LA FRASE

"LOS JUGADORES PODEMOS ESTAR UN AÑO SIN COBRAR, Y SI HICIMOS NEGOCIOS CON PARQUES EÓLICOS, HASTA DOS." (CARLOS TÉVEZ)

viernes, 6 de junio de 2014

PONGÁMONOS PARANOICOS POR UN RATO


Que los golpes de Estado producidos en el país entre 1930 y 1976 fueron promovidos por sectores civiles que se beneficiaron económicamente con ellos es algo que está fuera de toda duda, hoy por hoy.

Algunos lo discuten aun en el caso del último, para exculpar su propia responsabilidad; pero con causas como Papel Prensa, Ledesma, la de Ford o Mercedes Benz, la verdad se va abriendo paso.

Lo que no está tan admitido es que los mismos grupos que se beneficiaron históricamente con los golpes también lo hicieron con las crisis institucionales producidas en democracia, como en 1989 y 2001. Crisis que ellos mismos forzaron, provocando cimbronazos económicos

En cada uno de esos momentos de excepcionalidad institucional obtuvieron beneficios extraordinarios, que pagamos entre todos.

En la transición a la democracia del 83' luego de Malvinas fue la estatización de las deudas privadas, en la híperinflación del 89' aumentar excepcionalmente sus ganancias y fugar capitales, en la crisis del 2001 licuar sus deudas con la pesificación asimétrica y beneficiarse con la mega devaluación.

Una constante que impide pensar que pudieran ser ajenos a cada una de esas convulsiones; o que simplemente pasaban por ahí, vieron la oportunidad, y no hicieron más que aprovecharla.

Clarín como grupo económico no fue ajeno a ninguno de esos hechos, y por el contrario tuvo participación destacada en todos.

No se trata de determinar si como grupo mediático tiene la aptitud de crear crisis institucionales (las famosas "cuatro tapas que tumban a un gobierno"), sino si tiene la intención de hacerlo, y eso está fuera de toda duda.

En el 89' en la debacle de Alfonsín y con Menem tomando un país en llamas, le arrancaron Canal 13 y Radio Mitre a cambio de apoyo mediático.

En el 2001 con De La Rúa yéndose en helicóptero y un cásting de presidentes lograron la ley de bienes culturales, que los salvó de la quiebra a manos de sus acreedores extranjeros.

Hoy se ven obligados a desinvertir por una ley que cuestionaron en la justicia por 4 años y sus dueños enfrentan acusaciones por delitos de lesa humanidad en la causa Papel Prensa; cuyo avance dependerá sustancialmente del impulso del gobierno de turno, y el clima político imperante.

Suponer entonces que apelarán a cualquier cosa que tengan a mano (real o no) para evitar ambas cosas no es una visión conspirativa: simplemente se trata de un análisis lógico de un modus operandi que han seguido históricamente, desde la misma fundación del diario en 1945.

No inventan la realidad, pero está claro que buscan "editarla" en su provecho.

Paralelamente, existen otros grandes grupos empresarios que -aunque tuvieron ganancias fenomenales todos estos años- no toleran al kirchnerismo; y no derramarían una lágrima por el gobierno si se provoca un terremoto institucional

Porque el kirchnerismo no les merece confianza: les aprobó la fusión del cable, pero les metió la ley de medios; los bancos ganan mucha plata, pero perdieron el negocio de las AFJP; el campo la levanta con pala pero el gobierno les clavó las retenciones, y así podríamos seguir.

No es "su" gobierno, porque no le pueden decir que hacer, aunque muchas veces lo que haga los favorezca: no pueden confiar en él.

Y si ese gobierno da pasos en la dirección que ellos entienden correcta (como arreglar con el Club de París) tampoco les da la certeza de que no dará otros en la dirección contraria: tienen el ejemplo de Eskenazy, Repsol e YPF para comprobarlo.

Por eso le tienen miedo, o más bien desconfianza; y por eso preferirían que no esté, o que se vaya cuanto antes. 

Y más se consolide alguna perspectiva de continuidad K de cara al 2015 (sobre todo si no es un kirchnerismo amigable, onda Scioli), más locos se van a poner, y más locuras van a hacer, o respaldar -por acción u omisión- a los que las hagan.

Razón por la cual no es descabellado pensar que los avatares del caso Bouodu (por fuera y por dentro de la causa judicial estrictamente dicha, ya de por sí bastante emporcada) y sus consecuencias no serán ajenos a esa cuadro.

4 comentarios:

Seba dijo...

"Menem tomando un país en llamas, le arrancaron Canal 13 y Radio Mitre a cambio de apoyo mediático"

Pobre Nemen! no sabía lo que hacía! Lo obligaron!

Es una lastima que después de tanto tiempo el peronísmo no se haga cargo de los fiambres que arrojaba por solo criticar.

Anónimo dijo...

Disculpen, pero recién llego de un viaje que me regaló Magnetto a cambio de una cautelar, así que quiero actualizarme:
¿Como va la causa penal que inició el Grupo Clarin contra Moreno?
¿Está preso Moreno?
¿Ya se declaró inconstitucional la Ley de Medios?
¿La causa contra Clarin y La Nación por la apropiación de Papel Prensa, está archivada por falta de pruebas?
¿Massa les sigue midiendo bien, o el Kennedy del nordelta se derrumbó?
¿Y el anterior candidato de Clarin,el cadáver Mauricio, sigue injustamente procesado o la justicia lo absolvió?
El Colo.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Seb¨: estarías teniendo problemitas de compresnión de textos derivados del prejuicio, probablemente de un alfonsinismo tardío. Que el país estaba en llamas cuando Menem asumió no hay dudas, tanto como de que cuando se fue, lo dejó hecho mierda. Y que Clarín le canjeó apoyo mediático a cambio de favores, basta leer las tapas para saberlo. ¿Dónde está el "no hacerse cargo de los fiambres que arroja"? eso en todo caso (no hacer cargo de los fiambres) es más privativo de los radicales, fijáte si no los de diciembre del 2001. Con leer 5 post de éste blog (sin prejuicios: leyendo y tratando de entender) te darías cuenta que por acá de bancar al menemismo, poco y nada.

Nando Bonatto dijo...

Y más se consolide alguna perspectiva de continuidad K de cara al 2015 (sobre todo si no es un kirchnerismo amigable, onda Scioli), más locos se van a poner, y más locuras van a hacer, o respaldar -por acción u omisión- a los que las hagan.
es asi por donde se mire