LA FRASE

"SI EL GOBIERNO NO BAJA LA PRESIÓN TRIBUTARIA, NOS VEREMOS OBLIGADOS A SEGUIR EVADIENDO Y FUGANDO LA PLATA DEL PAÍS, Y EN UN PAR DE AÑOS ESTAREMOS PIDIENDO OTRO BLANQUEO DE CAPITALES." (MIGUEL ACEVEDO)

miércoles, 22 de febrero de 2017

SE AGRAVAN LOS PROBLEMAS DE ÓPTICA EN EL PAMI SANTA FE: EL DIRECTOR YA NO PUEDE LEER LAS RESOLUCIONES


Acá Marinelli (el encargado local del PAMI designado por la gestión de "Cambiemos") dice que la Defensoría del Pueblo de Santa Fe no tiene nada que hacer en el PAMI.

Debe ser porque no leyó la Resol 2235 (completa acá), por la que se hace el convenio con las Defensorías del Pueblo provinciales, que le da un marco institucional a los reclamos que antes se atendían igual. El tema es que ahora no le dan pelota a la Defensoría, pero tampoco a los reclamos de los afiliados: una de cal, y la otra también. 

Respecto a las ópticas, con solo llamar al PAMI y preguntar por esas prestaciones los empleados te dicen que ópticas está cortado y sólo atiende la de AMUR; siendo un misterio lo que hacen los afiliados de otras localidades que dependen de Santa Fe, como Tostado, pongámosle: ¿se compran todos bastones blancos?

Los reintegros a los que se refiere Marinelli en la nota demoran un mínimo de 90 días, y no les devuelven a los afiliados todo lo que gastaron, sino solo un parte: políticas de redistribución del ingreso, que le dicen.

Como la de haber gastado el año pasado a pedido de Corral $ 70.000 (la cifra mágica de "Cambiemos", parece) en el festejo del Día del Jubilado; pese a que ATE les cedió el predio sin cargo, y a lo viejos les pidieron que llevaran la comida porque era a la canasta. (Más información aporta acá Gustavo Castro, en el blog de Nicolás Lovaisa).


Encima parece que el amigo Marinelli tendría -dicen- el boleto picado, porque les pidió a los prestadores "aportes patrióticos" para la campaña del PRO (decir "retornos" queda feo, eso era con Matilde Menéndez o Alderete), y no les llegaron a los que les tenían que llegar; y por eso desde Buenos Aires le soltaron la mano.

¿Será?

No hay comentarios: