LA FRASE

"EN JUJUY VAMOS A LIBERAR TODO, MENOS A MILAGRO SALA." (GERARDO MORALES)

martes, 30 de abril de 2019

EL SAQUEO FINAL


Con la complicidad del mismo FMI de siempre, pero ahora más decidido que nunca a intervenir en nuestro asuntos políticos domésticos para evitar que caiga un gobierno “del palo”, Macri y su gobierno siguen dando palazos de ciego, y no dudan en demoler, una por una, las supuestas “verdades inmutables” a las que se aferraban, con tal de intentar salvar su pellejo electoral.

Hace un año atrás pactaron un acuerdo stand que ya tuvo tantos cambios como meses de vigencia: que si los dólares del Fondo eran precautorios y estaban no para ser usados sino “por las dudas”, que si iban a ser cambiados por pesos para financiar gasto corrientes del Tesoro, que estaban afectados exclusivamente al pago de la deuda y no iban a financiar la fuga de capitales; hasta que ahora se sacaron la careta: asustados por las encuestas decidieron autorizar su venta en el mercado, para intentar domar el dólar antes de las elecciones.

Tres días después de que Macri dijera que teníamos que acostumbrarnos a la volatilidad cambiaria, que el “riesgo país” no era importante y subía porque el mundo pensaba que podía ganar Cristina, y un año después de que rajaran a “Toto” Caputo del Banco Central por hacer exactamente lo mismo que van a hacer ahora: rifar las reservas del Banco Central, para financiar la fuga.

Lo que no hace sino confirmar lo que desde acá venimos diciendo hace tiempo: las encuestas dan mucho peor de lo que trasciende, Cristina está ganando en primera vuelta y entraron en pánico; y como pasaba en el Titanic con los botes, sucede con los dólares: no hay para todos, y hay pasajeros que tienen privilegios de clase.

Con la venia del FMI, el gobierno empieza a rifar los dólares que quedarán para nosotros como deuda, entre los amigos (y posibles parientes y testaferros), fondos especulativos y de inversión que financiaron la campaña de Macri en el 2015, y vienen financiando su gobierno desde entonces, a cambio de pingües ganancias con el “carry trade”, claro está. Se trata de evitar la estampida y el efecto “puerta 12”, garantizando una salida ordenada de los capitales golondrina, antes de las elecciones.

De ese modo creen poder evitar el “dólar Cristina” (es decir, uno que por su precio elevado sepulte electoralmente al gobierno en la primera vuelta), aun al riesgo de incrementar seriamente las chances de que la deuda caiga en default, o poner en riesgo los depósitos de los ahorristas en dólares, que forman parte de las reservas que se aprestan a regalar alegremente.

Y no se trata de que estemos en contra de que el gobierno (a través del Banco Central, que nunca fue “autónomo” y ahora queda más que claro) intervenga en el mercado cambiario, sino de no convalidar un saqueo cada día más desembozado: si al gobierno le preocupara en serio disciplinar al dólar, le bastaría reponer la obligación de los exportadores para liquidar divisas para recomponer la oferta, y al mismo tiempo regular los flujos de capitales e imponer restricciones a la compra de divisas para  atesoramiento y fuga, para reconfigurar la demanda. Pero está claro que no lo hará, porque atentaría contra buena parte de su ya menguante base electoral.

Entonces los “republicanos” con la total irresponsabilidad que siempre nos endilgan a los “populistas” regalarán reservas a precio de ganga, dejándonos a nosotros la deuda, y quedándose ellos y sus amigos con las ganancias de la valorización financiera, como siempre. Con el agregado de especular con que de ese modo podrán mantener alguna chance de permanecer cuatro años más en la Casa Rosada, para seguir saquéandonos los bolsillos.

Por más postura “institucionalmente responsable” que adopte un futuro gobierno respecto de la deuda externa contraída por este, la oposición debería salir a cruzar de inmediato este intento de empobrecernos aun más para beneficio de unos pocos, y advertir a las autoridades del FMI respecto a que su corresponsabilidad en el latrocinio (en violación de su propia carta orgánica, que le prohíbe financiar con sus recursos la fuga de capitales) traerá consecuencias, de las que no se podrán desentender tan fácilmente.

En suma, reivindicar las facultades constitucionales del Congreso de la nación sobre el manejo de la deuda externa (irresponsablemente delegadas en su momento con el inestimable aporte de la “oposición responsable”); y mientras tanto, exigir de inmediato que se de a publicidad la nómina de los grandes compradores de dólares, de un año a esta parte. Así les ponemos nombre y apellidos a los que no son más que vulgares salteadores de caminos, que después predican moral con la bragueta abierta.

Eso, en lugar de intentar sacar ventajas electorales comprometiendo al kirchnerismo en los costos de buscarle una solución al despelote que vos contribuiste a armar, cuando con total irresponsabilidad votaste el acuerdo con los fondos buitres, que fue el inicio de todo este descalabro de endeudamiento; como este muchacho (a continuación van tuits relacionados):

2 comentarios:

GISOFANIA dijo...

lo de Massa es un problema cerebral, me parece...
Internación ya!!!

Anónimo dijo...

Massa como cadete de la embajada cumple instrucciones.Pide que macri la convoque a Cristina para condicionarla a través de un "acuerdo" firmado en medio del incendio, y que ese condicionamiento le ate las manos para la próxima presidencia. No está loco. Cumple instrucciones.
El Colo.