LA FRASE

"PRIMERO LA ARMADA NO ME AVISA DE LA EXPLOSIÓN EN EL SUBMARINO, AHORA ME ENTERO QUE ESTAMOS EN GUERRA CON IRÁN POR BONADÍO; ¿QUÉ SOY, CARTÓN PINTADO YO?" (OSCAR AGUAD)

viernes, 31 de marzo de 2017

ERA AYER


Era ayer. a los 35 años de aquélla histórica marcha de la CGT encabezada por Ubaldini que terminó en una brutal represión, y marcó el principio del fin de la dictadura.

En ese ayer la central histórica de los trabajadores argentinos se puso a la cabeza del reclamo no solo de los trabajadores, sino de la mayoría de la sociedad que llevaba ya seis años de represión política, violaciones sistemáticas de los derechos humanos y destrucción planificada del aparato productivo, el el empleo, los salarios y los derechos de los laburantes.

También entonces había burócratas sindicales "dialoguistas" y "negociadores" que conciliaban con la dictadura, entre ellos el más célebre, Triaca padre.

Era ayer el paro, como lo vieron claro las dos CTA y la Corriente Federal de los Trabajadores: en ese día, de ese modo (movilizando), en ese lugar: la plaza histórica, escenario de las más grandes epopeyas del pueblo argentino.

Era en ese marco, todos juntos, unidos en el reclamo, con el flamante "Movimiento Intersindical Saúl Ubaldini" estrenándose como debe ser, en la calle.

Era con el tono que tuvieron los clarísimos discursos del "Barba" Gutiérrez de la UOM (¿se entiende por qué en la CGT de los gordos no tiene más protagonismo?) y de Hugo Yasky.

Sin miedo al macarteo de un gobierno maccartista, ni a las acusaciones de golpistas y desestabilizadores: como dijo el "Barba", lo que desestabiliza al gobierno de Macri son sus propias políticas.

Ayer -como Ubaldini en el 82'- las dos CTA y los gremios de la CGT que acompañaron la marcha se hicieron cargo de su responsabilidad, asumiendo la representación del hartazgo social contras las mismas políticas económicas que combatía Ubaldini; replicadas con escalofriante similitud 35 años después.

Contra la reivindicación cada día menos disimulada del genocidio de la dictadura, y contra la política más anti obrera y anti sindical de que se tenga memoria desde el 83' para acá, conducida por el hijo de aquél sindicalista "dialoguista", como en un perfecto círculo histórico.

El paro era ayer pero los gordos de la CGT lo dejaron pasar y lo fijaron para despuiés, cuando ya no les quedaba más remedio; pero a su modo: sin movilizarse, sin ir a la plaza, sin decir con todas las letras que es contra el gobierno y sus políticas.

Le esquivaron el bulto a la fecha de ayer, para que no les dijeran que homologan al gobierno con la dictadura, cuando es el gobierno el que se empeña en parecérsele. Pero en realidad es porque no resisten el cotejo con Ubaldini, que si viviera lloraría pero de bronca; de verlos tan pusilánimes.

Las movilizaciones previas al paro del 6 de abril (incluida la de ayer) les marcaron la cancha, y todavía están a tiempo de hacer algo, para evitar que la ola se los lleve puestos.

Como dijeron Gutiérrez y Yasky, para que el paro sea el principio de algo más, y no una simple válvula de escape para aflojar tensiones, y seguir negociando con un gobierno que ya dejó claro que en lo central de su programa (cagar a los trabajadores) no está dispuesto a negociar. Y si no que les pregunten a los docentes.

6 comentarios:

Diego dijo...

¿Es cierto que Saúl Ubaldini hijo está con los gremialistas macristas?

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Sí, igual que el hijo de Hugo Del Carril

Miguel Iglesias dijo...

El hijo de Triaca sigue la linea pero uno de los hijos de Pinedo está con nosotros En fin no todas las astillas del mismo palo son iguales

Otto dijo...

Che Michelli también habló.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Ajá

Anónimo dijo...

Triaca hijo y Triaca padre, dos versiones de la misma burocracia sindical corrupta y acuerdista. Dan asquito!