

Ni una cosa, ni la otra: la afectación del 15 % de la coparticipación para financiar la seguridad social fue prorrogada en el 2005, por el artículo 76 de la Ley 26.078, por todo el tiempo que duren los impuestos afectados (Ganancias, IVA, Bienes Personales, Cheque, etc).

Y si a Ciciliani le parece una vergüenza que haya diputados que levanten la mano para aprobar eso, se va a tener que cambiar de lista para el 27 de octubre, porque Binner (que encabeza la lista del FPCyS que ella también integra), por entonces diputado, votó a favor como pueden ver acá en el acta respectiva:


* Otra Cicilianada: "No entiendo como podemos hablar de "década ganada" si estamos prorrogando la emergencia económica, que le permite al PE decidir sobre el presupuesto sin pasar por el Congreso."

Zonceras tales (planteadas por los grandes medios, que son los que le fijan la línea política a gente como la diputada Ciciliani) ya fueron aclaradas en éste post, y en éste otro: ni la emergencia económica tiene que ver con la fortaleza o debilidad de la economía, ni mucho menos con las facultades del presidente (en realidad del Jefe de Gabinete) de modificar el presupuesto, que están en la Ley 24.156 de Administración Financiera.

Que por cierto y como dijimos muchas veces, son menores que las que tiene en Santa Fe el gobernador de acuerdo con la Ley 12.510; porque incluso puede aumentar el total de los gastos votados por la Legislatura si hay más ingresos de los previstos, sin necesidad de dictar un DNU, o someterlo a posteriori a aprobación legislativa, como sí debe hacer la presidenta en las mismas circunstancias.

A lo mejor esta gente vota en contra todos los proyectos que manda Cristina al Congreso, porque cree que hablan de una cosa, cuando en realidad hablan de otra: sería un problema de interpretación digamos; como pasó también con el famoso aval para el acueducto del norte:


* Termina Ciciliani con esto: "En Santa Fe el presupuesto se debate y hay consenso en base a la representación política de cada sector, y respetando la Constitución."

En Santa Fe lo que ocurre es que el FPCyS tiene minoría en ambas Cámaras legislativas, y por ende está obligado a negociar: cuando tiene mayoria propia (como pasa en los Concejos municipales de Santa Fe y hasta hace poco, de Rosario) minga que negocian; imponen el proyecto que manda el Ejecutivo (en ése caso los intendentes), sin tocarle ni una coma. Como hace el kirchnerismo en la Nación, pero allá está mal y acá no.

Más aun: como la Constitución provincial no exige (como la nacional) que el presupuesto ingrese por Diputados, Bonfatti lo manda todos los años por el Senado, para asegurarse que, si en Diputados le introducen cambios, prevalezca la media sanción de los senadores. 

Y para asegurarse el apoyo de los senadores, refuerza el diálogo y el consenso con algún que otro aporte de la Fapnelco, por si los muchachos dudan a la hora de levantar la mano.

Para concluir, y hablando de respetar la Constitución y garantizar el control parlamentario del Presupuesto (reclamos con los que finaliza Ciciliani en el video), recordemos así como al pasar que el gobierno provincial no cumplió con lo que establece la Constitución de Santa Fe de enviar a la Legislatura a más tardar el 30 de septiembre, el proyecto de presupuesto del año próximo: dicen las malas lenguas que es porque está preparando otro impuestazo para después de las elecciones.

Así como también recordemos que desde el 2007 (cuando Binner llegó al gobierno) no funciona la Comisión Bicameral Permanente de Control de la Legislatura, que debe examinar los observaciones legales del Tribunal de Cuentas a los actos del Ejecutivo, y las Cuentas de Inversión de cada año; y no funciona porque los legisladores del Frente Progresista Cívico y Social no designan sus representantes, para no reconocerle la mayoría en la comisión al peronismo (que tiene mayoría en ambas Cámaras), y de paso, evitar el control parlamentario.

Ojo chicos, que la diputada Ciciliani los está vigilando y en cualquier momento sale a denunciarlos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bruta. Bruta para darle con un palo.
Hay casos en que el método "la letra con sangre entra" habría que aplicarlo a pleno.
El Colo.