LA FRASE

"DIGAN LO QUE QUIERAN SOBRE LAS PROTESTAS EN ESTADOS UNIDOS, PERO ALLÁ NADIE PINTÓ EL CABILDO." (MIGUEL BOGGIANO)

lunes, 4 de junio de 2018

ANTES DE QUE LO CAMBIEN


Tal como da cuenta la imagen de apertura y lo anticipó el propio Macri en el acto del Día del Ejército, el gobierno se apresta a modificar el Decreto 727/06 firmado por Néstor Kirchner para reglamentar la Ley de Defensa Nacional 23.554 (1988), para posibilitar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interior.

Por lo que trascendió hasta acá, será para alinearnos con la doctrina del Comando Sur del Pentágono y del Departamento de Estado, en cuanto a hacer frente  a "las nuevas amenazas", como el narcotráfico o el terrorismo. Una doctrina que -cabe aclarar- los Estados Unidos no practican fronteras para adentro, por cuanto allí las fuerzas armadas no tienen injerencia en tareas de seguridad.

Aunque todos los argentinos bien sabemos lo que significan los militares actuando como policía de seguridad interior por nuestra trágica experiencia en las dictaduras, y la experiencia actual de su empleo en estas tareas en países como México y Colombia solo han logrado espiralizar la violencia sin resolver los problemas de seguridad, es bueno que recordemos que decía el decreto de Néstor; para entender de que es lo que estamos discutiendo.

El decreto define en su artículo 1 al rol de las Fuerzas Armadas, en los siguientes términos: "Las Fuerzas Armadas, instrumento militar de la defensa nacional, serán empleadas ante agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas pertenecientes a otro/s Estado/s, sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley Nº 24.059 de Seguridad Interior y en la Ley Nº 24.948 de Reestructuración de las Fuerzas Armadas en lo concerniente a los escenarios en los que se prevé el empleo del instrumento militar y a las disposiciones que definen el alcance de dicha intervención en operaciones de apoyo a la seguridad interior." (las negritas son nuestras)

En sentido concordante, el artículo 3 establece: "Se entenderá como "agresión de origen externo" el uso de la fuerza armada por un Estado contra la soberanía, la integridad territorial o la independencia política de nuestro país, o en cualquier otra forma que sea incompatible con la Carta de las Naciones Unidas."; y el 23 dispone esto: "En virtud de lo establecido en el artículo 1º de la presente reglamentación, la misión primaria fundamental del Instrumento Militar consiste en asegurar la defensa nacional ante situaciones de agresión externa perpetradas por fuerzas armadas de otro/s Estado/s.". (las negritas son siempre nuestras)

El decreto, dijimos, reglamentó la Ley 23.554 de Defensa Nacional (1988), cuyo artículo 2 dice: "La Defensa Nacional es la integración y la acción coordinada de todas las fuerzas de la Nación para la solución de aquellos conflictos que requieran el empleo de las Fuerzas Armadas, en forma disuasiva o efectiva, para enfrentar las agresiones de origen externo.Tiene por finalidad garantizar de modo permanente la soberanía e independencia de la Nación Argentina, su integridad territorial y capacidad de autodeterminación; proteger la vida y la libertad de sus habitantes."; y para que no quedaran dudas, en su artículo 4 estableció: "Para dilucidar las cuestiones atinentes a la Defensa Nacional, se deberá tener permanentemente en cuenta la diferencia fundamental que separa a la Defensa Nacional de la Seguridad Interior. La Seguridad Interior será regida por una Ley Especial.". Esa ley especial es la 24.059, dictada en 1992.

Vemos entonces que el decreto de Kirchner y la ley de los tiempos de Alfonsín preservan para las Fuerzas Armadas el rol con el que fueran creadas en los tiempos de la Revolución de Mayo, sin degradarlas al de gendarmes de la seguridad interior. Bajo esa condición incluso la defensa nacional es también un deber de todos los argentinos (artículo 21 de la Constitución Nacional y 6, 25 y 27 de la Ley 23.554).

Por contraste, la Ley 24.059 de Seguridad Interior (1992) define en su artículo 2: "A los fines de la presente ley se define como seguridad interior a la situación de hecho basada en el derecho en la cual se encuentran resguardadas la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes, sus derechos y garantías y la plena vigencia de las instituciones del sistema representativo, republicano y federal que establece la Constitución Nacional."

Esa misma ley contempla (artículo 27) el apoyo de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interior a requerimiento del Comité de Crisis que crea en materia de seguridad para situaciones excepcionales, y estrictamente limitada a sus servicios de arsenales, intendencia, sanidad, veterinaria, construcciones y transporte. 

En el supuesto extraordinario en que sean empleadas en el restablecimiento de la seguridad interior porque resultara insuficiente el sistema específico de seguridad (artículo 31), se requiere la previa declaración del estado de sitio (artículo 32); que corresponde al Congreso de la nación (artículo 75 inciso 29 de la Constitución), o por el presidente estando éste en receso (artículo 99 inciso 16)).

Es decir entonces que el gobierno de Macri se apresta a llevarse puesta una larga y trabajosa construcción democrática que atravesó tres gobiernos (los de Alfonsín, Meem y Kirchner), respecto al rol de las Fuerzas Armadas y la separación tajante entre la defensa nacional y la seguridad interior; fruto de nuestros dolorosos aprendizajes históricos, a fuerza de tragedias. Ya lo hizo en parte involucrando a la Fuerza Aérea en la "ley de derribo" aprobada por decreto al inicio de su gobierno, para las aeronaves sospechosas.

Y para peor, con el propósito cada vez menos disimulado de "liberar" recursos de las fuerzas de seguridad (en especial la Gendarmería) para utilizarlas para reprimir las previsibles y crecientes protestas sociales que generarán sus políticas de hambre y miseria; y con una ¿inesperada? resistencia dentro de las propias Fuerzas Armadas: ver al respecto acá.  

3 comentarios:

gorila gorila dijo...

muchachos, por favor, las FFAA no son "degradadas" a FFSS sean federales, provinciales o locales, o policías municipales (zorros).
Cada cual tiene sus roles para el que están entrenadas, educadas y equipadas (o deberían), desde la doctrina hasta la represión pasando por la inteligencia.
No son mejores ni peores ni superiores o inferiores. Todos indispensables.
Lo que las degrada es una utilización para la que no estén preparadas (p.ej. Prefectura haciendo controles en ciudades) o las órdenes inmorales que se le impartan, la extorsión y las condiciones de explotación (salarios, jornadas, extras etc.) y la carencia de control y mando político.

Es notable como Costa Rica hace ya vs. décadas que no tiene ejércitos, o Panamá al que dejaron con una guardia civil, no tienen problemas graves de narco o terrorismo como sus vecinos.
Pero esto no es por no tener de FFAA, sino porque son estratégicos para el SouthCom, el que incentiva o prohíbe esas actividades a través de la DEA, CIA y otras agencias.

Después de todo un ejército no garantiza la inmunidad ante un ataque del imperio pero el costo para ellos es alto.

gorila gorila dijo...

De la inefable Liliana Franco

"Si bien, en principio, puede resultar difícil pensar que efectivo del Ejército podría querer pasar a ser un gendarme, la realidad es que desde ya hace bastante tiempo quienes ingresan a las Fuerzas Armadas son de sectores sociales muy similares a lo que se incorporan a la Gendarmería.

Otro factor que puede contribuir es que los salarios de la Gendarmería son superiores (se estima casi en un 30%) a los percibidos por las Fuerzas Armadas"

http://www.ambito.com/923202-el-gobierno-estudia-pasar-5000-efectivos-de-las-ffaa-a-gendarmeria

Boludez impracticable, pero que quiere avisar que las FFAA están "proletarizadas" (negros de mierda) incluída la oficialidad. Ya no más eso del hijo doctor, cura o guardiamarina.
Y que de esa manera les resultan, a ellos, más peligrosas como para soltarles la cadena.

De cualquier manera quedarse tranquilos.
Cuando le pidan a un tte. coronel que reprima una toma de fábrica o un piquete, les va a decir ¡de acáaa...!!!.
¿Ustedes hacen negocios y nosotros en cana?.



Anónimo dijo...

No van cobrar ninguna comisión los militares si salen a cuidar los negocios de macri y su banda de saqueadores. Que lo piensen tres veces.
El Colo.