LA FRASE

"PRIMERO LA ARMADA NO ME AVISA DE LA EXPLOSIÓN EN EL SUBMARINO, AHORA ME ENTERO QUE ESTAMOS EN GUERRA CON IRÁN POR BONADÍO; ¿QUÉ SOY, CARTÓN PINTADO YO?" (OSCAR AGUAD)

sábado, 8 de abril de 2017

TIPS IMPRESCINDIBLES PARA SER COLUMNISTA POLÍTICO ESTRELLA EN LOS MEDIOS SANTAFESINOS


Ensarte como ristra de chorizos un montón de lugares comunes que en el fondo no quieren decir nada, pero escritos de tal modo que parezcan reflexiones profundas y -esto es crucial- originales suyas.

Despotrique contra la política, los políticos, sus roscas, internas y enfrentamientos, aunque le den de comer porque vive de eso, que es básicamente sobre lo que escribe siempre.

Nunca -pero nunca de los jamases- aporte una sola fuente corroborable de la “información reservada” que tira, y prescinda en la medida de lo posible de señalar datos concretos y medibles.

Si se ve obligado por alguna razón a romper la segunda parte de la regla anterior, jamás en la puta vida amplíe o señale la fuente de la que obtuvo el dato: apele a la credibilidad que su palabra ha generado entre los lectores/televidentes/oyentes.

Lamente siempre -esto es importante y no debe faltar- la decadencia nacional y lo bajo que hemos caído como país, por culpa de la política, los políticos, los sindicatos y los sindicalistas.

Jamás incluya en la crítica a los empresarios, que deberán ser presentados como víctimas permanentes de los constantes cambios de las reglas de juego. 

Busque el modo de echarle siempre la culpa de todo lo que anda mal (sea que efectivamente ande mal, o que a usted no le guste, trate de que no se note la diferencia) al peronismo en todas sus formas y manifestaciones; salvo que se trate del peronismo que le gusta a la gente que es antiperonista, como Reutemann, pongámosle.

Escriba siempre en difícil, usando muchas palabras del castellano antiguo, sacadas de un diccionario de sinónimos, citando algún autor de algún libro (no es imprescindible que haga al tema tratado): pasará por ilustrado, y ayudará a disimular que en el fondo, no está diciendo nada.

No hay comentarios: