LA FRASE

"¿NO QUERÍAN VOLVER A TENER RELACIONES CARNALES CON NOSOTROS? PUES BIEN, LES ENVIAREMOS NUESTROS CERDOS." (DONALD TRUMP)

miércoles, 8 de febrero de 2017

MASSA Y PICHETTO, LA RUEDA DE AUXILIO DE UN GOBIERNO PRE-DEMOCRÁTICO


A horas de que el DNU 51 que modificaba el régimen de riesgos del trabajo tuviera dictamen desfavorable de la Comisión Bicameral del Congreso, Macri recula -en apariencia- y convoca a extraordinarias (acá el decreto en el Boletín Oficial de hoy) para tratar exclusivamente ese tema: en base al proyecto que aprobara el Senado.

Que es sustancialmente el mismo que contiene el DNU, al menos en el punto central: la obligatoria concurrencia previa a las comisiones médicas, antes de ir a reclamar a la justicia por accidentes de trabajo o indemnizaciones profesionales. De allí que señalemos que la reculada es solo aparente.

Así como luego de lo que pasara con Ganancias Macri había decidido "frizzar" el Congreso para no tener más sobresaltos, esta decisión tiene una sola lectura posible: Diputados completará la sanción que inició el Senado, con los votos del oficialismo y del Frente Renovador; dado que Massa junto con Pichetto fueron los principales gestores de la convocatoria a extraordinaria según se cuenta acá en El Cronista.    

La movida le evita al bloque pichettista del Senado tener que volver a votar a favor lo que ya apoyaro, y una parte de la oposición (casi toda menos el FPV y la izquierda) vuelve a cumplir el mismo rol que ya tuvo cuando Macri designó por decreto a dos jueces de la Corte: pedirle que "emprolije" un poco en las formas decisiones con las que en el fondo, está de acuerdo. 

Por eso así como luego del decretazo designándolos en comisión los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz salieron como por un tubo, el proyecto de cambios a las ART que cercena derechos a los trabajadores tendrá el mismo destino: hasta acá a Massa y sus acólitos no se les conocieron expresiones en contra del contenido, sino de las formas.

Como tampoco a la conducción de la CGT, que de éste modo tiene el primer "guiño" del gobierno para levantar un paro que no tiene ninguna gana de hacer; prescindiendo del hecho de que -por ejemplo- esta misma semana en el cinturón industrial de Rosario el gremio de los aceiteros hizo un paro en repudio a la medida, ante la muerte de un trabajador y la falta de medidas de prevención de riesgos por parte de las empresas. De más está decir que el DNU tanto como el proyecto de ley que había aprobado el Senado contaron con el visto bueno de la cúpula empresarial, comenzando por la UIA.   

El hecho de aprobar la reforma (que contiene puntos que la justicia laboral y la propia Corte Suprema declararon inconstitucionales en infinidad de fallos desde 1996) por ley para "blindarla" ante posibles reclamos judiciales hace presumir que la movida también cuenta con un guiño de Lorenzetti; no necesariamente traducida en convalidar ahora lo que antes se fulminó, sino sabiendo que si se plantea la inconstitucionalidad de una ley la cosa se puede llevar para largo, sin un pronunciamiento definitivo, al menos por el momento.

Una vez más se pone así en acto el "consenso ampliado" que viene gobernando (por acción u omisión) el país desde la asunción de Macri; en momentos en que el obsceno revoleo de conversaciones telefónicas interferidas con escaso o nulo control judicial con fines políticos y persecutorios hacer retroceder la calidad de nuestra democracia a los niveles más bajos desde 1983; sin reacciones ni del Poder Judicial en cabeza de la Corte y su presidente (principales responsables institucionales de las filtraciones), ni de la oposición "responsable" que quiere capitalizar electoralmente la persecución al kirchnerismo.

Por esa razón darle al gobierno un presunto "puente de plata" para escapar del atolladero en que se había metido solo por su propensión compulsiva a llevarse puesta la Constitución cuando lo crea oportuno y conveniente en lugar de propinarle una contundente derrota parlamentaria no es un ejercicio de responsabilidad institucional: es una forma de complicidad con  un régimen que avanza decididamente a imponer un Estado de excepción, para poder sortear los límites que las formalidades democráticas le imponen a un proyecto de exclusión social y económica de las mayorías.   

6 comentarios:

Anónimo dijo...

CONGRESALES BABOSOS A DEFENDER A LOS ARGENTINOS QUE NADIE SE LO CREE EL QUE SEAN ASI DE INUTILES.

LA GENTE ESTA DISCONFORMES AL MANGO CON USTEDES, NO HACEN CASI NADA ESTAN PINTADOS O POR LO MENOS SON UN BODY CURRO PAINTING.

vAMOS VIEJOS BASTA DE AGACHADAS A DEFENDER LOS DERECHOS LABORALES Y CIVILES DE TODOS.

Chelo Saavedra dijo...

Ya se afilió al Pro, Picheto?

Luiggi dijo...

Digo yo, vale la pena seguir arrastrando éstas lacras del PJ, o es el momento de zacudírselas y empezar frescos con CFK? Tenemos la CGT que tenemos, los legisladores que tenemos (empezando por Pichetto, y siguiendo por Urtubey), por transar y seguir la vieja idea pejotiana de que "primero ganemos, después vemos qué hacemos".

Anónimo dijo...

Pichetto es un muerto político. Seguirá haciendo daño unos meses más, cobrará sus favores al PRO, y a casa.
Para las elecciones de Octubre, con Cristina de nuevo en la escena política, tipos como él o Urtubey no entran en el radar ni de sus familiares.

Anónimo dijo...

¿Porqué la foto del rosarino?

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

La pone el diario, porque es el presidente de la Comisión Bicameral de los DNU