LA FRASE

"LA DEMORA EN LA APROBACIÓN DEL NUEVO ACUERDO CON EL GOBIERNO ARGENTINO TIENE QUE VER CON LOS PROCEDIMIENTOS INTERNOS DEL FMI; NO ESTÁ RELACIONADA EN MODO ALGUNO A LA CARTA DE ESE TAL MORENO." (CHRISTINE LAGARDE)

jueves, 26 de abril de 2018

DE ESTO NO SE HABLA MÁS, O SE HABLA POCO


Hay que reconocerles a los tipos que son muy ingeniosos, o nosotros somos muy boludos. O una mezcla de las dos cosas.

Cuando los estaba tapando el agua del quilombo de los tarifazos salieron con un conejo de la galera, y nos pusieron a todos a discutir sobre los impuestos que gravan los servicios; desatando una competencia para ver quien proponía rebajar o rebajaba más impuestos o tasas municipales, como si ése fuera el problema.

Es cierto que es muy posible que la jugada tenga vuelo corto como otras que vienen ensayando desde diciembre para acá, como la del "feminista menos pensado" que "da luz verde" al debate del aborto o propone "igualdad de género en las relaciones laborales", para imponer una "agenda progresista": todo indica que cuando lleguen las nuevas facturas de los servicios con la rebaja impositiva incluida, igual sigan siendo impagables y el recorte sea ínfimo.

Sin embargo, mientras tanto consiguen su objetivo de poner el foco en los ingresos del Estado para desfinanciarlo (sin decir como van a cubrir el bache), y no en las empresas que prestan los servicios (sobre todo donde éste es concedido a privados), en las generadoras y transportadoras o en las petroleras a las que les fijaron un precio exhorbitante en dólares del gas en boca de pozo.

Y así, posando los ojos allí, verían como crecen sus facturaciones y sus ganancias, al ritmo de los tarifazos. Porque de eso se trata todo esto: de miles de millones de pesos que salen de tu bolsillo, y van a para a los de ellos, como se ve en el cuadro de apertura; elaborado por el economista rosarino Sergio Arelovich.

Ahí se expone la evolución de la facturación de algunas de las principales empresas energéticas entre 2015 (es decir, cuando regían los subsidios) y 2017 (cuando impactaron los tarifazos): los números son contundentes y la variación es impactante a favor de las empresas, por encima de cualquier indicador público o privado de inflación, ni hablemos ya de la comparación con la evolución de los salarios.

Tampoco es casual (como decíamos acá) que en el listado encontremos empresas de amigos/testaferros del presidente Macri como Marcelo Mindlin (Pampa Energía, Edenor, parte de Transener, Transportadora de Gas del Sur), su "hermano de la vida" Nicolás Caputo (Edesur, Sadesa, Central Puerto), Paolo Rocca y el grupo Techint (Transportadora de Gas del Norte) y Alejandro Bulgheroni (Panamerican Energy), entre otros: por el contrario, es consustancial al modelo político y económico puesto en marcha del país en diciembre del 2015.

¿Se entiende, entonces, la necesidad de Macri, Vidal y todo el gobierno y "Cambiemos" de tenernos entretenidos discutiendo sobre el IVA, Ingresos Brutos o las tasas municipales al gas o a la electricidad?

No quieren que reparemos en esto, que es el corazón del problema: los siderales aumentos de los servicios (en éste caso de la electricidad) tuvieron por objeto enriquecer aun más a estos "empresarios M" (o de todas las letras, en algunos casos), sin que correlativamente inviertan parte de esas fenomenales ganancias, en mejorar los servicios.

Por eso es falso cuando nos dicen que el problema es que ahora "se sinceró el costo de la energía", no señor: lo que pasó es que se dolarizaron sus precios; pero los costos de producir, transportar o distribuir energía lejos de transparentarse, siguen guardados bajo siete llaves; aunque los balances de las empresas, el valor de sus acciones en la Bolsa y sus volúmenes de facturación (de lo que da cuenta el cuadro) nos pueden dar una idea aproximada.

Recordemos a Gioja preguntándole precisamente esto a Aranguren en el Congreso, y a éste respondiéndole que ese (el costo de la energía) era un dato que no le podía suministrar, apelando a sus reflejos adquiridos de CEO de una gran multinacional petrolera. Lo mismo que hicieron sus colegas actuales en las audiencias públicas en las que se discutían los aumentos de tarifas. 

Para ser justos, digamos que no es que nadie lo haya dicho ayer en los debates en el Congreso, como se puede comprobar viendo este video del discurso de Axel Kicillof:


2 comentarios:

Anónimo dijo...

""" propone "igualdad de género en las relaciones laborales", para imponer una "agenda progresista",""" tiene escondida la esclavitud domiciliaria de los '60... conocí una familia q se deslomaba tejiendo para un 3º q les pagaba a destajo... tanos traidos engañados x el amado, por ellos, frondizi

súmele q hoy bajo el poncho nos meten la ley del arrepentido, seguramente a la brasilera, y ya me imagino al sangucherito arrepintiéndose y acusando a todxs sus ex-compañeros, arrasando con la verdad por una absolucion de sus reales, quien sabe cuales, pecados.
pero lo peor dejándonos con mas tiempo de yugo, saqueados por estos Alí Babá despiadados

Miguel Iglesias dijo...

Compañeros de ese cuadro surge que hay compañías, la mayoria, que aumentaron su facturación muy por encima de cualquier índice. Pero PAE, que acapara mas del 60% del total, lo auemntó por debajo de la inflación.