LA FRASE

"RECHAZAMOS LAS DEPORTACIONES DEL GOBIERNO ARGENTINO A LOS ACTIVISTAS QUE IBAN A LA CUMBRE DE LA OMC; HAY QUE SER TOLERANTES CON LOS QUE PIENSAN DISTINTO, COMO NOSOTROS QUE RECIBIMOS SIN PROBLEMAS A LA DELEGACIÓN DEL SOCIALISMO SANTAFESINO." (DONALD TRUMP)

miércoles, 24 de febrero de 2016

NOS TOMAN POR PELOTUDOS


Leíamos días pasados en El Cronista: "En la era Cambiemos el sistema ya está listo para funcionar aunque de Mauricio Macri para abajo, ningún funcionario dejó constancia de reunión alguna. Pero está la promesa oficial de solucionarlo: con el envío a mediados de año al Congreso de un proyecto de "Ley de Lobby", o de Gestión de Intereses, en la que se pondrá a trabajar el Secretario de Asuntos Políticos y Fortalecimiento Institucional, Adrián Pérez. Según adelantaron en su oficina, ese texto (que iluminaría una actividad no regulada en el país, a diferencia de los Estados Unidos o el más cercano Chile), está en carpeta para después de la presentación de la esperada reforma política, para implementar la boleta única electrónica, y del acceso a la información pública en forma de ley. Ambas normas, el ex lilito quiere tenerlas pulidas en marzo para remitirlas al Parlamento.

Ahora bien: ¿Qué es el lobby? Eso lo determinará la letra chica de la ley. La normativa chilena, por ejemplo, diferencia "gestores de intereses particulares", sujetos con intereses para influir en una decisión oficial (modificar un proyecto, forzar una política pública); de "lobbistas", ídem anterior pero que reciben una remuneración a cambio. En la Rosada piensan en reunirlos en un registro para identificarlos, más allá de que cada ministro tenga que publicar su respectiva audiencia.(las negritas son nuestras)

El "sistema" del que habla la nota es el que en su momento dispuso Néstor Kirchner por el Decreto 1172/03, para que se dieran a publicidad en Internet las "audiencias de gestión de intereses" del presidente y los funcionarios del gobierno; es decir cuando reciben a alguien que va a pedir o interceder por un interés específico, sea un grupo empresario, una entidad patronal o dirigente sindical, o de cualquier índole.

Lo que es verdaderamente insólito es que sea este gobierno (del que la nota dice que no cumplió la norma hasta acá) el que pretenda que va a avanzar en el tema, cuando casi todo el gabinete es un completo lobby: el mejor registro que podrían hacer al efecto es el listado de autoridades. A poco de comenzado el gobierno de Macri reseñábamos acá los múltiples casos de "puerta giratoria" que hay en el gabinete (funcionarios que vienen del sector privado, y a él volverán cuando dejen sus cargos), pero advertíamos también en ésta otra entrada que esos casos eran parte de un fenómeno mucho más complejo y grave; que es el asalto liso y llano de las estructuras del Estado por los grandes grupos empresarios y económicos del país y el extranjero.

Y un asalto "quirúrgico", como que está dirigido a blancos precisos que van conquistando con una precisión y velocidad que el gobierno no tiene -ni por asomo- para tomar medidas en favor de los sectores populares que atemperen el peso del ajuste: sólo consultando los diarios del mismo día en que se publicó que el gobierno regulará los lobbies, nos encontramos en El Cronista con que los reguladores oficiales del mercado de las telecomunicaciones (De Godoy y Aguad) viajaron a España para "conversar" con las autoridades de Telecom la venta de la empresa a Fintech, la empresa del socio de Clarín David Martínez. 

Como si fueran gerentes del Grupo Clarín, al que además de limpiarle la ley de medios, le dejaron el camino abierto para ingresar al negocio de la telefonía celular: acá en Página 12 nos cuentan que estos mismos funcionarios removieron todo obstáculo para ello, con la Resolución 64 del Enacom. 

Y también en Página 12 del martes leíamos sobre despidos en la UIF que implican virtualmente desmantelarla, en especial en las áreas dedicadas a investigar las maniobras de lavado de dinero que realizan los bancos: una limpieza llevada a cabo por las nuevas autoridades del organismo, que llegaron a sus puestos tras haber defendido justamente a los bancos en causas judiciales por lavado de dinero promovidas por la propia UIF. Por último hace unos días veíamos acá que lo mismo pasó con el área de delitos cambiarios del Banco Centralas del Banco Central: fue desmantelada a piacere de los propios bancos; y "cajoneados" miles de expedientes con sumarios por violaciones a la ley penal cambiaria.

Si uno no supiera que el neoliberalismo tiene una noción muy particular de la ética y la transparencia en la función pública, y una apreciación "flexible" de las situaciones de conflictos de interés, pensaría que nos están tomando a todos por pelotudos. 

Va acá abajo un cuadrito para suplir el "olvido" de Macri y sus funcionarios de registrar en Internet las "audiencias de gestión de intereses". Sin saber con quiénes y para qué se reunieron, se puede saber como "gestionan intereses":


No hay comentarios: