LA FRASE

"¿QUÉ PARTE DE QUE EL SALARIO MÍNIMO ES MÍNIMO NO SE ENTIENDE?" (JORGE TRIACA)

miércoles, 5 de abril de 2017

NO ALCANZARON LAS TAPITAS


A lo mejor pasó desapercibido porque lo publicaron el viernes pasado junto con el tarifazo del gas, o la prórroga del "Ahora 12" hasta fin de año; pero ese mismo día salió el Decreto 219 (completo acá) por el cual se aprueba el convenio firmado entre el gobierno nacional y el de la ciudad de Buenos Aires; sobre el financiamiento del hospital Garrahan.

De acuerdo al convenio vigente hasta entonces (que databa de 1994), ambas partes aportaban cada una un 50 % del presupuesto del hospital, lo que éste año era (de acuerdo con Presupuesto nacional aprobado por el Congreso) $ 1.621.191.732, a poner por cada una de las partes.

De acuerdo con el nuevo convenio, la nación pasaría a financiar el 80 % del presupuesto total desde el 1° de enero de éste año, y la CABA el 20 % restante; lo que supone que la decisión de Macri le "ahorrará" a Rodríguez Larreta unos 973 millones de pesos anuales, en cifras redondas.

Los argumentos del convenio son bastante curiosos, pero no desconocidos, como pueden ver:


O sea aquéllo de "no puede ser que se vengan a atender en nuestros hospitales gente del conurbano y de países limítrofes", y en consecuencia, que el gobierno porteño tenga que poner plata para atenderlos.

La decisión se inscribe en el marco de otras anteriores similares, como traspasarle los efectivos de la Federal con las partidas correspondientes, aumentarle por decreto la coparticipación en un 168 % y transferirle el juego (bingos, casinos, máquinas tragamonedas), dejando de percibir Lotería Nacional los aportes correspondientes que se destinaban a Desarrollo Social.

Le falta aun la frutilla del postre que sería el traspaso de la justicia (en eso andan, puenteando al Congreso) y la Inspección General de Justicia y el registro de sociedades, para hacer de Buenos Aires una especie de Panamá. 

Mientras tanto, el mismo gobierno nacional se niega a cumplir con la ley de financiamiento educativo y convocar a la paritaria nacional docente, para evitarse tener que utilizar las partidas del programa de compensación salarial para aquéllos para lo que fueron creadas: solventar desde la nación el pago del piso mínimo salarial a los docentes de aquéllas provincias que no pueden hacerlo con sus propios recursos.

Cualquiera diría que se están cuidando la retaguardia por si algo sale mal en el gobierno nacional, y deben refugiarse en el terruño porteño.

No hay comentarios: