LA FRASE

"EL INFORME DE NAVARRO DEMUESTRA QUE ESTÁBAMOS EN LO CORRECTO AL HACER EL PARO SIN MOVILIZACIÓN: ESTE GOBIERNO ES CAPAZ DE BOMBARDEAR LA PLAZA DE MAYO EN PLENO ACTO." (JUAN CARLOS SCHMID)

miércoles, 22 de febrero de 2017

ESTABA POR AHÍ, AL LADITO DEL DE LAS CADENAS NACIONALES


¿Se acuerdan como se ponían locos los cacerolos y las vacas sagradas del periodismo militante cuando había cadena nacional?

Salían corriendo como locos a postear en Facebook o Twitter el artículo 75 de la ley de medios (el que habla justamente de los casos en los que el Poder Ejecutivo puede disponer que los medios integren la cadena), y lo interpretaban "all uso nostro"; para decir que Cristina lo violaba. 

Incluso algunos subnormales -como Majul- decían que eran los propios medios los que tenían que evaluar si el tema de la cadena era realmente trascendente y significativo; y si concluían que no, no darle bola a la cadena y seguir con su programación.

Por aquéllos tiempos analizábamos tamaño disparate en ésta entrada; a la que nos remitimos.

Esta semana se abrieron los sobres de la licitación convocada por la AFA para contratar la televisación del fútbol, y es posible que para el viernes se conozcan los números de las ofertas, y quien será el ganador.

Pero sea quien sea, algo es seguro: a partir de la decisión de Macri de terminar con el "Fútbol Para Todos" (lo que implicó que el Estado "devolviera" derechos de televisación que había adquirido por contrato hasta el 2019), habrá que pagar para ver los partidos. 

Cuáles se verán y cuanto habrá que pagar, dependerá de las ofertas y de los arreglos que haga la AFA, donde todos (Macri/Angelicci, Moyano/Tapia, Tinelli/Tinelli) parecen haber hechos las paces para cerrar el negocio.

A propósito de este hecho nuevo, es una pena que los que a raíz de las cadenas nacionales devinieron exégetas de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual no hayan profundizado en su estudio, para seguir un par de articulitos más adelante, y encontrarse con el artículo 77.

Que no fue podado por el DNU 267/15 pergeñado por Macri y Aguad (¿lo tienen? el mismo del Correo) a pedido del Grupo Clarín para mutilar de un hachazo todos los artículos de la ley de medios que le molestaban.

Pues bien, el susodicho artículo dice (en lo que acá nos interesa) lo siguiente: "Derecho de acceso. Se garantiza el derecho al acceso universal -a través de los servicios de comunicación audiovisual- a los contenidos informativos de interés relevante y de acontecimientos deportivos, de encuentros futbolísticos u otro género o especialidad. 

Acontecimientos de interés general. El Poder Ejecutivo nacional adoptará las medidas reglamentarias para que el ejercicio de los derechos exclusivos para la retransmisión o emisión televisiva de determinados acontecimientos de interés general de cualquier naturaleza, como los deportivos, no perjudique el derecho de los ciudadanos a seguir dichos acontecimientos en directo y de manera gratuita, en todo el territorio nacional." (las negritas son nuestras)

Para garantizar esos derechos, el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual debía elaborar (previa audiencia pública, con la participación del Defensor del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual) un listado anual de acontecimientos de interés general para la retransmisión o emisión televisiva, a los fines contemplados en el artículo: garantizar el acceso univrsal, directo y gratuito a los mismos; por más derechos exclusivos de televisación que se pacten; como los que está por cerrar la AFA para el fútbol.

La ley -como dijimos- está vigente en éste punto, pero Macri no propuso al nuevo Defensor del Público tras el vencimiento del mandato de Cynthia Ottaviano; y suprimió el Consejo Federal en el que estaban representados las provincias, la CABA, los prestadores comerciales privados, los prestadores sin fines de lucro, las universidades nacionales, los medios públicos, los sindicatos de los trabajadores de las actividades audiovisuales, los pueblos originarios y las sociedades gestoras de derechos de los artistas y músicos.

Pese a eso, Macri podrá hacer lo que le plazca con el "Fútbol Para Todos", pero está obligado a cumplir la ley de medios en el artículo  77, y garantizar los derechos que el mismo establece.

Claro que no guardamos muchas esperanzas de que lo haga; porque así como no hay más cadena nacionales, todo indica que tampoco tendremos fútbol gratis por TV. Cambiamos.