LA FRASE

"POR SUPUESTO QUE LOS RESULTADOS OBLIGAN A INTRODUCIR CAMBIOS: LES PEDÍ LA RENUNCIA A TODOS LOS DEL GABINETE JOVEN, Y EN SU LUGAR ENTRAN BINNER Y ZABALZA." (MIGUEL LIFSCHITZ)

jueves, 9 de marzo de 2017

TE LA DEBO

 

“El país se endeudó en 77 mil millones de dólares entre diciembre de 2015 y febrero de 2017. Este año se aceleró el ritmo de emisión de bonos y en el primer bimestre ya se colocaron cerca de 25 mil millones de dólares, un monto que representa el 50 por ciento de toda la deuda acumulada a lo largo de 2016.

Los primeros dos meses de 2017, lejos de revertir el proceso de colocación de deuda del 2016, mostraron un importante incremento de la emisión de bonos. El Tesoro sumó préstamos por unos 13.000 millones de dólares en los mercados internacionales, Letes por 4886 millones dólares en la plaza local y títulos en moneda doméstica por el equivalente a 2268 millones de dólares. Las Provincias colocaron otros 2050 millones y las empresas 1937 millones. De este modo, la deuda contraída en el primer bimestre del año alcanzó los 24.141 millones de dólares.

Si sumamos sólo la fuga de enero, que alcanzó 3196 millones de dólares, y las emisiones de Letes –Letras de Tesoro emitidas en dólares– de enero y febrero de 2017 por 4886 millones, la salida de dólares por atesoramiento, giro de utilidades, turismo e intereses alcanzó los 8082 millones.

El Tesoro, debido a la necesidad de cubrir el déficit fiscal, fue uno de los principales emisores de nueva deuda a partir de diciembre de 2015. Se colocó en los mercados internacionales y bajo legislación extranjera 34.910 millones de dólares, de los cuales 21.910 fueron emitidos a lo largo del 2016 y los 13.000 restantes en los primeros dos meses de 2017.

Se emitieron 9688 millones de dólares en Letes desde el comienzo de la gestión de Macri, de los cuales 4886 millones se colocaron en 2017. En lo que refiere a los préstamos en moneda local, se recibieron 254.425 millones de pesos (equivalente a 16.335 millones de dólares), con bonos ajustados por inflación y, en menor proporción, a tasa fija.

Las provincias fueron otra importante fuente de endeudamiento para la economía local. En los últimos 14 meses, Buenos Aires, Entre Ríos, La Rioja, Neuquén, Mendoza, Chubut, Córdoba, Salta, Chaco, Santa Fe y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires emitieron 9055 millones de dólares, de los cuales 2050 fueron colocados en el primer bimestre de 2017.

Las empresas privadas también imitaron el comportamiento del sector público y aprovecharon para tomar crédito en el extranjero. Acumularon en 14 meses emisiones por 7628 millones de dólares, en donde 1937 millones corresponden a deuda de este año. En lista de compañías que se lanzaron a ofrecer las obligaciones negociables se destacaron el Grupo Financiero Galicia, Banco Macro, Pampa Energía, YPF, Telecom, Arcor, Cablevisión, IRSA, Agrofina, Aeropuertos Argentinas, Banco Hipotecario, John Deere, Roch y Celulosa Argentina.

“Desde diciembre de 2015 la fuga de capitales de la economía argentina ascendió a 25.595 millones de dólares, el equivalente a 5 puntos del PIB, que si se hubieran quedado en el país podrían haber aportado al consumo, la inversión y la expansión del mercado interno, el cual anotó una contracción de 2,3 por ciento el año pasado. En formación de activos externos del sector privados, de decir ahorro en dólares, se fugaron 13.920 millones de dólares, un fenómeno que se sigue acelerando mes a mes. En enero pasado el atesoramiento de divisas se ubicó en 1945 millones de dólares, un 23 por ciento más respecto de igual mes del 2016.

El giro de utilidades de las multinacionales fue otro de los factores que explicó la fuga de capitales, según el documento de la UMET. Acumuló 3215 millones de dólares, de los cuales 3106 millones se anotaron en 2016. La cifra enciende luces de alarma si se tiene en cuenta que en 2015, cuando todavía operaban los controles cambiarios, el giro de dividendos sumó 294 millones.

En lo que refiere al turismo, se calculó una fuga de 8560 millones de dólares desde que se Macri inició la gestión. En enero de este año, la salida de dólares por argentinos que vacacionaron en el exterior anotó picos de 1143 millones, un 70 por ciento más que en enero de 2016.

El pago de intereses de la deuda fue otro factor que, además de la fuga de capitales por ahorro, turismo y utilidades, agregó una salida de divisas de la economía local por 13.451 millones de dólares en los últimos 14 meses, de los cuales el 90 por ciento se abonaron el año pasado.

Considerando que hubo emisiones en moneda extranjera por alrededor de 70 mil millones de dólares a partir de diciembre de 2015 y las reservas internacionales subieron en torno a 21 mil millones, resulta evidente que el crecimiento exponencial de la deuda de estos últimos meses ha seguido financiando de manera contundente una creciente fuga de capitales.

El informe completo, acá.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Huya 77 mil millones de dolares justo la cifra que se blanqueo en dos semanas en el decreto de necesidad de urgencia de blanqueo para parientes.

Pero tenia que ser plata vieja peroooo.......

No habran lugares donde te cambian plata vieja por nueva a cambio de algun soberano austral o sureño favor o quizas dos!!!!!!

Anónimo dijo...

Agregale la bola de nieve de las Lebac en pesos, que se terminarán yendo a dólares para la fuga. Son 643 mil millones de pesos en Lebac, o sea más de 40 mil millones de dólares.
El Colo.