LA FRASE

"DEMORAMOS UN MONTÓN EN FIRMAR EL FALLO PARA QUE LOS JUECES CESEN A LOS 75 AÑOS PORQUE TENÍAMOS MIEDO QUE SE NOS APARECIERA EL FANTASMA DE FAYT PARA HACER QUILOMBO." (RICARDO LORENZETTI)

viernes, 17 de febrero de 2017

SOBRE JUBILADOS, FÓRMULAS Y CAPACIDAD DE RECTIFICACIÓN


La abortada (por ahora) poda en las jubilaciones le sirvió al aparato comunicacional del gobierno para volver a instalar la idea del "presidente que escucha, acepta críticas y es capaz de enmendar sus propios errores": sin ir más lejos, ahí salió el chupamedias de Corral con ese libreto, tal como había pasado con el cambio del feriado del 24 de marzo.

Lo cual viene bien para recordar como se gestó el índice de ajuste semestral de las jubilaciones y pensiones establecido en la Ley 26.417 de movilidad previsional aprobada en el 2008; plasmado en la formulita que ven en la imagen de apertura.

Entre los componentes de la fórmula está la evolución de los salarios de los trabajadores en actividad, registrados en la seguridad social.

En el proyecto original del Ejecutivo enviado por Cristina, ese ítem se determinaba en base a el índice general de salarios publicado por el INDEC, a lo que se opusieron las dos centrales sindicales: la CGT de Hugo Moyano, y la CTA de Hugo Yasky; porque consideraron que de ese modo los aumentos iban a ser menores. Proponían en su reemplazo el RIPTE (Remuneraciones Integradas Promedio de los Trabajadores Estables).

Por gestiones de Héctor Recalde, ambos (Yasky y Moyano) fueron recibidos por Cristina en Olivos para discutir el tema (ver acá en Página 12 del 4 de septiembre del 2008 la crónica). Tal como allí se dice, Cristina dijo en la reunión: "Al Gobierno le interesa mucho la opinión de ambas centrales sindicales, por eso he instruido al jefe del bloque oficialista en Diputados para que modifique el artículo..". El artículo también sirve para ver las barbaridades que dijeron por entonces algunos (como Claudio Lozano) sobre el índice.

La modificación acordada por Cristina con la CGT y la CTA consistió en incorporar ambos índices (el de salarios del INDEC, y el RIPTE), con el agregado de que, en caso de divergencia entre uno y otro, se aplicaría el que resultara mayor (ver recuadro en la imagen de apertura).

Sobre los resultados de la aplicación de la formulita en los gobiernos de Cristina en cuanto al poder adquisitivo de las jubilaciones y pensiones, ver ésta nota de Raúl Dellatorre y David Cufré en Página 12 de hoy: ganaron un 60 % de poder adquisitivo, medidos contra la inflación (no la medida por el INDEC de entonces, aclaramos) y el precio de una canasta de productos esenciales del consumo. 

En la misma nota se da cuenta de que en 2016 y tal como lo señalábamos acá, se revirtió la tendencia: las jubilaciones y pensiones perdieron frente a la inflación; generada como consecuencia de las políticas del gobierno de Macri: eliminación de retenciones, devaluación, aumentos de tarifas, desmantelamiento de "Precios Cuidados".

Y también en Página 12 de hoy se da cuenta del verdadero origen del "toqueteo" de la formulita: las recomendaciones del FMI en su informe sobre la economía argentina de noviembre del año pasado. Decíamos nosotros por nuestra parte que seguro que el gobierno tomaba nota de las recomendaciones, y se aprestaba a cumplirlas

En las "recomendaciones" del FMI también se planteaba el aumento en la edad jubilatoria, y la reducción del haber base jubilatorio inicial, sobre el que luego se aplican los aumentos de la ley de movilidad. 

¿Serán ésos acaso los nuevos "errores" que intentará "cometer" el gobierno apenas tenga la oportunidad?

2 comentarios:

Norberto dijo...

También hay problemas con el nuevo número, los legisladores que se especializan en el tema creen que debería ser superior al 14%, por eso Basavilvaso deberá presentar en el Congreso los papeles, fórmulas e índices utilizados para el cálculo.
Nunca menos y abrazos

Anónimo dijo...

Tiene dos formulas segun conveniencias??????

-----------------------------


Si el gobierno bueno pro cambiemos, que escucha los gritos del pueblo, que esta apaleando y a veces le da la alegria de dejarlo por un rato de apalear.