LA FRASE

"DIGAN LO QUE QUIERAN SOBRE LAS PROTESTAS EN ESTADOS UNIDOS, PERO ALLÁ NADIE PINTÓ EL CABILDO." (MIGUEL BOGGIANO)

viernes, 18 de mayo de 2018

CUESTIÓN DE CONFIANZA



Ahora sabemos que la bomba de las LEBAC’s del “super martes” no la desarmaron con un preciso y cronometrado trabajo de ingeniería del “mejor equipo de los últimos 50 años”, ni con la apelación de Lilita Carrió al patriotismo de los buenos muchachos del campo para que liquidaran las divisas, ni con el magnetismo personal de nuestro presidente ojitos de cielo y su privilegiada relación personal con Donald Trump.

Fueron necesarias otras herramientas, como apelar a la colaboración generosa y desinteresada de algunos fondos buitres amigos de “Toto” Caputo, como los amigazos de Templeton, que trajeron dólares para suscribir más del 75 % de la emisión de los BOTES a 5 y 8 años emitidos el mismo martes, ampliando en unos 73.250 millones de pesos la emisión anterior.

Al día siguiente se publicó en el Boletín Oficial otra resolución de Caputo aumentando la emisión en 100.000 millones de pesos más, con tasas que oscilan entre el 20 y el 21 %, cuando las de la emisión original (de este mismo año) estaban en el orden del 14 y el 16 %, respectivamente: debe haber reclamos de otros fondos similares para prenderse en la movida.

Según se informe, ese 75 % de los 73.250 millones de pesos de la emisión de loa BOTES que sucribió Templeton le representaron traer al país unos 2250 millones de dólares, que al tipo de cambio del martes ($ 24,90 al momento de suscribir) son unos 56.052 millones de pesos.

También se sabe que este mismo fondo fue uno de los que provocó la corrida, saliendo del país cuando el dólar estaba a $ 20,25, desarmando posiciones en pesos para comprar billetes verdes a ese precio de bicoca que le facilitó Sturzenegger, a costillas de todos nosotros.

Supongamos por un momento (cosa muy probable) que Templeton se llevó en abril del país esos mismos 2250 millones de dólares, al tipo de cambio de $ 20,25 por dólar: tuvo que desembolsar unos 45.562 millones de pesos en el mercado de cambios para adquirir las divisas.

Pero luego de forzar (junto con otros) la corrida que disparó al mismo tiempo las tasas y el dólar, los vuelve a entrar a un precio de $ 24,90, suscribiendo los BOTES por un total de 56.052 millones de pesos, como se dijo: la diferencia de 10.490 millones de pesos la ganó en un mes, sin hacer nada.

Pero además “vuelve” para ganar entre cinco y seis puntos de tasa en la nueva emisión de deuda, y siquiera coloca un resto en LEBAC’s al 40 %, es decir 14 puntos más de tasa que cuando se fue. 

¿Cómo no tener confianza en un país que te brinda semejantes oportunidades?

1 comentario:

Anónimo dijo...

y asi es como finalmente Volvimos al mundo !