LA FRASE

"NO TENGO NADA QUE VER CON EL HUMO QUE ESTÁ CUBRIENDO BUENA PARTE DEL PAÍS." (RICARDO CARUSO LOMBARDI)

miércoles, 25 de junio de 2014

BUSCANDO LECHE, DESCUBRIERON LA PÓLVORA


La imagen de apertura corresponde a esta nota del diario del Loco Lindo, que en realidad reproduce un parte oficial del gobierno provincial sobre el programa de asistencia crediticia a productores tamberos, bonificándoles el Estado una parte de la tasa de interés que les cobraría por sus préstamos el Nuevo Banco de Santa Fe S.A., que es a la sazón el agente financiero de la provincia.

El parte es engañoso porque los 100 millones de pesos no serían el monto de la ayuda del Estado santafesino a los tamberos, sino la línea de créditos que les abriría el NBSF; que en definitiva no les estaría más que prestando el dinero de sus clientes, entre los cuáles el más importante es el gobierno provincial.

Que subsidiaría cinco puntos de la tasa de interés, y le pediría a la Nación que subsidie otros cinco puntos adicionales, de modo que si un productor pide un préstamo con una tasa de interés del 23 %, termine pagando de su bolsillo solo el 13 % de interés: son esos subsidios que al hombre de campo no le molestan.

Pero lo concreto es que la idea es todo, menos nueva: se implementó en el 2003 por la Ley 12.148, en el 2004 (gobierno de Obeid) por la Ley 12.307 ; y nuevamente en el mismo año por el Decreto 875 (verlo acá); incluso con un porcentaje mayor del subsidio provincial a la tasa de interés.

Lo llamativo en éste caso es que el NBSF embolsará los intereses por los préstamos que otorgue, en parte provenientes de los subsidios de la provincia (reiteramos: su mayor cliente), sin que nadie se pregunte si la asistencia financiera al sector tambero no debería estar incluida (en ésta provincia, de las principales productoras lecheras del país) dentro del plan de negocios a cambio del cual (supuestamente) le dieron el contrato para actuar como agente financiero del Estado provincial; y se lo prorrogaron por cinco años más, dando por sentado que lo presentó y lo está cumpliendo.  

Plan de negocios que debía garantizar (según el pliego de la licitación): "la instrumentación de líneas de financiamiento para Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), para Investigación y Desarrollo (I+D) aplicado a la innovación productiva, para Comercio Exterior y estímulo a las exportaciones, para el Sector Agropecuario, para el Sector Industrial…".

Al no hacer ninguna mención al cumplimiento de esa cláusula de la licitación, y financiar una parte de la tasa de interés que cobra el NBSF por los préstamos a los tamberos, el subsidio provincial es doble: a los tamberos, y al banco de Eskenazy.

No hay comentarios: