LA FRASE

"VIENDO COMO VIVÍA ANA FRANK, COMPRENDÍ QUE ESTAMOS EN LO CORRECTO AL IMPULSAR LOS CRÉDITOS HIPOTECARIOS." (MAURICIO MACRI)

sábado, 4 de febrero de 2017

DUJOVNE, DE "FISCALISTA" A MALVERSADOR DE CAUDALES PÚBLICOS, EN MENOS DE UN MES


Leíamosen El Cronista de ayer: “El Tesoro colocó tres letras a ANSeS para poder utilizar el dinero del sinceramiento fiscal, que tiene como destino la reparación histórica de los jubilados pero que estaba ocioso, para pagar deudas flotantes con proveedores del Estado, empresas públicas, transferir fondos a la provincia de Buenos Aires y liquidar una letra anterior con el organismo previsional. El Gobierno emitió tres letras entre diciembre y enero pasados por $ 107.000 millones, para captar los fondos que ANSeS tenía sin utilizar en cuenta corriente porque el monto era superior a la cuenta a pagar por el programa que ajusta los haberes de los jubilados.
Según datos de ANSeS, la cuenta con fondos del blanqueo alcanzó los $ 114.000 millones, de los cuales el organismo utilizó $ 2000 millones para anticipar la reparación histórica a unos 900.000 jubilados, a la espera que la Justicia avance con las homologaciones del resto de los trámites. Según sus estimaciones, esos fondos alcanzarán para realizar los pagos de 2017 y parte de 2018.
Según datos del Ministerio de Hacienda, esos $ 90.000 millones se destinaron a pagar deuda flotante que el Estado tenía con proveedores, se transfirió dinero a empresas públicas para que pudieran mejorar las condiciones financieras con sus respectivos proveedores y para transferir los $ 25.000 millones a la provincia de Buenos Aires. En tanto, entre las empresas que recibieron las transferencias para reducir los plazos de pago y obtener mejores precios de sus proveedores se encuentra Cammesa, que recibió unos $ 35.000 millones.” (las negritas son nuestras)
Varias veces dijimos acá que la “reparación histórica” a los jubilados era la excusa utilizada por el gobierno para justificar el blanqueo, y la eliminación del “cepo” que había puesto Cristina por ley a la venta de acciones del Fondo de Garantía de la ANSES (FGS) en empresas privadas.
Pero también va quedando claro que es una estafa a los supuestos “reparados”: la información disponible al respecto en la ANSES es de oscuridad total, y no existe la posibilidad de saber cuantos beneficiarios ya accedieron a la "reparación". De cualquier modo, 2000 millones de pesos divididos por 900.000 jubilados nos da unos 2.222 pesos por cada uno: un cañonazo solo comparable a la exitosísima devolución del IVA en las compras con tarjetas de débito, con un tope de 300 pesos por mes.
Tampoco se entiende que base de cálculo toman para decir que esos 107.000 millones de pesos que la ANSES le “prestó” al gobierno alcanzarían (cuando se los devuelvan) para pagar la “reparación histórica” de éste año y parte de la del año que viene; porque solo la del 2017 (según el portal votado por el Congreso) asciende a 59.657 millones , pero según el portal del FGS 6273 son millones de dólares, o sea al tipo de cambio de ayer 100.054 millones de pesos, reiteramos: sin contar la parte del 2018. Para más confusión, acá en Ambito hablan de un costo de 5000 millones el año pasado y 75.000 millones éste, para la "reparación".
Pero lo interesante de la nota es que nos cuentan con lujo de detalles como el ministro Dujovne (el que asumió con fama de “fiscalista” y la promesa de eliminar el déficit fiscal) y las autoridades de la ANSES incurrieron en el delito de malversación de caudales públicos contemplado en el artículo 260 del Código Penal, dándoles a los fondos provenientes del blanqueo, un destino distinto del que preveía la Ley 27.260 en su artículo 51: el pago de la llamada “reparación histórica” a los jubilados.
Más interesante aun es en que usaron esos fondos (que al parecer estaban disponibles porque la ANSES no los usó), a cambio de los cuáles entregaron Letras del Tesoro: en transferirle 25.000 millones de pesos a María Eugenia Vidal para que “Cambiemos” intente ganar las elecciones en la provincia de Buenos Aires, y otros 35.000 millones de pesos para subsidiarle a CAMMESA (la compañía administradora del mercado mayorista eléctrico) los mayores precios por la compra de electricidad que les tiene que pagar a las generadoras, por los aumentos en el valor de la energía (tanto del kilowat como del millón de BTU de gas, porque por esa fuente se produce el 30 % de la energía)...que decidió el propio gobierno; a través del ministerio de Aranguren.
O sea que la plata que por ley estaba destinada a un sector de los jubilados (insistimos, argumento con el cual justificaron el blanqueo) pasó mágicamente a financiar la campaña del oficialismo en la provincia de Buenos Aires, y a engrosar los balances de las petroleras y de las compañías generadoras de energía, muchas de ellas aun privadas y en manos de empresarios amigos del gobierno, como Marcelo Mindlin.   

2 comentarios:

Anónimo dijo...

DE QUE EL VERSO QUE LE HICIERON EN CAMPAÑA A LOS ARGENTINOS ERA MALO ERA SABIDO.

SIEMPRE FUERON MALOS CON EL VERSO, LO QUE PASA QUE LOS VOTANTES FUERON MUY ILUSOS, MUCHOS PROS SON MALVERSADORES DE WIKIPEDIA.

Anónimo dijo...

Si pierden en Octubre, hay asilo masivo PRO en Panamá.