LA FRASE

"A STURZENEGGER SE LE PIDIÓ LA RENUNCIA PORQUE NO QUISO BAJARLES EL SUELDO A LOS CHOFERES DEL BANCO CENTRAL." (MARCOS PEÑA)

miércoles, 6 de junio de 2018

GOBIERNO "LOS HIJOS DE PUTA"



Al final, lo rajaron a Prat Gay por haberse ido de boca y decir lo que debía callarse: que ponen a los trabajadores a elegir entre conservar el empleo aceptando ganar menos salarios, o reclamar por sus derechos y ser despedidos.

Solo así se entiende que luego de haber hecho una oferta de aumento a los estatales del 12 % cuando hasta las consultoras del palo están diciendo que la inflación será de más del 27 %, pongan en la mesa de negociación la amenaza de 5000 despidos, que se sumarían a los 30.000 que ya hicieron desde el 2015.

Así, y teniéndolo enfrente a Rodríguez de UPCN (foto), se les facilita arreglar rápido, para que además el gasto del Estado en personal (que no llega al 11 % del total) siga igual, porque por cada cinco empleados contratados o de planta que rajan, ponen un ñoqui VIP que cobra un sueldo equivalente al de todos ellos juntos. El famoso “cinco por uno”, versión “Cambiemos”. 

Pero eso sí: suspenden los despidos por 60 días, en un gesto de generosidad que los enaltece. Que coincida con que frenaron todo hasta tener las instrucciones definitivas del FMI, son detalles.


Que el Ministerio de Trabajo decrete la conciliación obligatoria en un conflicto que todavía no empezó porque no hay medidas de fuerzas decretadas por el sindicato, debe ser todo un récord. Una eficiencia del carajo.

Y que lo haga cuando la patronal -en línea con el gobierno- ofreció un 15 % de aumento y los camioneros piden un 27 %, habla a las claras de que lado está la autoridad estatal, presuntamente “neutral”.

Así puestas las cosas, la “solución pacífica” de la que habla Triaca se parece mucho a una rendición incondicional, en la guerra contra el salario. Rendición del salario, digamos.


A ver si entendimos: tras dos años y medio de haber inflado la bomba de las LEBAC’s (quintuplicando su emisión respecto a las que había en el 2015) y hacerla inmanejable e inútil (porque no sirvió para contener la inflación, como suponía Sturzenegger) ahora la van a canjear por un bono del Tesoro; que obviamente para ser aceptado “por los mercados” (en esencia, los bancos) tiene que ser mucho más ventajoso que las letras del Banco Central.

Y de ese modo lo que hasta acá era déficit cuasi fiscal, se transformará en deuda pública directa del Tesoro, para un Estado al que prácticamente hipotecaron en 30 meses, aprovechando la “pesada herencia” del desendeudamiento; y lo van a hacer justo después de haber subido las tasas a un nivel astronómico, para evitar la corrida al dólar de los tenedores de LEBAC’s.

Lo único que faltaría es que al bono lo emitan en dólares, o en pesos linkeado a la evolución del tipo de cambio, que se viene disparando las últimas semanas; haciendo tanto o más gravoso para el Tesoro el peso de desarmar la bomba que ustedes mismos armaron, que el que venía siendo para Sturzenegger alargarle la mecha, subiendo la tasa en cada renovación.


Después de dejar trascender que el acuerdo con el FMI es para garantizarse el financiamiento hasta el final del mandato (insistiendo con la estafa de endeudarse en dólares para cubrir un déficit que es en pesos), y de dejar trascender que el Fondo no quiere prestarles guita para que se vaya por la canaleta de la fuga de capitales, la bicicleta y los viajes al exterior, se juntan con los bancos para garantizarles que van a poder comprar todos los dólares que quieran; habilitando así una aceleración de la corrida.

Porque no pueden estar hablando de los dólares que entran al Tesoro por las emisiones de deuda, porque a esos ya se los patinaron todos, y un montón los regalaron a $ 20,25 cuando empezó la corrida, a los mismos bancos. A menos que les tiren un anzuelo, para que acepten canjear el bono que reemplazaría a las LEBAC’s, porque al canje no lo quieren hacer de prepo.

Lo bueno es saber que el ajuste tiene sentido: de un modo u otro, servirá para que los bancos sigan ganando carradas de guita, y fugando los dólares, o sea que el esfuerzo que le piden a la sociedad, al menos no será al pedo.


Nada más que para estar seguros de que te entendimos bien, Pato: o sea entonces que para insertar a los militares en democracia, hay que ponerlos a hacer exactamente lo mismo que hacían en las dictaduras, es decir participar en la represión interna, convertidos en gendarmes.

O de lo contrario, para que tener fuerzas armadas, ¿es más o menos así o nos perdimos?

De que estén para lo que fueron creadas (es decir, defender la soberanía nacional frente a ataques del exterior) , ni hablemos, ¿no?


Ah, entonces el Congreso no va a ser un aguantadero para proteger delincuentes, a menos que los delincuentes sean de los de ustedes, en cuyo caso se convierte en el mejor de todos los aguantaderos.

Ojo, protegiendo a una procesada por lavado de dinero podría dar la sensación de que en realidad la lucha contra la corrupción les chupa un huevo, y persiguiendo a la principal opositora con una causa inventada por un juez bochornoso, podría pensarse que la quieren sacar de la cancha, porque le tienen miedo. 



¿O sea que nuestro presidente ojitos de cielo al vetar de un plumazo la ley que suspendía los tarifazos (perdón: "recomposiciones tarifarias") y los retrotraía a noviembre del año pasado, no estaba simplemente “dando un mensaje de autoridad”?

¿Es decir que además de engordar sus propios bolsillos, los de sus parientes, amigos, socios y testaferros cuyas ganancias contribuye a aumentar exponencialmente con los aumentos de tarifas, estaba sosteniendo una herramienta que sirve para transferir ingresos del trabajo al capital, como ha sido su constante desde que llegó al gobierno?

No es posible, debe haber un error, o lo han informado mal sobre las consecuencias de su decisión, si el pobre no hace más que decir que nos cuida, y que todo lo que hace es por nuestro propio bien; y no duerme pensando en como hacerlo de un modo que no duela.

No hay comentarios: