LA FRASE

"ESTAMOS EVALUANDO QUE POSTURA ADOPTAR FRENTE A LA REFORMA LABORAL QUE PLANTEA EL GOBIERNO; PARA LO CUAL HEMOS CONSULTADO EL KAMASUTRA." (JUAN CARLOS SCHMID)

lunes, 29 de febrero de 2016

LE PIDEN A MACRI MÁS PRUEBAS DE AMOR


Decíamos días pasados acá que “...el gobierno de Macri apelaba al acuerdo con los fondos buitres como "la bala de plata" a través de la cual espera lograr el despegue económico del país, basándose en la idea de que salir del defáult decretado por Griesa significaría "un shock de confianza" que haría llover los dólares al país, y estos serían el combustible para el despegue.

Como fuere, ahora que todo indica que el gobierno estaría cerca de lograr su propósito acordando con los fondos más duros (en qué términos es aun un misterio, pero nos podemos dar una idea) cabe preguntarse si la hipótesis central del macrismo tiene sustento, y a partir de ahora lloverán los dólares. 

Porque lo cierto es que lo mismo dijeron con el levantamiento del "cepo" y la eliminación de las retenciones, pero el monzón de verdes no se produjo: el dólar sigue subiendo (o por lo menos ha pegado un estirón significativo en las últimas semanas), las reservas caen, las exportadoras no liquidan y aumenta la fuga de capitales ("liberación de encajes" lo llaman algunos).

El gobierno dice que necesita derogar las leyes que impedían mejorarle a los buitres las ofertas de los canjes para poder cerrar el acuerdo (y así lo exige Griesa), y tomar nueva deuda para pagar la vieja con Singer y los otros fondos. Con lo que los dólares que entran con ese fin por una puerta (la emisión de deuda) salen por la otra (pagos cash a los "hold outs"); es decir, no mejoran las reservas. De hecho, el levantamiento del "stay" de Griesa las hará caer en casi 3000 millones, al liberar los pagos retenidos durante el gobierno de Cristina.

Todos estos interrogantes requerirían que las autoridades del Banco Central más que exponer sus "metas de inflación" o de "déficit fiscal" explicaran el programa de divisas, es decir de dónde y en qué medida concreta entrarán dólares al país, y cuantos se irán, pero con cifras, no con "expectativas" y sanata sobre la "confianza". ¿Ha evaluado por ejemplo el gobierno pedirles algún compromiso a las mineras de liquidar acá las divisas (recordemos que están parcialmente exentas de hacerlo) a cambio de haberles eliminado las retenciones?

Ya está visto que pese al levantamiento del "cepo", la pronunciada devaluación y la eliminación de las retenciones, no se ha producido el esperado shock exportador (chocolate por la noticia: como si realmente dependiera de esos factores, y no de la demanda mundial); y las cerealeras no cumplieron ni con la mitad del compromiso adquirido con el gobierno de liquidar divisas, pese a los numerosos e importantes "regalitos" recibidos. 

Lo que nos hace preguntarnos, considerando que los dólares que hasta ahora ingresaron no corresponden al ciclo normal de liquidación de las divisas sino a la prefinanciación de exportaciones, ¿cuando se ingrese en las semanas en que esa liquidación debería normalizarse por los tiempos de la cosecha esos "beneficios" (no tener plazos para liquidar, depositar los dólares en los bancos) se mantendrán, permitiéndoles quedarse con la llave del precio del dólar?..."

Al respecto, leemos hoy en ElCronista: “A las compañías no les alcanza con que haya cambiado el gobierno y que Macri se muestre más amigable con el sector privado. Aplaudieron decisiones como la eliminación del cepo cambiario, la quita de las retenciones a las economías regionales y a la minería; la recomposición tarifaria para la energía eléctrica y el desmantelamiento del sistema de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), pero estas señales no son suficientes como para que las empresas decidan ingresar dólares al país para invertir.

Macri deberá sortear este año varios temas clave para garantizar que podrá corregir los desequilibrios internos y ganar credibilidad. El conflicto con los holdouts se ubica en primer lugar, pero también debe garantizar gobernabilidad en el Congreso y mostrar que puede encaminar las negociaciones paritarias sin desbordes.

La posibilidad de normalizar el giro de utilidades, además de saldar el stock de dividendos y deuda comercial, es otra de las ventajas que este Gobierno le dio a las empresas. Sin embargo, todavía el permiso es a cuentagotas, ya que la oferta de dólares es todavía muy escasa. La promesa que recibieron los empresarios es que en junio se normalizará la situación y podrán girar los dólares que deseen, pero dependerá del éxito que tenga el Gobierno en la resolución con los holdouts y de cuántas divisas obtengan luego vía colocación de deuda en el exterior. También influirá el ingreso de dólares por la cosecha gruesa a partir del mes próximo, aunque existe mucha cautela en el sector por factores climáticos.

En el sector minero, donde también hay mucho por invertir y recientemente fue beneficiado por la eliminación de las retenciones, tampoco prevén desembolsos rápidos.” (las negritas son nuestras)

En el texto transcripto está la respuesta a nuestro interrogante sobre las mineras: ni les pidieron contraprestación a cambio de la eliminación de las retenciones, ni están dispuestas a darla voluntariamente a cambio. Y en ésta nota de Ambito de hoy, también está la respuesta a nuestra preguntonta sobre los “regalitos” a las exportadoras: no solo siguen, sino que se acrecientan.

No conformes con estar exentos de plazos para liquidar las divisas, y favorecidas por la posibilidad de depositar sus dólares en los bancos, podrán acceder a los dólares ya depositados en los bancos (que son parte de las reservas) cuyos encajes el gobierno rebajó del 50 al 20 %, para prefinanciar exportaciones: menos dólares que entran, más dólares de los que están que se van.

Y la preguntonta central que nos formulábamos días pasados (cuántos dólares vendrán, y de donde, para compensar los que se van y se seguirán yendo) sigue sin respuesta, o parece el juego del Gran Bonete: unos dicen que de las exportadoras, que piden prefinanciación y mientras tanto no liquidan, otros dicen que del acuerdo con los buitres y la emisión de deuda, pero esa nueva deuda es para pagarles a los propios buitres, o para cerrar el agujero fiscal (agrandado por medidas del gobierno como la eliminación o rebaja de retenciones y otros impuestos); sin que los funcionarios del gobierno –del presidente para abajo- acierten a dar dos veces seguidas la misma explicación al respecto.

Porque a su vez dicen que cuando cierren con los buitres, las multis (que están sacando sus dólares del país tras el levantamiento del cepo, no trayéndolos) traerán dólares al país, pero vemos que ellas mismas (las que están y las que podrían venir) dicen que por ahora no, porque le exigen a Macri más pruebas de amor: planchar las paritarias, más ajuste fiscal, pasar por el Congreso todo lo que haga falta. Y después que haga todo eso, en el 2017 charlamos.

Y para colmo leemos en BaeNegocios que la devaluación y la reducción de cinco puntos en las retenciones operan como estímulos para incrementar la siembra y producción de soja, lo que (oh, sorpresa: ley de oferta y demanda se llama, muchachos) provocará una baja del poroto de 30 dólares la tonelada promedio; y en consecuencia menos ingresos de divisas al país por esas exportaciones.

Tal parece que el presidente Mau -por usar una imagen remanida- les habló con el corazón, y le estarían contestando con el bolsillo.

2 comentarios:

Sivainvi dijo...

Sobre la quita de retenciones a la mineria: La minera china MCC (Rio negro) echo a mas de 100 empleados....

elro bercone dijo...

En lugar de frase remanida debieron decir citando al ministro de economía de Alfonsín Pugliese...