LA FRASE

"LA DEMORA EN LA APROBACIÓN DEL NUEVO ACUERDO CON EL GOBIERNO ARGENTINO TIENE QUE VER CON LOS PROCEDIMIENTOS INTERNOS DEL FMI; NO ESTÁ RELACIONADA EN MODO ALGUNO A LA CARTA DE ESE TAL MORENO." (CHRISTINE LAGARDE)

viernes, 20 de abril de 2018

AND THE WINNER IS...SIEMPRE LA MISMA


Lo habían anticipado los empresarios Pymes santafesinos del clúster de empresas tecnológicas radicadas en el polo desarrollado en torno al CERIDE: el gobierno provincial eligió adjudicarle ala multinacional Everis S.A. la provisión, instalación y puesta en funcionamiento de un software para los hospitales provinciales dependientes del Ministerio de Salud.

Y como lo muestra el decreto de apertura, estaban en lo cierto: Everis se quedará con un contrato millonario en dólares (aun considerando el descuento que ofreció para que le adjudicaran todos los renglones); que al tipo de cambio de ayer son casi 194 millones de pesos.

Para llegar al mismo y como también lo cuenta el decreto, fueron quedando en el camino varias de sus competidoras, cuyas ofertas fueron desestimadas de entrada, o no llegaron a la instancia del sobre Nº 2 con las propuestas económicas. Entre ellas, la de las empresas locales, agrupadas en una UTE.

Tal como lo hemos señalado acá, no es la primera vez que esta empresa se queda con un contrato del gobierno provincial: en enero del año pasado se quedaron -por contratación directa- con el programa de Gestión Documental del gobierno; y en febrero de éste año (días después que se la preseleccionara en la licitación de los hospitales), se quedó con la instalación de la plataforma denominada Gestor Documental Electrónico, también en forma directa; en éste caso "por especialización y capacidad técnica comprobada".

Nótese el contrasentido de adjudicar un contrato en forma directa por esa razón, y al mismo tiempo estar promoviendo una licitación pública (lo que supone que puede haber más de una empresa en condiciones de prestar los servicios requeridos); que "causalmente" termina ganando la misma empresa.

Empresa que además -según consta en los decretos anteriores- fue contratada por el gobierno de Santa Fe por venir prestando satisfactoriamente servicios similares para el gobierno nacional (que financió los dos primeros contratos con Everis), el de la provincia de Buenos Aires y el de la ciudad autónoma. Es decir, una empresa "M".

Y ahora también una empresa "S". ¿O esa de las letras solo corre con la "K"?

No hay comentarios: