LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

domingo, 21 de febrero de 2016

"CONDICIÓN POSITIVA"


Un juez extranjero que anunció ya su decisión de jubilarse (decisión que debería haber tomado hace ya muchísimos años) extorsiona al Congreso argentino para que sancione una ley derogando otras dos, antes del 29 de febrero, es decir en poco más de una semana.

El presidente argentino (que recién convocó a extraordinarias hace unos días, y para tratar otros asuntos) ni siquiera envió aun el proyecto al Congreso, del mismo modo que tampoco se conocen los detalles finos de la propuesta argentina a los fondos buitres, sino sus rasgos generales.

Peor aun: el gobierno argentino ha dicho ante el juzgado de Griesa que "Argentina no se niega a negociar más allá de los términos de la propuesta pública", o sea que la oferta -ya de por sí generosísima- hecha a los buitres puede ser mejorada para convencer a Paul Singer y los que no la aceptaron.

Con lo cual derogar ahora la ley cerrojo y la de pago soberano es dejar sentadas las bases para que el gobierno tenga un cheque en blanco, y negocie (es un decir) como mejor le parezca; mas cuando desde Macri para abajo, todos los funcionarios están diciendo que es el pre-requisito indispensable para que el país vuelva a crecer: Paul Singer no podría pedir más. O sí, porque seguro se lo darán.

 Quizás lo que en realidad le parezca positivo al Jefe de Gabinete sean estos párrafos de la resolución de Griesa: "Para decirlo de forma simple: la elección de Macri como presidente cambió todo, terminó con el reinado de doce años del anterior partido gobernante liderado por Cristina Kirchner”, “La elección de Macri marcó un punto de quiebre en la actitud y accionar del país”, sostuvo el magistrado, al diferenciarlo del accionar del gobierno anterior donde “los acreedores debieron aceptar severas quitas en el valor de sus bonos o involucrarse en esfuerzos infructuosos para embargar activos”. Griesa cuestionó además la retórica kirchnerista: “Nunca buscaron seriamente acordar, se ocuparon de llamar a los litigantes ‘buitres’ o ‘terroristas financieros’”.
La medida cautelar original explícitamente le dio a esta corte el poder para modificarla y enmendarla como fuera necesario para conseguir sus objetivos y para dar cuenta de los cambios de escenario”. (las negritas son nuestras)
O sea si no entendimos mal, Griesa apostaba al triunfo de Macri, y ahora lo celebra. Se entiende la alegría de Peña.

2 comentarios:

Neomontonero dijo...

¡Ay, qué sensible que es el octogenario Yanqui! ¡Cómo un Gobierno Sudaca va a llamar buitres o terroristas financieros a distinguidos "magos de las finanzas" como Paul Singer y Mark Brodsky!

En fin...
...¿no se supone que un juez debe ser imparcial? ¿O aparentar serlo, al menos?

Anónimo dijo...

“los acreedores debieron aceptar severas quitas en el valor de sus bonos o involucrarse en esfuerzos infructuosos para embargar activos”.
Un indiscutible gran reconocimiento a Nestor y Cristina.
El Colo.