LA FRASE

"LOS ARREPENTIDOS DE HABERLO VOTADO AL INGENIERO MACRI NO TIENEN QUE DIRIGIRSE A MÍ JUZGADO, SINO A LA CASA ROSADA, O EN SU DEFECTO A LA CÁMARA NACIONAL ELECTORAL." (CLAUDIO BONADÍO)

lunes, 23 de abril de 2018

REDETERMÍNAME




Varias veces hemos dicho acá que en materia de obras públicas la demora siempre sale cara, porque si el Estado no logra ejecutarlas en el plazo que establece en los contratos, termina pagando de más por conceptos varios: trabajos adicionales, extracontractuales, reconocimiento de costos financieros o por acopio de materiales; más allá de los sobreprecios que las empresas contratistas cotizan sobre el costo real, o sobre los presupuestos oficiales en cada caso.

Pero además está la "redeterminación de precios", un mecanismo de indexación de los costos de la obra pública establecido en la provincia por la Ley 12.046 durante el segundo gobierno de Reutemann, y "facilitado" por los gobiernos del Frente Progresista. 

De acuerdo con esas normas, el Estado reajusta periódicamente el valor de los contratos, por lo que termina pagando por las obras mucho más en términos nominales que los montos originales de adjudicación, sin que a su vez eso signifique acelerar los plazos para que las obras se terminen; como se puede comprobar a continuación con algunos ejemplos que nosotros elegimos, de obras "emblemáticas" de las gestiones de Binner, Bonfatti y Lifschitz: 

* Nuevo Hospital Iturraspe: adjudicado el 1º de diciembre del 2016 (en su etapa actual) por el Decreto 4185 a la UTE formada por Mundo Construcciones S.A., DINALE S.A. y PECAM S.A. por un monto de $ 530.098.342,89, con 720 días de plazo de obra, y para ser finalizada el 12 de diciembre de éste año.

Según la Resolución 207 del MOP (Ministerio de Obras Públicas de la provincia) del 5 de abril, la obra (que tuvo tres redeterminaciones de precios solo en lo que va de éste año) costaba en octubre del 2017 $ 658.327.752,21, y transcurridos 10 meses de los 24 de obra, quedaban pendientes de ejecutarse $ 504.928.995,18. O sea que el precio del contrato aumentó un 24,19 % en 10 meses, y quedaba por ejecutarse el 76,70 % del nuevo valor contractual, transcurrida casi la mitad del plazo de ejecución del contrato.

* Nuevo edificio del Instituto Superior Nº 12: adjudicado por el Decreto 1552 del 28 de junio de 2016 a COEMYC S.A. por $ 49.498.375,81, con un plazo de ejecución de 360 días, para ser terminado el 28 de julio del año pasado.

Según la Resolución 136 del MOP del 21 de marzo, la obra (que tuvo cinco redeterminaciones en lo que va del año, después de haber sido inaugurada por Lifschitz el año pasado), a enero del año pasado el monto del contrato había ascendido a $ 55.822.451,01, un 12,77 % más en siete meses.

* Refacciones en Casa de Gobierno: obra adjudicada el 12 de septiembre del 2016 por el Decreto 2331 a DYSCON S.A. – DEL SOL S.R.L. – MEM INGENIERÍA S.R.L. por $ 37.563.181,05; con un plazo de ejecución de 300 días, para ser finalizada el 2 de septiembre del año pasado.

La obra tuvo dos redeterminaciones en los que va de éste año, y según la Resolución 58 del MOP del 16 de febrero pasado, el contrato pasó a costar $ 44.905.196,96 en abril del año pasado, un aumento del 19,54 % en cinco meses transcurridos desde que se iniciaron los trabajos; que aun no terminaron pese a que el plazo de finalización se venció hace siete meses. Y encima cuando llueve se inunda.

* Acuario de Rosario: obra adjudicada en su última etapa el 14 de marzo del año pasado por el Decreto 500 a DINALE S.A. (la misma empresa que construyó todas las etapas anteriores) por $ 38.757.7575,06, con un plazo de ejecución de 360 días, para ser finalizada el 27 de marzo de éste año.

La obra tuvo cinco redeterminaciones de precios éste año (cuando Lifschitz la inauguró), y de acuerdo con la Resolución 199 del MOP del 5 de abril, a octubre del año pasado el contrato había pasado a costar $ 48.964.095,89, un 26,33 % más en siete meses desde que comenzaron los trabajos.

* CEMAFE: La cuarta y última etapa de la obra fue adjudicada el 10 de abril de 2014 a DINALE S.A. y PECAM S.A. por $ 61.467.154,58, con un plazo de ejecución de 360 días para ser finalizada el 26 de mayo del 2015 (fue inaugurada el 20 de diciembre del 2017, es decir 31 meses después de lo previsto).

Después de haber sido inaugurada, la obra tuvo una redeterminación de precios aprobada el 22 de marzo de este año por la Resolución 187 del MOP, que establece que el nuevo precio del contrato en abril del 2016 era de $ 127.431.323,67: un 107,32 % de aumento en 23 meses, de los cuáles 19 transcurrieron antes de la devaluación resultante de la salida del “cepo” cambiario.

* Museo del Deporte de Rosario: obra adjudicada el 23 de octubre del 2014 por el Decreto 3562 a EDECA S.A. por $ 78.999.288,74, con un plazo de ejecución de 360 días, que debían finalizar en octubre del 2015.

Tres años después, la obra tuvo tres redeterminaciones de precios solo en lo que va del 2018, y de acuerdo con la Resolución 115 del MOP del 20 de marzo, el contrato pasó a ser de $ 122.271.781,14 en abril del 2016: un 54,77 % de aumento en 18 meses, 14 de los cuáles -al igual que en el caso del CEMAFE- transcurrieron antes de la devaluación inicial de Macri. Ni queremos pensar en las redeterminaciones de precios que reflejen la inflación posterior.

* Complejo cultural “El Molino”: obra adjudicada el 27 de marzo del año pasado por el Decreto 551 a PECAM S.A. por $ 114.835.259,96, con un plazo de ejecución de 540 días para finalizar la obra en enero del año que viene.

En lo que va de éste año la obra tuvo tres redeterminaciones de precios, y de acuerdo con la Resolución 200 del MOP del 5 de abril pasado, el contrato se elevó en octubre del 2017 a $ 136.069.902,91: un aumento del 18,49 % en apenas tres meses desde que comenzaron los trabajos, todos del 2017.

* Nuevo edificio de los tribunales penales de Santa Fe: obra adjudicada por el Decreto 3801 del 3 de noviembre del 2015 a COCYAR S.A. por $ 115.985.472,15, y un plazo de ejecución de 900 días, para ser terminado en junio de éste año (la estructura de hormigón armado).

En lo que va del 2018 la obra tuvo cuatro redeterminaciones de precios, y de acuerdo con la Resolución 130 del MOP del pasado 21 de marzo, el contrato pasó a costar $ 139.890.641,22 en enero del 2016: un aumento del 20,61 %, en solo un mes, justo el de la devaluación de Macri al levantar el “cepo”.

Cifras para poner en perspectiva los dichos de los funcionarios provinciales de estar ante "el mayor plan de infraestructura de los últimos 50 años". 

No hay comentarios: