LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

lunes, 19 de marzo de 2012

EL JUEGO DEL POLICÍA BUENO Y EL POLICÍA MALO


Leemos en Página de ayer esta nota, en la que se apunta un hecho señalado ya en diferentes oportunidades en este blog: las presuntas diferencias que existen entre Binner y Bonfatti, a la hora de posicionarse ante el gobierno nacional.

De hecho, en esta entrada se hacía hincapié en los hechos visibles que marcaban las presuntas diferencias entre el ex gobernador y el actual; pero se apuntaba otro dato (que el artículo recoge también): uno no tiene responsabilidades de gestión (Binner) y el otro sí, y muy complicadas cieramente (Bonfatti).

Incluso ensayábamos la interpretación política respecto a los roles de ambos, cuando decíamos: "...no sería extraño que se tratara de roles perfectamente pautados entre él y Bonfatti, para combinar la autonomía política y discursiva propia de una fuerza opositora, con una relación fluida con el gobierno nacional; algo imprescindible para la gestión. ...".  

Y como una muestra de lo que dijimos, nos vamos a detener en una parte del artículo de Página 12, que es ésta:


Pero resulta que la realidad desmiente el análisis, como podemos comprobar viendo este decreto, firmado por Bonfatti hace unos pocos días (o sea, mientras hacía gestos amistosos al gobierno nacional, compartía el acto del día de la bandera con Cristina y  se reunía con De Vido):


Explicamos: al día siguiente de haber asumido Bonfatti como gobernador, la Corte nacional (con un argumento formal, pero también para sacarse una papa caliente de encima) le pide a la provincia que ratifique si desea a no seguir los juicios que inició Binner contra la Nación.

El úlimo -al que refiere específicamente el pedido de la Corte- sería por el presunto incumplimiento de la Nación de financiar el déficit de la Caja de Jubilaciones (los otros son por el 15 % de la coparticipación que va a la ANSES, por la distribución del impuesto al cheque y por el decreto de De La Rúa que manda descontar parte de la coparticipación para los gastos de funcionamiento de la AFIP); y fue iniciado por Binner cuando Bonfatti ya era gobernador electo.

La respuesta de Bonfatti es el decreto que pueden ver, que ratifica plenamente la decisión de seguir llevando adelante los juicios; lo que da por tierra no sólo con lo que se dice en el artículo, sino con el mensaje de paz y buenas ondas al gobierno nacional que (por razones de pesos) intenta transmitir en público.

Lo que da un ejemplo claro de que no hay que comerse el amague de las presuntas "diferencias" entre él y Binner: es nada más que otra versión del viejo juego del policía bueno y el policía malo.

Y lo único que tienen en común ambos roles así lo demuestra: ambos son funcionales a la estrategia política de acumulación del socialismo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuando sabremos donde donó el sueldo ($32.566,77) Binner????