LA FRASE

"YA TENEMOS TODO LISTO PARA EMPEZAR CON EL PROGRAMA, ESTE AÑO SE LLAMARÁ "CONTAGIANDO POR UN SUEÑO"." (MARCELO TINELLI)

domingo, 29 de octubre de 2017

FÚTBOL, JARDINES Y BICICLETA


Como todos sabemos y con el resultado de las elecciones puesto, este fin de semana arrancó el fútbol codificado y para ver los partidos por la tele, hay que ponerse.

Y no parece haber muchos dispuestos a hacerlo: según leemos acá en El Destape hasta el momento las operadoras de cable denuncian apenas 650.000 suscriptores del pack para ver los partidos, sobre un total de 8,47 millones de abonados al cable, en todo el país: apenas el 7,67 % del total.

Lo que supondría que la movida no ha prendido ni siquiera en los votantes de "Cambiemos", que preferirían escuchar los partidos por radio, "antes de que vuelvan los kirchneristas kukagarralapala se robaron un PBI".

Recordarán que el gobierno eliminó el "Fútbol Para Todos" (que Macri en campaña había prometido mantener) con la excusa de que con el dinero que se destinaba a esos fines, se podrían hacer unos 3000 jardines de infantes en todo el país.

El año pasado -último de vigencia de "Fútbol Para Todos"- el programa le insumió al Estado nacional $ 2.068.220.000, según veíamos acá.

Este año el gobierno ya no gastó ni un centavo en las transmisiones del fútbol, porque arregló con la dirigencia de la AFA y las empresas que adquirieron los derechos que las "aguantaran" gratis hasta después de las elecciones (porque un poco de populismo nunca viene mal).

Sin embargo, los famosos 3000 jardines estuvieron lejos de aparecer, como podemos ver en éste detalle de la ejecución del programa específico en el presupuesto del Ministerio de Educación:


Es decir que en los primeros 10 meses el año en el que ahorró la plata del "Fútbol para Todos" el gobierno no ejecutó ni siquiera 3 de cada 10 pesos destinados a construir jardines de infantes; y no llegó a gastar la cifra que había gastado un año antes en las transmisiones, que es menor aun si consideramos la inflación producida interanualmente.

O sea que el problema no era el gasto supuestamente superfluo, sino facilitarles un negocio a Clarín, Direct TV y las demás operadoras de cable.

Que el problema no era el gasto lo comprueba además que esos poco más de 2068 millones de pesos gastados en el FPT en 2016 no alcanzan a ser tres (sí: 3) días de intereses de las LEBAC´s pagados este año por el Banco Central (entre 700 y 750 millones diarios).   

No hay comentarios: