LA FRASE

"DIGAN LO QUE QUIERAN SOBRE LAS PROTESTAS EN ESTADOS UNIDOS, PERO ALLÁ NADIE PINTÓ EL CABILDO." (MIGUEL BOGGIANO)

jueves, 26 de octubre de 2017

"SE CARGARON UN FISCAL"


Varias veces hemos dicho acá que la reforma del proceso penal en la provincia que se votó durante el gobierno de Jorge Obeid fue la excusa perfecta para que radicales y socialistas (hoy peleados, hasta hace poco socios) se lanzaran a la caza de cargos en la justicia y en el Ministerio Público Fiscal; justo cuando llegaban al gobierno de la mano de Hermes Binner en el 2007.

Más que utilizar esos cargos que obtuvieron en estos 10 años en un vergonzoso proceso de colonización con la complicidad de la Corte Suprema provincial (que primero lo resistió, hasta que al “Rafa” Gutiérrez le dieron su parte en el botín, y listo) para perseguir a los opositores como lo está haciendo Macri con el kirchnerismo, los usaron para cuidarse las espaldas por las causas que los podían comprometer en el ejercicio del gobierno.

Veamos una prueba actual: hoy debería haber sido la audiencia imputativa del ex jefe policial del Departamento Castellanos en una causa que se le sigue por sobornos, pero se suspendió por tercera vez. La excusa que le habrían dado a su abogado defensor (ver imagen de apertura) es que el fiscal Apullán que debería imputarlo ya no estará más al frente de la causa, porque el fiscal regional Arietti lo desplazó, y otros designados por él tomarán el caso.

Apullán tiene también (tenía, porque se la sacaron) la causa de las horas extras truchas de la policía, y los “Corral papers”, la investigación de un grupo de periodistas santafesinos que compromete al intendente en el manejo irregular de fondos públicos para sostener su estructura de punteros barriales. Y tiene en su poder un audio explosivo que compromete en el caso al ministro de Seguridad Pullaro, y al propio Arietti; en el caso de las coimas para facilitar ascensos en la policía.

No hay que ser muy duchos para darse cuenta que estamos claramente en presencia de un pacto mafioso entre radicales (salpicados por los Corral paper´s) y socialistas (idem por las denuncias de coimas) para correr del caso al fiscal que los molesta a los dos, y hacer dormir ambas causas. Si quedan dudas lee ésta nota del diario del Loco Lindo, de la que extractamos esta parte que es la más interesante:



Para eso cuentan con la invalorable colaboración del fiscal regional Arietti (designado por Lifschitz en abril de éste año por el Decreto 674) y de otros funcionarios muy encumbrados del Ministerio Público de la Acusación, de apellidos muy conocidos: 



Pero esos sí, digamos todo: en la payasesca sesión de diputados de ayer radicales y socialistas aportaron sus votos para el desafuero de De Vido (en la nómina falta Alicia Ciciliani, que también votó a favor):


No hay comentarios: