LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

sábado, 28 de abril de 2018

Y EL REY ESTABA DESNUDO


No se puede prever hasta donde llegará la corrida, ni el precio del dólar ni cuanto durará, o si puede volver a repetirse. Por lo pronto los bancos y fondos especulativos (que tienen la llave del mercado, junto con los exportadores, porque el gobierno se las dio) ganaron la pulseada: consiguieron comprar barato para desarmar posiciones en pesos y fugar; y sobre el filo de la semana consiguieron además una abrupta suba de la tasa.

Lo que es seguro es que esta nueva devaluación (¿se puede llamar así a una corrida que subió el precio del verde más de $ 0,35 en una semana, o todavía no?) alimentará una espiral inflacionaria que ya venía en alza, por las tarifas y los precios de los combustibles (con otro aumento en gateras, por la suba del petróleo); al tiempo que desnudó todas las vulnerabilidades del modelo de endeudamiento, valorización financiera y fuga de capitales.

La nueva “campaña del miedo”, que apuntaba a los desequilibrios estructurales del modelo que lo hacen insostenible a largo plazo (como el déficit de cuenta corriente), se vio absolutamente confirmada: una suba de tasas en EEUU,  en un contexto -creado por el propio gobierno- de eliminación de todos los controles al flujo de capitales y de todas las restricciones al acceso a las divisas (era para evitar esto el cepo, Roberto, no para que vos no compraras 100 dólares), determina el peor escenario posible, sea que los shocks obedezcan a causas endógenos o externas.

La desconfianza del mercado hacia la capacidad del gobierno de mantener el timón en sus manos es tan obvia, como grande fue el subsidio a la fuga de capitales que representó un dólar sostenido planchado unos días a fuerza de entregar reservas; para terminar subiendo la tasas de interés de las LEBACS al nivel exigido por los bancos, para contenerlo: el síndrome de la frazada corta, que agregará recesión donde ya hay alta inflación.

Alguno podría preguntarse (de hecho conocemos varios que lo han hecho) como es posible que le hagan esto a éste gobierno que les dio todo. Dicen: se entiende que nos lo hicieran a nosotros, porque no nos querían, pero a estos cosos no.

Ni falta hace aclarar que el capital no tiene patria, ni bandera ni amistades ni compromisos, y es lo más cobarde que hay: al menor síntoma de que Macri puede perder el control del proceso (como por ejemplo la disputa en el Congreso por las tarifas, que puede terminar en un previsible veto costoso en términos políticos), se lo facturan acelerando la fuga y disparando el dólar.

O cobrándole muy caro los "certificados de buena conducta" para "pertenecer" (pasar a "mercado emergente", ingresar a la OCDE) y que llegue al fin, la prometida "lluvia de inversiones". Ver tuits relacionados de abajo.

Ya se le estaba angostando al gobierno el canal del endeudamiento externo, y en paralelo se le achicó considerablemente el margen político y social para reemplazarlo por una profundización del ajuste: llamar en ese contexto a Cavallo para pedirle consejos de política económica revelaría que el "mejor equipo de los últimos 50 años" no es tan brillante como pensábamos.

Lo que incluye a su aparato comunicacional: cuando las “efectividades conducentes” golpean, al duranbarismo se le caen las naranjas de los malabares, que se estrellan contra el duro piso de la realidad. 

Para colmo, inmunes a la cantada de cuarenta que les hizo el "Chivo" Rossi en el Congreso sobre los riesgos que encierra la apelación al honestismo, quisieron volver a poner en tapa los bolsos de López; y resulta que la primera transferencia comprobable de las coimas se la hicieron a través del banco que era entonces del tesorero de Boca.

El 2019 está lejos todavía, pero como van las cosas, está más lejos para el gobierno, que para la oposición: de seguir las cosas por este rumbo, es oportuno preguntarse cual sería el discurso de campaña de los candidatos oficialistas (sean Macri, Vidal o cualquiera), o que es "lo bueno a conservar" del actual gobierno. ¿Apelarán acaso a la “campaña del miedo al retorno del populismo”, y en tal supuesto, les alcanzará con eso?

Lo concreto es que con blindaje mediático y todo, el tarifazo, la disparada del dólar y sus previsibles consecuencias sobre la inflación y el malhumor social, han dejado en claro que el rey estaba desnudo, y lo que se puede ver no es muy halagüeño.

Claro que siempre existirán pudorosos que prefieren no mirar, y seguirán con lo suyo. Tuits relacionados:

1 comentario:

Anónimo dijo...

Todos quieren hacerse los mesurados, que las elecciones anticipadas no deberían ni mencionarse, porque la democracia y el orden constitucional tal que cual (democracia y orden constitucional que la banda de contrabandistas offshore se la pasan por el 5to forro del culo).
Pero la realidad real es que a estos hijos de puta les importa una reverenda mierda lo que le vaya a pasar al infeliz que le toque en suerte este "liviana herencia" amarilla.

La oposición ya tiene que empezar a decidir con que quiere encontrarse el primer día de gobierno, estos delincuentes ya decidieron dinamitar todo y ni la Casa Rosada le van a dejar al que venga. Empezó la cuenta regresiva y cada segundo cuenta.